El ESTADO SE QUEDA CON EL CUADRO

Jaime Botín, condenado a 18 meses y 52 millones por el contrabando del 'picasso'

El patrón de Bankinter pierde el primer juicio que tenía pendiente. El juzgado ordena que el Estado se quede con la propiedad del lienzo, pero no con la goleta

Foto: El expresidente de Bankinter Jaime Botín llega al juzgado de lo penal número 27 de Madrid. (EFE)
El expresidente de Bankinter Jaime Botín llega al juzgado de lo penal número 27 de Madrid. (EFE)

Jaime Botín, el patrón de Bankinter, ha sido condenado por sacar de España sin permiso un 'picasso'. El juzgado penal 27 de Madrid lo condena a 18 meses de prisión, fija que el Estado se quede con el cuadro y además le impone una multa de 52,4 millones de euros, el doble de la tasación del cuadro. La sentencia, contra la que cabe recurso, considera probado que incurrió en contrabando de bienes culturales, pero rechaza que la goleta en la que se llevó el lienzo pase a ser propiedad pública, como pedía la Abogacía del Estado.

Botín fue acusado de contrabando por intentar sacar de España sin permiso el cuadro 'Cabeza de mujer joven', tasado en 26 millones de euros, que fue aprehendido en Córcega en agosto de 2015. Botín se lo había llevado en su yate, pese a que primero el Gobierno y después la Justicia le habían prohibido sacarlo de España. El Estado pidió incluso requisar la goleta. El fiscal pedía para él cuatro años de cárcel y el juez le impuso una fianza de 133 millones.

'Cabeza de mujer joven'. (EFE)
'Cabeza de mujer joven'. (EFE)

Durante el juicio, el banquero defendió que no pretendía subastarlo en Londres, como mantenía la acusación, sino protegerlo en el puerto seguro de Ginebra, y por eso lo llevó a Córcega en el Adix, una impresionante goleta propiedad del banquero. La defensa, ejercida por el exmagistrado de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez, defendió que el cuadro nunca estuvo en España, salvo en contadas ocasiones, como la boda de su hija, celebrada en 2003 en Ciudad Real, y otra vez que lo trajo para hacerle un marco.

Sin embargo, la sentencia, contra la que cabe recurso, considera que era parte del patrimonio histórico español y que no podía ser exportado sin permiso. Jaime Botín llegó a reunirse en secreto con el exministro de Cultura José Guirao para ofrecerle un pacto: exponer su 'picasso' al público a cambio de una condena menor. Una condena de 18 meses sin antecedentes penales no suele conllevar ingreso en prisión.

"Cualquier vínculo o proximidad a la españolidad basta para que se considere que el bien integra el patrimonio histórico español"

La sentencia considera probado que en 2012 Botín quiso vender su cuadro a través de la subasta Christie's y que esta le avisó de que, para exportar el cuadro, de 1906, debía pedir permiso al Ministerio de Cultura, "dado su evidente interés histórico artístico y tener una antigüedad superior a 100 años". En 2012, el ministerio negó por unanimidad el permiso de exportación. "Pese a ser plenamente consciente de la prohibición administrativa, el acusado trasladó el cuadro a la goleta Adix de su propiedad, atracada en Valencia, con la finalidad de sacarlo de España". En julio de 2015, las autoridades francesas lo incautaron en Córcega.

La sentencia considera que "un bien puede pertenecer al patrimonio histórico y sin embargo no estar inventariado o declarado de interés cultural, es decir, no haber sido objeto de un procedimiento de declaración administrativa" y, en este caso, "sobra toda discusión en torno a la calificación del bien como de interés cultural", ya que "cualquier vínculo o proximidad a la españolidad basta para que se considere que el bien integra el patrimonio histórico español".

Jaime Botín, a su llegada al juicio. (EFE)
Jaime Botín, a su llegada al juicio. (EFE)

Sobre las alegaciones de la defensa de que el cuadro solo iba a un puerto seguro, el juzgado considera que "el régimen aduanero en el que se pudiera encontrar el bien es irrelevante a efectos de la comisión del delito, porque se consumó en el momento en que la obra de arte salió del territorio español, vigente la prohibición administrativa de exportación".

Botín tiene pendiente otro caso en los tribunales. La Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid pide dos años y tres meses de cárcel y tres millones para Jaime Botín por delito fiscal en la matriculación de su 'jet' privado, según ha informado la Fiscalía. El caso ya estuvo a punto de solventarse mediante un acuerdo de conformidad, pero el patrón de Bankinter lo rompió en el último minuto.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios