NO SE CONOCE SU SUSTITUTO

Sánchez envía a Albares, el responsable de su agenda exterior, de embajador a París

El diplomático madrileño, experto en las relaciones hispano-francesas, había entrado en las quinielas como nuevo ministro de Exteriores. Ahora se encargará de una de las legaciones más relevantes

Foto: José Manuel Albares, secretario general de Asuntos Internacionales de la Moncloa, con Pedro Sánchez, el pasado diciembre en la COP25, en Madrid. (Borja Puig | Moncloa)
José Manuel Albares, secretario general de Asuntos Internacionales de la Moncloa, con Pedro Sánchez, el pasado diciembre en la COP25, en Madrid. (Borja Puig | Moncloa)

Pasada la fase de composición del nuevo Ejecutivo, está en marcha la reorganización interna no solo de los ministerios, sino también de la propia Moncloa. El principal cargo, el del director de Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo, ya está confirmado, y con reforzados poderes. Pero ya está ratificada una salida, la del secretario general de Asuntos Internacionales, Unión Europea, G20 y Seguridad Global, José Manuel Albares. El 'sherpa' de Pedro Sánchez, el principal responsable de su agenda exterior, será propuesto como nuevo embajador de España en Francia.

Albares había entrado en las quinielas como posible ministro de Asuntos Exteriores, en sustitución de Josep Borrell. Un 'ascenso' al que aspiraba y que en el entorno del diplomático madrileño se contemplaba como posible, como premio del presidente a su labor como asesor jefe de su política internacional. Pero Sánchez eligió a la jurista Arancha González Laya. Sorprendió su nombre porque no figuraba en ninguna apuesta. Y su enfoque, de hecho, es distinto al tradicional. El líder socialista ha querido imprimir un acento económico a la política exterior, y por eso ha optado por una experta en el comercio internacional, con un currículum extenso en organismos supranacionales.

Tras ver frustrado su deseo de convertirse en ministro, José Manuel Albares (Madrid, 1972) ha tomado el camino de vuelta de la carrera diplomática con un destino de los considerados estrella, la Embajada en París, una de las más relevantes para España. Relevará así a Fernando Carderera, que fue designado para el cargo en junio de 2017 por el último ministro de Exteriores del PP, Alfonso Dastis. En la Moncloa señalaban este jueves que Albares ocupará una de las legaciones "claves" para la política exterior del Ejecutivo. Su llegada a París no será automática. Ahora, España pedirá a Francia el correspondiente plácet diplomático, el trámite que permite evaluar al Estado receptor la idoneidad del candidato propuesto. Es muy poco frecuente, y más entre países europeos, que un Estado no dé luz verde al aspirante planteado, de modo que lo que se espera es que esa petición se resuelva de manera rápida. Lo habitual es que el visto bueno llegue al cabo de uno o dos meses. Una vez que Emmanuel Macron haya dicho que sí, entonces el Gobierno de Sánchez procederá al nombramiento formal vía Consejo de Ministros y lo publicará en el BOE.

El trámite se completará en unas semanas, una vez recibido el plácet de París. Albares sí acompañará a Sánchez la próxima semana en Davos


Esos trámites preceptivos hacen que Albares continúe trabajando unas cuantas semanas más del lado del presidente. De hecho, su primer viaje, tras la investidura, será el martes y miércoles próximo, al Foro Económico Muncial de Davos, en Suiza. También se halla preparando el primer viaje de Sánchez, el que no viene obligado por agenda, en esta nueva legislatura.

"Muestra de confianza" de Sánchez

El diplomático se incorporó al Gabinete del presidente desde el primer momento —en junio de 2018— y colaboraba ya con Sánchez en política exterior y europea desde sus inicios. Fue de hecho autor del programa electoral del PSOE en esta materia en la primera campaña del hoy líder del Ejecutivo, la de 2015. A su llegada a la Moncloa, se convirtió en el 'sherpa' de Sánchez, en el negociador de las cumbres en las que este participa y en el muñidor de su agenda internacional. El líder socialista, a diferencia de su antecesor, Mariano Rajoy, sí prestó atención a este asunto, y su asesor jefe ha intentado en este tiempo darle el mayor brillo. En la Moncloa y en Ferraz, de hecho, sí remarcaban que hubiera lanzado la figura de Sánchez fuera de España.

El diplomático se incorporó al Gabinete de Sánchez en junio de 2018, pero ya había redactado el programa en política exterior del PSOE en 2015


Albares, casado y con cuatro hijos, es un experto en relaciones hispano-galas. Ya anteriormente había desempeñado distintos puestos en las representaciones españolas en la capital gala. "Francia es socio principal de España, tanto a nivel bilateral como en la UE, y la relación hispana-francesa es clave para relanzar el proyecto europeo tras el Brexit", destacan en la Moncloa, donde resaltan que el nombramiento de Albares supone un "importante reconocimiento a la labor desarrollada" en el Gabinete del presidente y "una muestra de confianza" del propio Sánchez.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con su 'sherpa', José Manuel Albares (i), y la hoy vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, el pasado junio de 2019 en la cumbre del G20 en Osaka, en Japón. (Borja Puig | Moncloa)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con su 'sherpa', José Manuel Albares (i), y la hoy vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, el pasado junio de 2019 en la cumbre del G20 en Osaka, en Japón. (Borja Puig | Moncloa)

Madrileño, del barrio de Usera, Albares no procede de una familia con arraigo en la diplomacia, una carrera en la que importan mucho los galones. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, especialidad jurídico-económica con diploma en Ciencias Empresariales. Diplomático de carrera, fue cónsul de España en Colombia, consejero cultural en la Embajada de España en París, destinado en la Delegación Permanente de España ante la OCDE, donde fue elegido vicepresidente del Comité de Ayuda al Desarrollo, director general para África (en funciones) en el Ministerio de Exteriores, subdirector general del África Subsahariana y jefe de Departamento de Cooperación de la AECID, y fundador y coordinador del Círculo de Reflexión Internacional.

Albares regresará en poco tiempo a una ciudad que conoce bien y a la que está ligado. Su mujer es la jueza francesa Hélène Davo, que fue durante cuatro años, y hasta 2016, jueza de enlace entre España y Francia y a la que el pasado verano Macron llamó a su lado. Ella es actualmente la consejera en materia de justicia del presidente de la República. Davo fue condecorada por el Ejecutivo socialista, como la magistrada Laurence Le Vert, por su contribución al proceso de fin de ETA en octubre de 2018.

El propio Albares se despedía en Twitter de su "etapa fantástica" al lado de Sánchez. "Siempre contará con mi lealtad y trabajo. Gracias, Iván Redondo, por tanto. Extraordinario equipo en la Moncloa", escribió, agradeciendo de paso la confianza del todopoderoso jefe de Gabinete del presidente. Un mensaje al que respondió en la misma red social la ministra de Exteriores: "Una gran suerte poder seguir contando con tu talento, José Manuel. ¡Gracias!".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios