SIETE DE CADA DIEZ RECHAZAN EL CARGO

Más problemas en la Guardia Civil: miles de sargentos renuncian a ascender a brigada

Defensa saca las plazas que antes cubrían estos suboficiales para que las ocupen sus jefes, los tenientes recién salidos de la academia; los afectados amenazan con manifestarse

Foto: La intervención de armas era uno de los puestos que hasta ahora dirigía un sargento. En la foto, una incautación.(EFE)
La intervención de armas era uno de los puestos que hasta ahora dirigía un sargento. En la foto, una incautación.(EFE)

Miles de sargentos de la Guardia Civil han vivido estos últimos meses una encrucijada personal y familiar. Se han enfrentado a un dilema que para otros profesionales no genera la más mínima duda, el de aceptar un ascenso o renunciar a él. Según datos de la Asociación de Suboficiales de la Guardia Civil (Asesgc), más del 67% de los sargentos del cuerpo que este año han sido propuestos para subir en el escalafón han rehusado hacerlo. En otras palabras, dos de cada tres entienden que el ascenso les perjudica o no les compensa.

La razón, explican desde la mencionada asociación, es que el Ministerio de Defensa ha reclasificado los puestos de trabajo que hasta ahora ocupaban los brigadas -empleo por encima de sargento- para ubicar en ellos a los nuevos tenientes recién salidos de la academia de oficiales el pasado julio. Son plazas de jefaturas de seguridad ciudadana de las comandancias, de centros de operaciones de servicio (el equivalentes a la sala del 091 policial) o de intervención de armas, entre otros. Los brigadas eran hasta ahora los máximos responsables de estos departamentos, que tras la decisión de Defensa pasan a ser dirigidos por los mencionados tenientes.

La modificación, por lo tanto, hace que sea menos atractivo para los sargentos saltar de escala profesional. "De ser jefes de estos departamentos pasan a situarse como números dos, con la consiguiente reducción de salario en forma de complementos que esto conllevan", explican desde Asesgc. El ascenso implica además, casi siempre, un traslado de ciudad, con lo citados pluses se tornan necesarios para que a los guardias civiles les compense la mudanza, dado que en no pocas ocasiones tienen que trasladarse con toda la familia.

Los sargentos, como el resto de profesionales de la corporación, son evaluados cada año para ascender de forma automática. Según la normativa, podrían renunciar hasta en cuatro ocasiones a esta subida sin sufrir consecuencias para sus carreras profesionales. La quinta, sin embargo, sí que las tendría. El sargento se quedaría para siempre en esa categoría profesional. Con este nivel de renuncias, el más alto dentro de la institución en incluso en cualquier otro cuerpo policial de España, existe ya un elevado número de sargentos que están cerca de llegar a ese fatídico número de cinco renuncias y algunos que incluso ya las han cumplido y sufren la mencionada inmovilización en el empleo.

"La Dirección General tiene que decidir qué estructura de mando tiene, porque de este modo solo genera incertidumbre; ahora mismo el que asciende no sabe qué puesto va a ocupar ni cuánto ganará", reclaman desde Asesgc, que piden también al Ministerio de Defensa que desarrolle lo que pide el Estatuto Básico del Empleado Público. Esta norma, aseguran, "prevé el desarrollo de una carrera profesional horizontal, no solo vertical". Este concepto, continúan, implica la implantación de incentivos, diferencias retributivas y pequeños ascensos dentro del mismo escalafón, extremo que en estos momentos no existe en la Guardia Civil.

Desde Asesgc temen que esta política de Defensa de ir sustituyendo brigadas por oficiales sea una estrategia más a largo plazo y se extienda conforme pasen los meses a otros departamentos, como las jefaturas de área de los puestos principales, que actualmente dirigen los suboficiales de más alto rango. "Es importante aclarar todo esto para no generar más incertidumbre", insisten desde la asociación.

La asociación está en contacto con instituciones europeas y prevé hacerlo con los representantes de los partidos en las distintas comisiones parlamentarias del Congreso de los Diputados y del Senado que se conformen en los próximos meses. Si de ahí no sale nada, Asesgc se ha puesto como límite el próximo mes de abril, momento en el que llamará a todos los sargentos de España para que éstos se manifiesten frente a la sede del Ministerio de Defensa, que es el departamento responsable de llevar a cabo el régimen de ascensos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios