EN MANOS DEL MINISTERIO DE DEFENSA

Los últimos de la Guardia Civil: 90 agentes aún están al margen de la equiparación

El Gobierno por fin aplica la subida a los 200 funcionarios destinados en el Centro Nacional de Inteligencia que también quedaban por sumarse al acuerdo

Foto: La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, saluda a dos guardias civiles el pasado septiembre. (EFE)
La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, saluda a dos guardias civiles el pasado septiembre. (EFE)

Alrededor de 90 miembros de la Guardia Civil siguen sin embolsarse la subida monetaria prevista en el acuerdo de equiparación salarial firmado entre los sindicatos y las asociaciones profesionales y el anterior Gobierno presidido por Mariano Rajoy. El pacto, que fue enormemente controvertido, fue posteriormente abrazado por el ejecutivo de Pedro Sánchez, que se comprometió a asumir los plazos y cantidades acordadas. Estos 90 miembros son los últimos a los que aún no se ha aplicado el incremento salarial que conllevaba el acuerdo.

Todos ellos pertenecen al Ministerio de Defensa, que emplea de forma excepcional a estos guardias para todo tipo de tareas. El grueso de componentes del instituto armado dependen operativamente del Ministerio del Interior, por lo que sí han cobrado lo correspondiente al acuerdo, que preveía subidas de sueldo para 2018, 2019 y 2020 con el fin de ajustar los ingresos de los policías y los guardias civiles a lo que cobran cuerpos autonómicos como los Mossos d'Esquadra o la Ertzaintza. Los dos primeros tramos ya han sido abonados a todos los funcionarios afectados salvo a los 90 mencionados, que continúan fuera y a la espera de que Defensa actualice sus nóminas.

En una situación parecida se encontraban hasta hace poco los 200 guardias civiles destinados en el Centro Nacional de Inteligencia. Al estar fuera del ámbito del Ministerio del Interior, tampoco estaban viendo engordar sus bolsillos al ritmo que lo hacían los de sus compañeros dependientes de Grande Marlaska. Sin embargo, todos ellos se han sumado recientemente al acuerdo de equiparación y ya se han puesto al día en materia de retribución económica, según explican a El Confidencial fuentes de la corporación. El portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Juan Fernández, exige al Ministerio de Defensa que se posicione ya sobre qué va a pasar con esos 90 miembros del instituto armado que aún siguen al margen del pacto salarial. Desde el departamento dirigido por Margarita Robles, sin embargo, no ofrecen ninguna explicación a El Confidencial.

El acuerdo conlleva una inversión de 807 millones de euros en los tres años de aplicación (de 2018 a 2020). Con esta cantidad, el Gobierno pretende equiparar el salario que cobra un policía nacional y un guardia civil al que recibe un mosso d'Esquadra. El departamento de Grande-Marlaska explicó que esa cantidad incrementaría las nóminas de los funcionarios de las fuerzas de seguridad del estado en un 20%. En concreto, anunció que un policía percibiría 529 euros mensuales más y que un guardia civil ingresaría 620 euros más.

Algunos sindicatos como Jupol, la agrupación que irrumpió en las pasadas elecciones sindicales al Consejo de la Policía Nacional con una arrolladora mayoría absoluta y que iniciaron la reclamación de la equiparación que acabó en el acuerdo, siguen sin estar contentos con el acuerdo alcanzado con Interior, que siguen denominando de "falsa equiparación". Jupol de hecho adelantó que plantearía un conflicto colectivo si la cantidad de 807 millones no se duplicaba hasta los 1.500 que los sindicatos y asociaciones estimaban que eran necesarios para hacer una equiparación real.

Jupol, de hecho, ha acudido al Congreso de los Diputados para reactivar su demanda. La Mesa de la cámara baja publicó tras su constitución la iniciativa legislativa popular presentada por Jusapol, la plataforma que funcionó de germen de Jupol, "para la efectiva igualdad y equiparación salarial de las policías del estado español". "Nuestra ILP continúa y se reactiva una vez que se ha constituido la Mesa de la Cámara, como ya veníamos manteniendo frente a los bulos creados sin fundamento que decían que nuestra ILP decaía al disolverse las Cortes Generales. Ya dijimos que nuestra ILP quedaba a la espera de la constitución de la nueva mesa y no nos equivocamos, como también dijimos en su momento y lo seguimos manteniendo, que con el acuerdo firmado no se llegará a la equiparación y tampoco nos equivocamos", señalaron el pasado 25 de diciembre desde Jusapol.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios