EL 40º CONGRESO FEDERAL, EN 2021

Ferraz cierra filas con Ábalos tras su cita con Delcy y enfría la reunión de Sánchez y Torra

El jefe del Ejecutivo se verá, dice Narbona, con quien el Parlament "clarifique" que es 'president'. La dirección protege a Ábalos: le respalda, no lo expone más a medios y evita autocrítica

Foto: Pedro Sánchez, con Cristina Narbona y José Luis Ábalos, este 27 de enero en la reunión de la ejecutiva en Ferraz. (EFE)
Pedro Sánchez, con Cristina Narbona y José Luis Ábalos, este 27 de enero en la reunión de la ejecutiva en Ferraz. (EFE)

La "voluntad" de mantener la reunión con el 'president' de la Generalitat se mantiene. Pero ya no está claro ni cuándo será ni con quién se citará Pedro Sánchez. El jefe del Ejecutivo intenta ganar tiempo hasta que se despeje la situación en Cataluña y hasta que el Parlament "clarifique" quién está al frente de la Generalitat.

Es el mensaje que este lunes salió de los muros de Ferraz tras la primera reunión del plenario de la ejecutiva federal del PSOE tras la constitución del nuevo Gobierno de coalición. Una cita muy eclipsada también por el 'caso Ábalos': el encuentro de "unos 20 o 25 minutos" del ministro de Transportes y secretario de Organización, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en el avión el que viajaba esta hace una semana, un incidente sobre el que se han sucedido versiones cambiantes. La dirección decidió resguardar a su número tres, ahorrándole el trago de comparecer este lunes ante los medios —como acostumbraba tras cada reunión de la ejecutiva—, y cerró filas con él, evitando toda autocrítica y culpando a la derecha de alentar "agendas ficticias" que no se corresponden con los intereses de la mayoría de los ciudadanos.

Quien dio la cara ante los periodistas, de hecho, fue la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, y mientras ella hablaba se iban sucediendo los hechos en Cataluña. Al final, la Mesa del Parlament acabó retirando el acta de diputado autonómico a Quim Torra, en correspondencia con los trámites iniciados por el secretario general de la Cámara, el letrado Xavier Muro, obligado a cumplir con el acuerdo de la Junta Electoral Central (JEC). La duda es qué sucede ahora con Torra, si puede seguir siendo 'president' aun sin escaño. El órgano electoral, avalado por el Supremo, le inhabilita como diputado, pero ya advirtió de que la pregunta de si puede continuar en su cargo como jefe del Govern ha de responderla el Parlament. El artículo 67.2 del Estatut señala que el 'president' de la Generalitat "es elegido por el Parlamento de entre sus miembros", pero nada dice si ha de mantener el escaño durante todo el mandato para no perder su cargo.

Narbona recuerda que esa condición de parlamentario es "preceptiva" para ser elegido jefe del Govern, "no lo es para seguir siéndolo"


Narbona recordó que esa condición de parlamentario autonómico es "preceptiva" para ser elegido jefe del Govern, "no lo es para seguir siéndolo". Torra "seguirá siendo o no" 'president', por tanto, "en función" de lo que decida la Cámara catalana. Esto es "diferenciable", por tanto, respecto a su inhabilitación como parlamentario. De modo que, "cuando llegue el momento, el presidente del Gobierno se reunirá con quien sea 'president' de la Generalitat en ese momento, con quien el Parlament haya determinado. Estamos en un momento previo a esa decisión. Esa reunión tendrá lugar y el interlocutor será Torra o bien otra persona, en el caso de que el Parlament decidiera que no sigue siendo presidente de la Generalitat", argumentó la presidenta del PSOE.

Pendiente también la mesa de diálogo

La entrevista, en todo caso, está sin fecha. Sánchez dijo la semana pasada en TVE que la quería situar en "la primera semana" del mes de febrero. Pero, como confirmó Narbona, sigue sin estar fijada. La política madrileña explicó que lo que vaya sucediendo este lunes dará "más información" para que el presidente "adapte su agenda a los cambios que pudieran darse". "No puedo asegurarle que [la reunión] sea exactamente la primera semana de febrero", confesó a los periodistas. La fecha es clave porque después de ese despacho en Barcelona ha de convocarse la mesa entre gobiernos para abordar el futuro de Cataluña, tal y como el PSOE comprometió con ERC. Así que lo único que queda claro es que el presidente se reunirá "con quien sea presidente de la Generalitat cuando tal cosa quede clarificada por la única instancia que puede resolverlo, que es el Parlament". Por la tarde, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, sí dijo que el encuentro se mantendrá porque el Ejecutivo considera que Torra es el 'president'. Tampoco ella dio fecha.

Ábalos recibe "el respaldo pleno de la ejecutiva del partido en un momento en que ha sido objeto de un cuestionamiento en absoluto justificado"

Otra cuestión conexa es la reforma del Código Penal que el Gobierno anunció la semana pasada, que podría rebajar las penas por el delito de sedición, algo que podría beneficiar a los presos del 'procés', entre ellos Oriol Junqueras, jefe de ERC. Narbona informó de que aún no se ha decidido si se tramitará como proyecto de ley, a impulso del Ejecutivo, o como proposición de ley de los grupos. Insistió en que lo único que subyace es el deseo de "acomodar" las distintas figuras contenidas en el Código Penal (sedición, rebelión) al Derecho comparado europeo. Reiteró que no formará parte este tema de la mesa de diálogo entre gobiernos.

Ferraz cierra filas con Ábalos tras su cita con Delcy y enfría la reunión de Sánchez y Torra

Gran parte de la rueda de prensa giró sobre el encuentro de Ábalos con Delcy Rodríguez en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. El ministro dio ayer domingo sus últimas explicaciones —su última versión— en La Sexta, pero el temporal no ha arreciado ni la polémica se ha aplacado. No solo por la crítica de la oposición, sino porque sigue habiendo puntos oscuros en su relato. La dirección optó por resguardarlo y que fuera Narbona la que compareciera, con el argumento de que arranca una nueva etapa en la ejecutiva federal tras la constitución del Gobierno de coalición.

Se ha obrado "de buena fe"

Narbona, a preguntas de los periodistas, señaló que en la reunión de este lunes no hubo más detalles "adicionales" porque la cúpula considera que ha dado "suficiente información" en estos últimos días. La dirigente añadió que el ministro y secretario de Organización "recibió el respaldo pleno de la ejecutiva en un momento en que ha sido objeto de un cuestionamiento en absoluto justificado". La reacción de los miembros de la dirección ha sido de "cariño y apoyo" al número tres, agregó, ante una situación "no cómoda", por estar expuesto a una crítica feroz de la derecha, que construye una "agenda ficticia" para convertir lo sucedido en un "escándalo absoluto". En la reunión de la ejecutiva, no hubo palabras de crítica hacia el ministro, según relataron diversos cuadros a este diario. "Al revés", describía un dirigente. "Apoyo y nada de información", complementaba otro.

Narbona acusa a la oposición de construir una "agenda ficticia" para convertir el 'caso Ábalos' en un "escándalo nacional" y tapar otros asuntos

En línea con lo manifestado en La Sexta, Narbona defendió que España no ha violado el régimen de sanciones de la UE a dirigentes venezolanos como Delcy Rodríguez, que tienen vetada la entrada y el tránsito en suelo europeo. Lo cierto es que el aparato hizo escala y ella incluso se cambió de avión. "La Comisión Europea analizará cómo España ha procedido", pero "se ha obrado de buena fe, evitando" que la vicepresidenta del país latinoamericano "entre en territorio español", actuando en todo momento "de acuerdo con Interior y con las Fuerzas de Seguridad presentes". La presidenta del PSOE no entró a valorar por qué no se impidió al avión en el que viajaba Rodríguez aterrizar en Madrid. Según relató el ministro, el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, le avisó antes de las 22:00 del domingo 19 de enero de que Exteriores había recibido la comunicación de la Embajada venezolana. En ella se informaba de que la número dos de Nicolás Maduro formaba parte del pasaje de esa aeronave que llegó a la capital pasada la medianoche.

Ferraz cierra filas con Ábalos tras su cita con Delcy y enfría la reunión de Sánchez y Torra

Ferraz entiende que oficialmente no hay autocrítica que hacer, "en absoluto", aunque en privado distintas fuentes del partido y del ministerio reconocen que la crisis se ha "gestionado mal" por los cambios de versión de Ábalos y porque se "infravaloró" el impacto mediático de aquel encuentro. Narbona subrayó que el titular de Transportes ha ido "ampliando la información" en estos días, y ha "reflejado" qué ocurrió aquella noche. Además, actuó "conforme" a los compromisos como país miembro de la UE y también teniendo en cuenta la "relación con el Gobierno de Venezuela", que sigue siendo el Ejecutivo con el aparato de poder en sus manos, y la colonia de españoles en el país caribeño. Hay que "cuidar la relación entre ambos gobiernos", "habiendo puesto por delante" que España quiere elecciones democráticas y libres en Venezuela, y que reconoce como legítimo al presidente encargado, Juan Guaidó. Son cuestiones, por tanto, "extremadamente delicadas". Ya Sánchez afirmó el pasado sábado, en su muestra de respaldo a Ábalos, que lo que había intentado y logrado es evitar una "crisis diplomática". La política añadió que el partido "no tiene información" de una supuesta reunión entre el jefe del Ejecutivo y Rodríguez, sobre la que ha especulado la prensa venezolana.

Reunión de la ejecutiva federal del PSOE, este 27 de enero en Ferraz. (EFE)
Reunión de la ejecutiva federal del PSOE, este 27 de enero en Ferraz. (EFE)

Narbona concedió, no obstante, en que "siempre es mejorable" lo que el Gobierno haga "en materia de comunicación", pero insistió en que quien ha querido convertir esta polémica en "escándalo nacional" es la derecha, porque no desea que se hable, por ejemplo, del aumento del salario mínimo. "¿A quién le interesa que sigamos hablando del paso de la vicepresidenta de Venezuela? A la inmensa mayoría de ciudadanos, en absoluto". La presidenta del PSOE recordó, además, que España impulsó tanto el reconocimiento de Guaidó —a quien Sánchez no quiso recibir el sábado, lo hizo en su nombre la titular de Exteriores, Arancha González Laya, y no en la sede de su departamento, sino en la Casa de América—, como el grupo de contacto en la UE. Para el PSOE, la oposición pretende "deslegitimar" al Gobierno, lanzando "tinta de calamar", y el Ejecutivo, por su parte, comunica "con hechos", con "decisiones", y no "con palabras".

Ferraz cierra filas con Ábalos tras su cita con Delcy y enfría la reunión de Sánchez y Torra

Antes que Narbona, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, había salido al rescate de Ábalos, al negar de forma tajante una "crisis" por el polémico encuentro en Barajas. Lo que sí ha habido, a su juicio, es la utilización de instituciones "estrictamente nacionales", como el Ayuntamiento o la Comunidad de Madrid para hacer "política exterior", algo que no está entre sus competencias, informa EFE. Por la tarde, Calvo mantuvo la defensa de Ábalos y criticó que la oposición piense más en Venezuela que en los problemas de los españoles. "Hace falta respeto a nuestra política de trabajo en el mundo y también con Latinoamérica. Lo que hace falta en Venezuela es que los ciudadanos reafirmen su democracia y resuelvan con la ayuda del concierto internacional su situación interna", remachó.

La ejecutiva convoca comité federal para el 15 de febrero

La ejecutiva del PSOE decidió este lunes convocar al máximo órgano de poder entre congresos, el comité federal, para el sábado 15 de febrero. Será la primera vez que se cite desde el pasado 28 de septiembre, en plena precampaña de las generales del 10-N. 

Además, también se ha despejado otra cuestión importante: el 40º Congreso Federal del PSOE no se celebrará en todo 2020. Queda, pues, para 2021, tal y como había avanzado este diario. Aún no hay fecha fijada, pero podría ser en la primavera o ya en el verano. Los estatutos imponen que se reúne el congreso ordinario entre el tercer y cuarto año posterior a la celebración del último cónclave. El anterior tuvo lugar entre el 16 y el 18 de junio de 2017, en Madrid

La cúpula ha decidido despejar esa duda definitivamente para parar todos los movimientos internos y hacer que el partido se centre en dar su respaldo al Ejecutivo. Cristina Narbona indicó que 2020 ha de ser el año de la "consolidación" del Gobierno de Pedro Sánchez. También se explica porque este es un año "parcialmente electoral", puesto que con seguridad habrá comicios autonómicos en Galicia y Euskadi y puede que en Cataluña. La dirigente afirmó que es "prematuro" avanzar que Sánchez buscará revalidar su mandato como secretario general, aunque no hay dudas de que repetirá. 

 

Lo que no tiene fecha es el consejo de política federal del PSOE, el órgano que reúne al líder del partido con sus barones. 

Ahora arranca, pues, una nueva etapa en la que la dirección federal "complementará, apoyará y difundirá" lo que hace el Ejecutivo de coalición. La comisión permanente (el núcleo duro de dirección) se reunirá todos los lunes y, una vez al mes, se convocará el plenario de la ejecutiva. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios