SOSPECHOSO DE LA DESAPARICIÓN DE MARTA CALVO

Tres mujeres más denuncian que Jorge Ignacio abusó de ellas con cocaína

Por el momento, los especialistas del laboratorio no han logrado determinar siquiera si los restos encontrados en la tubería del domicilio del sospechoso son humanos

Foto: Detención de Jorge Ignacio por la desaparición de Marta Calvo. A la derecha, una imagen de ella. (EC)
Detención de Jorge Ignacio por la desaparición de Marta Calvo. A la derecha, una imagen de ella. (EC)

En total son cinco las prostitutas que han acudido a dependencias de la Guardia Civil a contar su experiencia con Jorge Ignacio Palma, el sospechoso de hacer desaparecer a Marta Calvo. Todas coinciden en el mismo relato: el detenido les introdujo cocaína al menos en la vagina sin que ellas dieran permiso.

Una de estas jóvenes trabaja en una casa de citas y sus compañeras relatan el episodio que les contó: "Él intentó contactar un par de veces para coger una cita con una de nosotras. Lo único que contrataba horas, de 4 a 5 de la mañana, y no solemos trabajar a esas horas. Una chica una vez nos avisó que con ese cliente tuvo un problema 'hace como 4 semanas'. Concretamente, el cliente se pasó con la chica y sin pedirle permiso le metió una bola de 2 gramos por la vagina sin avisarla... después empezó a jugar con ella y le dijo: 'Te voy a meter un dedito...'. Y tras hacer él eso, ella notó como algo raro. Le preguntó: '¿Me has metido algo?', se lo sacó y ya fue cuando discutieron. Ella se enfadó, le echó. Le notaba un poco agresivo. Él lo hace sin que tú te des cuenta, pero ella sí que se percató. De hecho, discutió con él, le echó de la habitación, le devolvió incluso el dinero y él se puso agresivo. Él siempre pide fiesta blanca y en las citas la droga la lleva él. Es totalmente consciente de lo que está haciendo. No estás jugando con una tontería. Estás metiendo bolas de cocaína enteras en las partes genitales".

Tres mujeres más denuncian que Jorge Ignacio abusó de ellas con cocaína

Otra mujer que Jorge Ignacio llevó a su casa de la localidad de Manuel para mantener relaciones sexuales denuncia que se negó a someterse a ese tipo de práctica y él le dio algo de beber que la dejó casi inconsciente. Cuando consiguió recuperar el control de su propio cuerpo acudió al baño a darse una ducha. Asegura que por muy fría que pusiera el agua no la notaba en la piel. Lo que sí descubrió palpándose fueron dos rocas de cocaína, una en la vagina y otra en el ano. Se las sacó y salió de la casa como pudo. Aunque en esta ocasión él no se puso violento. “Me llevó a la estación de tren y me pagó el billete”, cuenta en su declaración la joven.

Mientras a las investigaciones se van sumando testimonios, los agentes de la Guardia Civil siguen buscando el cuerpo de Marta Calvo. De momento ha sido imposible determinar a quién pertenecen los restos orgánicos hallados en una tubería del baño de la casa del sospechoso.

Agentes de la Guardia Civil durante una inspección ocular del domicilio del sospechoso. (EFE)
Agentes de la Guardia Civil durante una inspección ocular del domicilio del sospechoso. (EFE)

Se trata de piel, pero los especialistas del laboratorio no han logrado determinar siquiera si son restos humanos. Lo cierto es que los responsables de las pesquisas confiaban que las pruebas hubieran dado positivo, lo que confirmaría que la búsqueda que se está haciendo en el basurero de Dos Aguas, en Valencia, tiene sentido.

Sin embargo, la indeterminación de los resultados vuelve a abrir la vía de si Jorge Ignacio dijo la verdad, por lo que no se descartan búsquedas puntuales en el entorno de la localidad de Manuel.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios