SE DESDICE DE LA CARTA

El exnúmero dos de Policía dice que contrató a la firma de Villarejo sin saber que era suya

Tras abandonar el cuerpo en 2004, Pedro Díaz-Pintado fue fichado como jefe de Seguridad por la constructora Grupo Dico y contrató los servicios de Cenyt, empresa de Villarejo

Foto: El comisario jubilado José Manuel Villarejo
El comisario jubilado José Manuel Villarejo

Pedro Díaz-Pintado, exdirector Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional entre 1996 y 2004, ha asegurado este jueves ante la Audiencia Nacional que durante los ocho años que estuvo en el cargo no supo que el comisario jubilado José Manuel Villarejo tuviese un negocio empresarial, explican fuentes jurídicas presentes en su declaración como testigo. Díaz-Pintado se desdice así de la carta que firmó en enero de 2018, en la que sostenía que Villarejo utilizaba su "actividad empresarial de cobertura" para poder ejercer como "agente policial encubierto", labor que él mismo calificó como "eficaz, reiterada y satisfactoria".

Tras abandonar el cuerpo en 2004, Díaz-Pintado fue fichado como jefe de Seguridad por la constructora Dico y contrató a Cenyt, empresa de Villarejo, pero este jueves también ha tratado de desmarcarse de este hecho. Según ha afirmado, Villarejo le recomendó la empresa diciéndole que eran buenos detectives y que la llevaba Rafael Redondo, su socio en el entramado empresarial, pero en ningún momento supo que él se encontraba tras la misma. Podemos, que ejerce como acusación popular en la causa y no está conforme con su explicación, ya ha avanzado que pedirá investigar los trabajos de Cenyt para esa mercantil.

Díaz-Pintado se desvincula así de su antecesor en el cargo, Agustín Linares, que ejerció como DAO entre 1986 y 1994. En 2018, él también firmó una carta similar a la de Díaz-Pintado en la que justificaba esa doble labor empresarial y policial de Villarejo. Este lunes, en su declaración como testigo ante la Audiencia Nacional, Linares ratificó el contenido de la misma y, según explicó al magistrado Manuel García-Castellón, tanto el director de la Policía de entonces, Carlos Conde Duque, como el ministro del Interior, José Luis Corcuera, eran conscientes de la situación "especial" de Villarejo como agente encubierto, pero negó que se sirvieran de sus empresas para labores policiales.

Tras las declaraciones de Linares y Díaz-Pintado, ahora queda por celebrarse el próximo 28 de enero la del que fuera director Adjunto Operativo de la Policía Nacional entre 2008 y 2016, Eugenio Pino, que también firmó una carta similar y, a diferencia de los dos anteriores, figura como imputado en la pieza del espionaje a Bárcenas.

El aviso del juez a Díaz-Pintado

En la declaración de este jueves, el juez Manuel García-Castellón ha recordado incluso a Díaz-Pintado la obligación que tienen los testigos a decir la verdad, advertencia que se ha producido después de que el exDAO negara una y otra vez el contenido de la carta que él mismo firmó en 2018. Aunque ha reconocido su rúbrica, ha asegurado que no tuvo en cuenta la trascendencia de la misiva y que sólo puso como condición que el resto de los DAO también apoyasen la misma.

Conforme se le iba arrinconando en el interrogatorio, Díaz-Pintado ha llegado a escudarse en que no todo lo que no es verdad tiene que ser mentira, explican las fuentes consultadas, afirmando además que no sabe por qué la firmó. El expolicía busca desmarcarse así del Villarejo y sus empresas, sobre las que él mismo dijo hace dos años que "sirvieron a los intereses de la Policía sin pedir contraprestación por ello".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios