El PP exige al Gobierno que destituya a Torra

Casado acusa a Sánchez de prevaricación y de ser una moción de censura contra España

Casado cubrió de graves acusaciones a Sánchez por su decisión de pactar con "los comunistas, los independentistas y los herederos de Batasuna" para seguir en el poder

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado, durante su intervención en el Congreso de los Diputados. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado, durante su intervención en el Congreso de los Diputados. (EFE)

El presidente del PP, Pablo Casado, debutó como jefe de la oposición en esta legislatura con un duro discurso de descalificación del candidato socialista Pedro Sánchez, a quien acusó directamente de dirigir una "moción de censura contra España" con tal de seguir en el poder. El sucesor de Mariano Rajoy empezó por preguntar al presidente del Gobierno en funciones si duerme bien con "el pacto de la desvergüenza" que presenta en la Cámara para su investidura. Se refería a las propias palabras del dirigente socialista cuando en la campaña decía que no podría conciliar el sueño si hubiera dado entrada a Pablo Iglesias en su gabinete.

Casado cubrió de graves acusaciones a Sánchez, tanto por su decisión de pactar con Podemos, los independentistas y Bildu, como por la dejación de funciones en la que, a su juicio, incurre al frente el Ejecutivo. Muy en concreto, amenazó al aspirante del PSOE con llevarle a los tribunales por prevaricación en el caso de que no haga cumplir a Quim Torra el fallo de la Junta Electoral Central que inhabilita ya al presidente de la Generalitat de Cataluña para seguir en el cargo.

Casado acusa a Sánchez de prevaricación y de ser una moción de censura contra España

El presidente del PP aprovechó la amenaza del dirigente secesionista de saltarse la sentencia del Supremo que le afecta para plantear la aplicación del artículo 155 de la Constitución al recordar a Sánchez que está obligado a cumplir y hacer cumplir la Constitución.

"Si Torra no cesa de su cargo en las próximas horas deberá iniciar el requerimiento de cumplimiento de sus obligaciones constitucionales y que si no las acata debe activar el artículo 155 frente a esta insumisión”, proclamó Casado para ofrecer a continuación al PSOE el apoyo de los senadores del Grupo Popular.

El grueso del discurso del jefe de la oposición estuvo centrado en denunciar la apuesta del socialista por garantizarse los apoyos de los independentistas catalanes con las promesas de una consulta solo dirigida a los catalanes, la relación "bilateral" entre su gabinete y la Generalitat y la de poner fin a la "judicialización" como respuesta a la intentona secesionista.

El presidente del PP recordó a Sánchez que carece de competencias para celebrar una consulta que afecte a la unidad nacional: “Usted no puede comprometerse a celebrar una consulta para Cataluña. Lo que puede hacer es comprometerse a convocar elecciones generales para que todos los españoles puedan decidir sobre lo que le piden sus socios”.

Casado recurrió a las citas del propio Sánchez durante la campaña, cuando prometía no pactar con Pablo Iglesias ni con los partidos separatistas, para acusar al candidato de engañar ahora a su propio electorado e ir en contra de la propia tradición del PSOE histórico, "el del consenso y la Transición".

Por si cabía alguna duda, el líder de los populares dijo que en ningún caso estaba dispuesto a abstenerse en la investidura del candidato socialista, de quien dijo que "nunca había ofrecido nada ni a nadie" fuera de sus aliados de la moción de censura de junio de 2018 que le llevó al poder.

Casado acusa a Sánchez de prevaricación y de ser una moción de censura contra España

Ante los planes de Sánchez, Casado se comprometió a enfrentarse "a esta operación de derribo constitucional" y advirtió de que "no habrá recurso que no utilicemos para combatir la pretensión de acabar con España”. Detalló después todas las instancias políticas y judiciales, comunidades autónomas, ayuntamientos, calles y plazas para frenar ese proyecto.

El presidente del PP descalificó en todo momento a Sánchez, a quien acusó de haber roto con el constitucionalismo del antiguo PSOE, y también a sus socios. Para Casado, el gobierno resultante del "bestiario" de los pactos del candidato a jefe del Ejecutivo es "el más radical de nuestra historia democrática con comunistas, asesores de dictadores bananeros y blanqueadores de batasunos y separatistas".

El jefe de la oposición, interrumpido varias veces por los aplausos de sus diputados encantados con la contundencia del sucesor de Rajoy, afirmó que si “Sánchez llegó al poder con una moción de censura, ahora pretende perpetuarse en él con "una moción de censura al Estado".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios