DEBATE CLAVE PARA LA INHABILITACIÓN DE TORRA

El letrado del Parlament cambia de criterio a última hora para dejar a Torra de president

Joan Ridao, letrado mayor y exdiputado de ERC, rectifica y asume la tesis de Junts de que Torra puede ser president inclusi si pierde el acta. En un escrito a la JEC afirmó lo contrario

Foto: El letrado del Parlament, Joan Ridao, expolítico de ERC, con el presidente de la cámara, Roger Torrent. EFE
El letrado del Parlament, Joan Ridao, expolítico de ERC, con el presidente de la cámara, Roger Torrent. EFE

Joan Ridao, letrado mayor del Parlament de Cataluña y exdiputado de ERC, ha firmado un escrito que debatirá la Cámara catalana en el que afirma que Quim Torra no puede ser inhabilitado por la Junta Electoral Central (JEC) y que incluso si perdiera su condición de diputado podría seguir de presidente. Ese informe choca con el que el mismo Ridao envió a la JEC el 30 de diciembre y en el que alertaba de que la pérdida del acta expulsaría a Torra de la presidencia. La mayoría independentista prevé usar el informe de Ridao para incumplir el mandato de la JEC y del Supremo que aplicando la ley electoral ha dejado a Torra sin escaño.

El pasado 30 de diciembre, y sin ser parte en el procedimiento, el Parlament echó un capote a Torra ante la JEC. Sin avisar a la oposición, y a petición de Roger Torrent (ERC), Ridao envió un informe a favor del presidente catalán. En el escrito, señala que si Torra fuese inhabilitado como diputado tendría que dejar la presidencia. Era uno de los argumentos de la Junta Electoral de Barcelona para no inhabilitar a Torra.

El informe de Ridao afirma: "Como se ha dicho, el Molt Honorable President, Joaquim Torra, es también president de la Generalitat, y de acuerdo con el Estatuto de Autonomía de Cataluña la pérdida de la condición de diputado conllevaría también la pérdida del cargo de president". El informe del Parlament insiste en que la JEC no era competente para tratar el asunto. El cargo de presidente parecía entonces un refuerzo legal a favor de Torra, ya que la Junta Electoral de Barcelona había recalcado que al ser presidente quitarle el acta sería más grave que hacerlo con un concejal.

Al final, por siete votos a seis, la JEC decidió inhabilitar a Torra. La JEC aplicó la reforma de la ley electoral de 2011 que incluyó la inhabilitación por condenas no firmes de delitos como el de desobediencia, por el que fue condenado Torra al negarse a retirar los lazos amarillos de Palau. El Tribunal Supremo denegó a Torra las medidas cautelares pedidas y la Junta de Barcelona le retiró el acta. La mayoría independentista del Parlament, que ha anunciado que no obedecerá las resoluciones, tiene previsto debatir hoy la inhabilitación.

En diciembre, Ridao asumía que Torra saldría de Palau si era inhabilitado. Ahora asume la tesis de Junts de que puede seguir de president sin acta

Ahí entra el segundo informe de los letrados del Parlament, firmado por Joan Ridao y por el letrado Antoni Bayona y datado 13 de enero, dos semanas después del enviado a la JEC. El letrado mayor ahora cambia de criterio. Tras fundamentar ampliamente por qué considera que la JEC no es competente para retirar el acta a Torra pero que incluso si fuera así no afectaría a la presidencia autonómica.

"Al concurrir en el diputado Joaquim Torra la condición de presidente de la Generalitat, cabe señalar que hay elementos suficientes, tanto a partir de una interpretación semántica de las normas que regulan la institución de la presidencia, como de naturaleza lógica y gramatical, para considerar que el eventual cese en el cargo de diputado por causa no incompatibilidad no afectaría a su continuidad en el cargo de presidente de la Generalitat", señala el segundo informe.

El nuevo informe de los letrados, que debate esta mañana la Cámara, asume así la tesis de Junts, el partido de Torra. Tras la resolución de la JEC, Junts ya avanzó que interpretaba que Torra podría seguir incluso si perdía el acta. Aunque el Estatuto de autonomía establece que para ser elegido presidente hay que ser diputado, la ley de presidencia de la Generalitat no incluye la pérdida del acta como causa de relevo del president.

La postura de los letrados es ahora fundamental porque la JEC no entró en si Torra podría ser o no president al perder el acta, algo que dejaba en manos de la Mesa del Parlament. Para que la mayoría de la Mesa sortee una eventual acusación por desobediencia, los informes de los letrados son muy importantes. Con el criterio de Ridao de diciembre, Torra tendría muy complicado seguir en Palau. Con el actual, podría incluso conservar el acta a expensas de un nuevo procedimiento que decida si es un fraude de ley o es legal.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios