FRENTE A LAS 20 HORAS ACTUALES

Los obispos sugieren alargar los cursos prematrimoniales y que duren de 2 a 3 años

Los obispos proponen incorporar un temario de 12 temas en los que se abordan asuntos como las relaciones prematrimoniales, la fidelidad, la resolución de conflictos o la "belleza" de la sexualidad

Foto: Imagen de archivo de un matrimonio reciñen casado. (Pixabay)
Imagen de archivo de un matrimonio reciñen casado. (Pixabay)
Autor
Tiempo de lectura2 min

La Conferencia Episcopal Española ha propuesto un curso de dos a tres años para formar a los novios de cara al matrimonio, ya que consideran que las 20 horas de los cursillos prematrimoniales no son suficientes y quieren evitar las rupturas pues, según indican, "a los cinco años, se han roto el 40% de los matrimonios".

"Cuando era párroco, les preguntaba a los novios: ¿Por qué estáis en el cursillo prematrimonial? Alguno decía: 'Es que si no, no nos dan un papel y no nos podemos casar'. Yo decía: 'Falso. Estáis aquí porque según las estadísticas, a los cinco años se han roto el 40% matrimonios y a los quince años, el 60%, y venimos a prepararnos para evitar eso", ha expuesto el obispo de Bilbao y presidente de la subcomisión para la familia y la defensa de la vida de la CEE, Mario Iceta, este jueves 9 de enero en una rueda de prensa en Madrid.

Además, ha insistido en que las 20 horas que suele durar un cursillo prematrimonial no son suficientes. "Una formación matrimonial no se puede hacer en 20 horas. Para ser sacerdote hacen falta 7 años de seminario y para ser esposo, esposa, padre, madre, ¿20 horas?", se ha preguntado.

Castidad y vocación al matrimonio

El itinerario, titulado 'Juntos en camino, +Q2' y elaborado por una docena de matrimonios, busca "acompañar, preparar y ayudar a los jóvenes" para encaminarles hacia la vocación matrimonial, tal y como se apunta en la página web de la Conferencia Episcopal, en la que se puede consultar el material del curso al completo. Se compone de 12 temas en los que se abordan asuntos como las relaciones prematrimoniales, la fidelidad, la resolución de conflictos o la "belleza" de la sexualidad, punto en el que se hace especial hincapié en la importancia de no mantener relaciones íntimas hasta el matrimonio.

"Cuando una persona está soltera o consagrada a Dios, integra la sexualidad viviendo la continencia, es decir, no teniendo relaciones sexuales. Los casados integran la sexualidad viviendo la entrega sexual total con su cónyuge", se explica en dicho apartado con respecto al concepto de castidad.

Este curso no es obligatorio como tal aunque cada diócesis podrá asumirlo y decidir cuál es la formación que exige a los novios para casarse, según ha puntualizado Iceta.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios