DECLARACIONES EN LA MONCLOA

El Gobierno pide al PP que si quiere pactos no se "arrastre" por Vox en el pin parental

Calvo responde a la disposición de Casado a una negociación condicionada para renovar el CGPJ con la demanda de que no "inquiete" la educación pública ni arremeta contra ella

Foto: Carmen Calvo preside la reunión de la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios, la primera de este Gobierno, este 20 de enero. (EFE)
Carmen Calvo preside la reunión de la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios, la primera de este Gobierno, este 20 de enero. (EFE)

Si el PP está "dispuesto a alcanzar acuerdos de envergadura" durante esta legislatura, como la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que no "inquiete" con la educación pública ni se deje "arrastrar" por Vox, aceptando lo que la ultraderecha denomina pin parental, el veto de los padres a las actividades complementarias, lectivas y obligatorias, que los colegios imparten a sus hijos.

Esta es la advertencia del Gobierno a los populares, ahora que están sobre la mesa esas dos cuestiones, el relevo en los órganos constitucionales y esa autorización parental. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ligó ambas materias en unas declaraciones a los medios previa a la primera reunión de la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios —que ella preside—, de este nuevo Ejecutivo de coalición con Unidas Podemos. El Gabinete de Pedro Sánchez pide al PP que entienda "dónde están las formas equilibradas". Es decir, que no se salga de la moderación para alinearse con el partido de Santiago Abascal.

Este lunes, en una entrevista en Antena 3, Pablo Casado tendió la mano al PSOE si lo que quiere es "despolitizar" la elección del fiscal general del Estado o la renovación del CGPJ, pero no si lo que busca es "desjudicializar" el proceso independentista y sacar a los condenados por el Supremo a la cárcel. Es decir, que está dispuesto a negociar el relevo en el órgano de gobierno de los jueces si se "respeta" la Constitución y se vuelve al sistema anterior a 1985, en el que los vocales del CGPJ eran elegidos por los propios magistrados, y no para conceder "impunidad" a los presos del 'procés'. También los conservadores ponen como condición que la Fiscalía no esté ocupada por un político, que se tipifique el delito de referéndum ilegal y de rebelión impropia y reforzar la euroorden para que el 'expresident' Carles Puigdemont "no esté yendo de país en país sin hacer caso al juez [Pablo] Llarena", informa EFE.

Calvo respalda a Celaá: "En democracia, todos, absolutamente todos, nos pertenecemos a nosotros mismos, porque todos somos ciudadanos"


La respuesta a ese ofrecimiento se la dio Calvo desde el vestíbulo del Ministerio de la Presidencia, en el complejo de la Moncloa, antes de la cita con los secretarios de Estado y subsecretarios: "Si Casado está dispuesto a alcanzar acuerdos de envergadura, que empiece por no inquietarnos con lo que opina de la educación pública". La vicepresidenta respaldó las palabras de la ministra Isabel Celaá, quien el viernes, cuando anunció el requerimiento al Gobierno de la Región de Murcia para que retire el veto parental —el ministerio da el plazo de un mes—, recordó que "los hijos no pertenecen a los padres", porque son titulares de derechos fundamentales. "En democracia, todos, absolutamente todos, nos pertenecemos a nosotros mismos, porque todos somos ciudadanos independientemente de la edad", sostuvo.

Renovación "necesaria"

Casado asumió ayer domingo el pin parental que Vox pone como condición para aprobar los Presupuestos en aquellas comunidades donde sus votos son decisivos. Para el Gobierno central, esta aceptación de la censura previa de los progenitores a las actividades complementarias que se imparten en las escuelas es, sobre todo, una "arremetida contra la educación pública", que es la "máquina de generación de igualdad para todos", al margen de sexo, lugar de nacimiento, raza o edad. "La ultraderecha ha agredido la educación pública, ha convulsionado equilibrios de estos 40 años en el ámbito educativo, y lo que resulta inquietante es que el líder del PP haya caído en esto, no solo en el fondo, sino también en las formas", que a su juicio no son las que "corresponden" al jefe de un partido que ha gobernado varios años en España. Los menores, insistió, son un "valor superior de la Constitución", al que "todos" han de proteger.

"Ningún partido tiene derecho a bloquear las instituciones del Estado. El PP no puede patrimonializar el CGPJ", avisa la vicepresidenta

Enseguida la vicepresidenta lanzó su recomendación al PP: debería "no inquietar" con esto, no "dejarse arrastrar por la ultraderecha y no arremeter contra la educación pública". "Ahí podríamos empezar a trabajar y abandonar una vía no entendible en una democracia como la nuestra", alegó. El refuerzo de Calvo coincide con la ofensiva del PSOE y de sus consejeros de Educación en las comunidades contra el veto parental que quiere imponer Vox.

A partir de ahí, y volviendo a la cuestión de la renovación del CGPJ —a la número dos se le preguntó por veto parental y relevo en el Poder Judicial y ella, deliberadamente, unió ambos asuntos—, Calvo apuntó que el Gobierno espera que el PP se "adentre en la responsabilidad" que tiene como principal partido de la oposición. "Ningún partido tiene derecho a bloquear las instituciones del Estado. El PP no puede patrimonializar, por sus objetivos políticos de hacer oposición al Gobierno, un órgano tan importante como el CGPJ", ya que esa cobertura de un Consejo en funciones es "necesaria". La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ya adelantó el viernes pasado que el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, llamaría "de inmediato" al PP para negociar el recambio en los órganos constitucionales pendientes.

El Gobierno pide al PP que si quiere pactos no se "arrastre" por Vox en el pin parental

"Un par de medidas importantes"

Además de esta doble cuestión, Calvo hizo referencia a algunas otras cuestiones. Para empezar, anunció que esta Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios —que, dada la mayor dimensión del Gobierno, con 22 ministerios, sienta a 52 integrantes— analizará "un par de medidas importantes que mañana martes aprobará el Consejo de Ministros. No quiso avanzar cuáles, pero sí dijo que responden a temas prioritarios para el presidente. Uno de los temas pendientes es la subida del salario a los funcionarios. Todo apunta a que será el jefe del Ejecutivo quien lo anuncie esta noche en su primera entrevista tras las elecciones del 10-N, en TVE.

Calvo no da detalles de cuándo será la reunión de Sánchez y Torra, pero sí recuerda que lo importante es que se abre un "espacio de diálogo" con Cataluña

Respecto a la reunión de Sánchez con Quim Torra, la vicepresidenta señaló que aún no hay fecha, porque los dos gabinetes están aún "ajustando agendas". El día en que se produzca ese encuentro no es lo más significativo, porque lo importante, dijo, es que va a haber "un espacio de diálogo" entre los dos gobiernos y un compromiso de afrontar "con realismo" la situación política de Cataluña. Los dos ejecutivos hablarán de cómo dar cauce a un "futuro de convivencia y de progreso". La número dos subrayó que el Ejecutivo "cumple" sus compromisos, y está en el pacto con ERC que se monte esa mesa de negociación, para lo que ambas partes se daban 15 días desde la constitución del Gabinete de coalición.

Calvo a la RAE tras su informe: "No está en manos de nadie parar el lenguaje inclusivo: está en la calle"

Este lunes, la Real Academia Española presentó el informe que le reclamó Carmen Calvo en 2018 sobre "el buen uso del lenguaje inclusivo" en la Constitución. Año y medio después, la institución aprobó su dictamen, en el que se abre a algunos cambios leves (desdoblamientos como rey y reina, príncipe y princesa), pero precisa que la Carta Magna es "gramaticalmente impecable". 

La vicepresidenta primera no quiso confrontar con la RAE, aunque sí le lanzó algunos mensajes. Se trataba, dijo, de acompasar el lenguaje formal a lo que "es normal en la calle", porque los ciudadanos hablan de "alcaldesas", "concejalas", "presidentas" o "vicepresidentas". El idioma, dijo, "transforma la realidad", así que confía en que el informe de la RAE no sea "muy decepcionante" para muchas mujeres y hombres que creen en ese lenguaje inclusivo.

No cree, sin embargo, que la batalla esté perdida, porque el lenguaje no sexista "no está en manos de nadie pararlo, está en la calle, está en nuestras vidas". Y a veces basta con pocos cambios, dijo, y puso un ejemplo: en lugar de hablar de Conferencia de Presidentes, se puede hablar de Conferencia de Presidencias, para así acoger a las jefas de Ejecutivo autonómicos, como la balear, Francina Armengol; la riojana, Concha Andreu, o la navarra, María Chivite. "Es algo tan normal, democrático y deseable como que el lenguaje ayude a recoger una realidad que ya existe. Esa batalla entiendo que no hay quien la pare, como entiendo que la RAE vele por la lengua, y esto también se ha entendido". 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios