A LA EXALCALDESA Y SU MANO DERECHA

De Torrelodones al Gobierno: Escrivá pesca en el partido que no iba a vivir de la política

El ministro ficha para su gabinete a dos de los fundadores del partido que llevó a los ciudadanos a las instituciones y fue ejemplo de hasta 150 plataformas posteriores

Foto: Elena Biurrun, exalcaldesa de Torrelodones y jefa de gabinete de Escrivá. (Jorge Álvaro Manzano)
Elena Biurrun, exalcaldesa de Torrelodones y jefa de gabinete de Escrivá. (Jorge Álvaro Manzano)

El pasado mes de mayo, Elena Biurrun estaba repartiendo publicidad electoral por los buzones de Torrelodones. Tras dos candidaturas como alcaldesa de esta localidad de 23.000 habitantes situada al noreste de Madrid, su imagen era la que mejor resumía los logros de su formación, Vecinos por Torrelodones, el partido de ciudadanos indignados que vino a cambiar la política en 2007, antes incluso del 15-M.

Entonces, reconoció a este diario que no sabía qué sería de su vida profesional cuando dejase el bastón de mando. Según sus propios estatutos, ningún miembro del Gobierno local repite tras dos legislaturas. Sin embargo, parece que no le ha costado demasiado seguir trabajando en política. José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social y Migraciones, ha decidido ficharla para dirigir su gabinete. La acompaña Ángel Guirao, su mano derecha durante dos candidaturas como concejal de Comunicación y ahora de nuevo a sus órdenes como director de Comunicación del ministerio del nuevo Gobierno.

Críticos desde siempre con la política tradicional y la corrupción, afirman que no habrían aceptado el puesto si hubiese venido de un ministro afín al partido, y no de un independiente como es Escrivá. “Todos los que nos estamos incorporando lo hacemos por Escrivá, porque es un transformador mucho más que un gestor. No habríamos entrado en ninguna cartera dirigida por alguien del partido, principalmente porque nosotros ya pertenecemos a Vecinos por Torrelodones y es al único que queremos pertenecer”, asegura a este diario Guirao.

Todos los que nos estamos incorporando lo hacemos por Escrivá, porque es un transformador mucho más que un gestor

Según reconoce Biurrun, había tratado anteriormente con Escrivá durante la etapa del ahora ministro al frente de la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal). Se reunieron en varias ocasiones para tratar temas del ayuntamiento. Pero, además, Santiago Fernández, exconcejal de Urbanismo en Torrelodones y marido de Biurrun, ha estado trabajando con Escrivá en AIReF desde que abandonó el consistorio y hasta que el ministro se ha ido para la Moncloa. “Ha sido un placer trabajar en AIReF_es para y con José Luis Escrivá. Toda una garantía de independencia y buenas políticas públicas basadas en evidencias”, señaló en su cuenta de Twitter el día de la toma de posesión.

Siempre he valorado algunos de sus principios, que son los míos y los del partido que fundé: la independencia, el compromiso con lo público y el bien común y la necesidad de realizar cambios para mejorar. Escrivá es un activista, como lo soy yo y como lo hemos sido los equipos de Vecinos por Torrelodones que he dirigido”, afirmó Biurrun en sus redes sociales al anunciar su nombramiento. “Me lo comunicaron entre final de año y Reyes, con poco tiempo para decidirme”, explica la abogada de profesión. Entonces, el nombramiento de Escrivá no era seguro ni Sánchez tenía garantizada la investidura. "Dejé mi puesto de trabajo el día 10 para incorporarme al ministerio el pasado día 13".

Hace unos meses, durante la campaña de su sucesor al frente del partido, Biurrun aseguró en un reportaje de este diario que había tenido varios tanteos por parte otros partidos. “Se han acercado de manera muy torpe, sin entender para nada lo que éramos”, dijo entonces. Cuando surgieron, el PSOE intentó fagocitarlos ofreciendo a Biurrun ir de cabeza de lista sin ni siquiera afiliarse, y el PP intentó chantajearles si no se presentaban a cambio de no denunciarles, según una grabación que publicó la Cadena SER.

En el mismo reportaje de mayo, también aseguró que “el 1 de junio [tras las elecciones], me iré a la cola del paro, aquí la única puerta giratoria es la de mi casa”. Sin embargo, al poco tiempo encontró trabajo como directora adjunta de una empresa de comida ecológica, PlenEat.

Ángel Guirao, por su parte, ha estado tomándose “seis meses sabáticos” desde que dejó el ayuntamiento y hasta el pasado 31 de diciembre. Pretendía empezar como asesor de comunicación para varios clientes cuando recibió la propuesta de Escrivá. “Es una oferta muy difícil de rechazar. Creo que ha pensado en nosotros porque nos ha seguido muy de cerca en la labor del Ayuntamiento de Torrelodones, tanto a Elena por su gestión municipal como a mí por el giro que dimos a la comunicación institucional, más proactiva que hasta entonces”. Guirao estuvo cerca de una década trabajando en Shackleton, agencia especializada en gestión de campañas electorales, hasta que la dejó en 2015 para dedicarse exclusivamente a la política.

Ángel Guirao, exconcejal de Comunicación de Vecinos por Torrelodones y ahora director de Comunicación del ministerio. (Jorge Álvaro Manzano)
Ángel Guirao, exconcejal de Comunicación de Vecinos por Torrelodones y ahora director de Comunicación del ministerio. (Jorge Álvaro Manzano)

El partido que no vive de la política

La historia de Vecinos por Torrelodones se remonta a 2005, cuando una plataforma vecinal se movilizó contra el plan del ayuntamiento de crear un campo de golf en un monte protegido de la localidad madrileña, que tiene una de las rentas per cápita más altas de España. Llevaron el caso a Bruselas y la Unión Europea les dio la razón, lo que fue el germen de la formación política, fundada en 2007.

Tras pasar por la oposición, se hicieron con el control del ayuntamiento y entre 2011 y 2019 han conseguido acabar con la deuda y producir un superávit de 6,7 millones. Nada más llegar, se deshicieron de “licitaciones sospechosas”, cargos de confianza y “chiringuitos”, renunciando siempre a posicionarse en una ideología concreta.

En Torrelodones, llevan tres legislaturas en el poder, las dos últimas con mayoría absoluta

Su fórmula ha sido replicada desde entonces por cerca de 150 partidos que ahora usan la marca 'vecinos'. Incluso el 'New York Times' les dedicó un extenso reportaje y Aquarius les grabó un anuncio. Durante este tiempo, también acumularon amenazas, denuncias contra su gestión por parte de la oposición y hasta coches quemados por sus conciudadanos, descontentos con sus medidas. Curiosamente, hace solo unos días, la Audiencia Provincial de Madrid archivó una querella por presunta prevaricación contra Biurrun y su marido por el concurso de compra de un edificio para la nueva biblioteca municipal. La denuncia fue presentada por Serapio Calvo, alcalde de Torrelodones entre 1979 y 1987.

Tras dos legislaturas con Biurrun al frente (la segunda, con mayoría absoluta), cumplieron una de sus promesas electorales: que ninguno repitiese en el cargo tras dos legislaturas. Igualmente, el partido volvió a ganar con mayoría absoluta. Entre los compromisos de su campaña se incluía el siguiente: "No venimos a la vida política para vivir de ella, sino para cumplir con una obligación de servicio público como ciudadanos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios