APROBADO POR LA MESA DE LA CÁMARA

Así quedará el Congreso: Cs incrustado en Vox, el PNV en primera fila y ERC, detrás

Los diez parlamentarios naranjas pierden visibilidad y se quedan como una isla dentro del 'territorio' que ocupará la formación de Abascal, que vota en contra del reparto y habla de "cacicada"

Foto: La distribución de escaños de esta XIV Legislatura, aprobada este 23 de diciembre en la Mesa del Congreso. (Europa Press)
La distribución de escaños de esta XIV Legislatura, aprobada este 23 de diciembre en la Mesa del Congreso. (Europa Press)

Sus señorías ya tienen su escaño definitivo. La Mesa del Congreso aprobó este lunes la distribución del hemiciclo y al final operó tal y como se esperaba: Vox ocupa el lugar preeminente que en la legislatura corta se reservó Ciudadanos y el grupo naranja, muy menguado ya de efectivos (solo diez diputados), queda desvaído, diluido dentro de los parlamentarios de la ultraderecha. El PNV se queda con su ubicación prioritaria, de la que ha disfrutado tradicionalmente, y detrás de él, ERC. Y mientras PSOE y PP mantienen su colocación histórica. Los primeros, a la izquierda de la Cámara. Los segundos, a la derecha. Este reparto fue apoyado por los miembros de PSOE, Unidas Podemos y PP, y contó con la negativa de Vox.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, reunió este lunes a la Mesa para fijar definitivamente la composición de los grupos —se dio el visto bueno a la creación del Grupo Plural, que permitirá desahogar el Mixto— y para estudiar la distribución de los escaños y los despachos. Además, se habilitaron los días necesarios para la investidura, en caso de que finalmente se produjera a finales de esta semana, ya que el reglamento de la Cámara Baja prevé que las sesiones se celebren, con carácter general, de martes a viernes, y si finalmente hubiera acuerdo con ERC, el debate ocupará probablemente el fin de semana.

La bancada de la izquierda, pues, quedará para el PSOE, y la de la derecha, para los 88 parlamentarios del PP (el número 89 es el de Foro Asturias, que viaja al Mixto). Se verá, pues, un Grupo Popular algo más grueso que en la pasada legislatura, cuando solo eran 66 señorías.

PSOE y PP se sentarán en sus ubicaciones tradicionales. Los socialistas, a la izquierda del hemiciclo; los populares, a la derecha


El quesito de la derecha será compartido con Vox, como antes fue ocupado por Ciudadanos. Santiago Abascal sale del gallinero para ocupar la primera fila del salón de plenos, lo que permite ganar visibilidad. A fin de cuentas, desde el 10-N es la tercera fuerza política del país. Sus 52 escaños ascienden por esa primera zona y saltan a la parte alta y central de la Cámara. Es decir, que habrá parlamentarios de la formación de ultraderecha que sí estarán sentados en el gallinero, motivo por el que Vox se opuso a este reparto. De hecho, el partido denunció el "frente de todos" contra ellos por pactar ese diseño. Vox habló de "cacicada" porque los demás grupos habían acordado ese dibujo sin contar con los de Abascal. El portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, censuró la actitud del PP, porque prefiere pactar con el PSOE para "dejar en posiciones de privilegio a los separatistas y la izquierda más radical y buscar una manera de diluir a Vox en el hemiciclo", y ello en vez de "trabajar codo con codo con Vox en la defensa de los valores que nos unen", informa EFE.

Arrimadas, en tercera fila

Los diez diputados de Ciudadanos se sentarán en el tercio derecho de la Cámara, repartidos en tres filas, y serán como una isla dentro del 'territorio Vox'. Esto quiere decir que Inés Arrimadas tendrá un escaño mucho menos visible al que tenía Albert Rivera. Estará dos filas por detrás de Abascal, separada por un pasillo de ERC. Esa posición no gustó públicamente a Cs, que no está representado en la Mesa. La portavoz de la gestora, Melisa Rodríguez, aseguró que el nuevo diseño de la Cámara demuestra la "preferencia" del PSOE y de los morados por los nacionalistas, al hacer que gocen de mayor protagonismo (visual).

Así quedará el Congreso: Cs incrustado en Vox, el PNV en primera fila y ERC, detrás

Así, la dirigente y exdiputada criticó el "puesto predominante" del PNV y que ERC se coloque donde "ha querido", mientras que la formación naranja ocupa unos sillones que no se corresponden, a su juicio, con los 1,7 millones de votantes que apostaron por ellos el 10-N. "Ya empieza a oler cómo va a ir el tono político en la próxima legislatura, si es que hay", reprochó. No obstante, Cs no queda del todo mal parado, porque no está en la parte alta y sí en el mismo tiro de cámara que Abascal y el jefe de ERC, Gabriel Rufián.

En el quesito central se dispondrán los diputados de UP, PNV, ERC, Bildu, Mixto, Vox y parte del nuevo Grupo Plural, el que forman partidos diversos

El quesito central del hemiciclo cuenta con varios grupos en él. En la parte izquierda del mismo, al otro lado de la escalerilla y por tanto cercanos al PSOE, se sitúan los sitios destinados a los 35 representantes de Unidas Podemos. A su derecha, y en primera fila, los seis diputados del PNV, que tradicionalmente ha logrado mantener una ubicación preferente en la Cámara con todos los Gobiernos, que han solido necesitar del apoyo de los nacionalistas vascos. Detrás del PNV, y repartidos en dos filas, los 13 escaños de ERC.

Así quedará el Congreso: Cs incrustado en Vox, el PNV en primera fila y ERC, detrás

En el tercio central también se sentarán los cuatro parlamentarios que se quedan en el Mixto (Foro Asturias, UPN y CUP), y ya en el gallinero tanto los cinco de Bildu, que cuenta con grupo propio, como los 16 que tendrá el Grupo Plural —ocho de JxCAT (falta que prometa su cargo Jaume Alonso-Cuevillas), tres de Más País-Compromís, dos de Coalición Canaria-Nueva Canarias, uno del BNG, uno del PRC y uno de Teruel Existe). Parte de los representantes de este grupo diverso y operativo, de nueva creación, se adentran en el 'territorio PSOE', en el quesito izquierdo de la Cámara.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet (i), y el vicepresidente primero de la Cámara, el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (d), a su llegada a la reunión del órgano rector, este 23 de diciembre. (EFE)
La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet (i), y el vicepresidente primero de la Cámara, el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (d), a su llegada a la reunión del órgano rector, este 23 de diciembre. (EFE)

El dibujo del hemiciclo de esta XIV Legislatura ha sido especialmente complejo, puesto que congrega a diez grupos, la cifra más alta desde 1979: Socialista (120), Popular (88), Vox (52), Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común (35), Plural (15, a falta de que se sume Alonso-Cuevillas), Republicano (13), Ciudadanos (10), Vasco (6), Bildu (5) y Mixto (5).

Habilitados los días 28, 29 y 30 de diciembre por si hay investidura

Además, la Mesa del Congreso calificó este lunes la propuesta de investidura y habilitó los días que sean precisos, en su caso, para el debate. Esta habilitación, indicaron fuentes próximas a la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, tiene efectos en el periodo de sesiones hábil (que se extiende de septiembre a diciembre), ya que en el tiempo inhábil (enero, mes que entra dentro de las vacaciones parlamentarias, igual que julio y agosto) no es necesaria por "entenderse incluida en las facultades" de la jefatura del Congreso.

Es decir, que el órgano rector habilitó este lunes en los que el reglamento, de entrada, no prevé que puedan convocarse sesiones. Lo dice el artículo 62.1 de la normativa del Congreso: "Las sesiones, por regla general, se celebrarán en días comprendidos entre el martes y el viernes, ambos inclusive, de cada semana". El 62.2 señala que las sesiones "podrán, no obstante, celebrarse en días diferentes de los señalados".

Por tanto, lo que hizo la Mesa este lunes fue habilitar los días 28 de diciembre (sábado), 29 (domingo) y 30 (lunes), solo en previsión de que finalmente hubiera debate. El Gobierno no renuncia a que la investidura se produzca antes de que acabe el año. El pleno comenzaría así el viernes 27 de diciembre, continuaría el 28 con la primera votación, en la que se requiere mayoría absoluta, y se remataría el lunes 30, cuando hace falta solo mayoría simple.

No obstante, hay otra opción, en función de los tiempos de ERC. Si el acuerdo con los socialistas no se remata ya mismo, podría comenzar el debate el jueves 2 de enero, para finalizar el domingo 5, víspera de Reyes. El Ejecutivo quiere que Pedro Sánchez sea reelegido lo antes posible para pasar página cuanto antes y el debate público se sitúe en otras coordenadas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios