Moncloa intenta aplacar el 'fuego' de las pensiones: "La subida es una prioridad"
  1. España
Se cumplirá el compromiso adquirido

Moncloa intenta aplacar el 'fuego' de las pensiones: "La subida es una prioridad"

El Ejecutivo en funciones de Sánchez defiende como "razonable" posponer la revalorización hasta que el Gobierno esté "en pleno uso de su capacidad"

Foto: Moncloa intenta aplacar el 'fuego' de las pensiones: "La subida es una prioridad"
Moncloa intenta aplacar el 'fuego' de las pensiones: "La subida es una prioridad"

Las pensiones “subirán en 2020 un 0,9% con efectos retroactivos del 1 de enero”. Magdalena Valero, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, ha salido este sábado a defender la decisión del Gobierno de mantener las pensiones congeladas hasta que se forme el nuevo Ejecutivo. El mensaje del Gobierno en funciones es claro: no se renuncia “en absoluto” a subir las pensiones. “Al contrario, es una prioridad para el Ejecutivo y una cuestión de máxima relevancia para los pensionistas, como derecho reconocido en nuestra Constitución”, afirman fuentes de la Moncloa.

Pero, de momento, no hay Gobierno y el avance de las negociaciones con ERC aún no permite poner una fecha tentativa a la investidura. Además de las pensiones, hasta que se forme el nuevo Ejecutivo tampoco habrá revalorización en la nómina de los funcionarios ni en la de los trabajadores que cobran el salario mínimo interprofesional, como explicó el Ejecutivo este viernes tras el último Consejo de Ministros del año. En total, 13 millones de españoles verán sus ingresos congelados en plena desaceleración económica.

Foto: El Gobierno no se atreve a poner fecha a la investidura, pero aún ve factible antes del 6

La reacción del resto del espectro político no tardó en llegar: desde Ciudadanos afearon a Pedro Sánchez “supeditar” las pensiones a la negociación con ERC para garantizar su investidura y desde Coalición Canaria tacharon de “chantaje” la decisión. En las filas populares han aprovechado, además, para cargar contra el presidente en funciones por no comparecer para explicar la situación.

“En el 19 Sánchez actualizó pensiones y salarios de los funcionarios, conforme a lo previsto por el Presupuesto de Rajoy y mediante decreto. Ahora dice que no lo va a hacer hasta que no le hagan presidente y las congela. Y se niega a dar explicaciones públicas. Sin escrúpulos”, ha afirmado Rafael Hernando a través de su cuenta de Twitter. En esta misma red social, el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, acusaba a Sánchez de congelar “por segunda vez” las pensiones. “Al PSOE no le importan las pensiones, le importan sus sillones”, añade.

La intervención de Valero ha sido también a través de un tuit, en respuesta al mensaje de García Egea: “Repetir una mentira no consigue que se convierta en verdad”, ha afirmado la ministra al tiempo que subraya que “en 2019 han recuperado el poder adquisitivo perdido por los recortes del PP”.

“Los pensionistas pueden estar seguros: el Gobierno cumplirá con el compromiso adquirido y comunicado a la Comisión Europea del Plan Presupuestario 2020, garantizando el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas para el próximo ejercicio”, subrayan fuentes oficiales. Estas mismas fuentes indican que con el Ejecutivo en funciones y ante “la previsible formación de un nuevo Gobierno es razonable posponer la aplicación de esta medida” hasta que se constituya el nuevo Gobierno y esté “en pleno uso de su capacidad propositiva y normativa”.

Desde la Moncloa sostienen su decisión de congelar las pensiones y no aplicar la revalorización del 0,25%, “aprobada en su día de forma unilateral por rel PP”, en dos razones: la primera, que “ha sido una revalorización ampliamente cuestionada y no se ha aplicado en los ejercicios 2018 y 2019 para evitar la pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas”; la segunda, que esta subida mínima del 0,25% obligaría a duplicar los procesos informáticos, así como el envío de comunicaciones a los beneficiarios con el consiguiente incremento de costes y disminución de la eficiencia del sistema”.

Actualización retroactiva

Una vez constituido el nuevo Ejecutivo, el plan de los socialistas es aprobar una ley que actualice las pensiones un 0,9% con carácter retroactivo, es decir, que sirva para abonar la diferencia no cobrada desde el 1 de enero. Esto supondrá un coste adicional de 1.404 millones, según las previsiones, una partida que ya se incluyó en el plan presupuestario para 2020 enviado a Bruselas. Sin embargo, la Abogacía del Estado aún no ha respondido si se pueden acometer medidas que afecten a la estabilidad presupuestaria del próximo Gobierno.

Foto: La falta de Gobierno deja a 13 millones de españoles con sus ingresos congelados

Otro colectivo que está a la espera que haya Gobierno es el de los funcionarios y empleados públicos, formado por 3,23 millones según la última Encuesta de Población Activa (EPA). El Gobierno tiene prevista una subida del 2,3% —un 2% fijo y un 0,3% con fondos adicionales ligados a la productividad—, lo que supone un gasto extra para las arcas públicas de 3.264 millones.

El SMI es otra variable que el Gobierno en funciones supedita a la deseada investidura de Sánchez. Se incumple así el artículo 27.1 del Estatuto de los Trabajadores, que obliga al Gobierno a fijar anualmente —se suele hacer en el último Consejo de Ministros del ejercicio— el salario mínimo tras consulta con sindicatos y patronales, atendiendo al IPC, la productividad media nacional, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional y la coyuntura económica.

Pensiones Consejo de Ministros Pedro Sánchez PSOE SMI
El redactor recomienda