REUNIÓN DEL CONSEJO GENERAL NARANJA

Cs no debatirá su ideario en el congreso de marzo: se mantiene como partido liberal

El consejo general aprueba las reglas del juego para la próxima asamblea. Solo se debatirán las ponencias de estrategia y estatutos. Entienden que el ideario debe ser algo "estable en el tiempo"

Foto: La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, junto al secretario general, José Manuel Villegas, en el consejo general del pasado 30 de noviembre. (EFE)
La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, junto al secretario general, José Manuel Villegas, en el consejo general del pasado 30 de noviembre. (EFE)

Ciudadanos no debatirá su ideario en la asamblea extraordinaria de marzo en la que se eligirá una nueva dirección tras la marcha de Albert Rivera. Es decir, el partido naranja continuará situándose en el "liberalismo progresista" tal y como zanjó en su último congreso de 2017, en el que enterró definitivamente la socialdemocracia de sus señas de identidad. El consejo general del partido —máximo órgano entre congresos— aprobó este sábado en su última reunión del año las bases preparatorias de la asamblea general convocada para los días 14 y 15 de marzo. Es decir, las reglas del juego para el congreso que dará carpetazo final a la era de Rivera al frente.

Según el documento aprobado por los consejeros, en la V asamblea se debatirán y aprobarán una reforma de los estatutos y otra relativa a la estrategia y las líneas de actuación políticas. Esas serán las dos únicas ponencias que saldrán del cónclave naranja y, por tanto, no habrá una relativa al ideario como sí hubo en 2017. Desde hace semanas distintos dirigentes del partido reconocían que los valores ideológicos de la formación no estaban en duda, y recordaban que tampoco habían sido objeto de discusión en la ejecutiva nacional, ni siquiera en los momentos de mayor crisis el pasado junio cuando se produjeron varias dimisiones en cascada.

Reunión de la gestora de Ciudadanos. (EFE)
Reunión de la gestora de Ciudadanos. (EFE)

Fuentes de la gestora explican que el ideario debe ser "algo estable en el tiempo" y que no tendría sentido introducir cambios que nadie reclama. En la dirección interina entienden que tanto los estatutos como la estrategia deben ser revisados, pero consideran que el ideario de la formación debe permanecer aunque la dirección cambie. Ciudadanos se coronó hace dos años como el partido liberal de España, inaugurando un espacio que hasta el momento no existía más allá de una corriente económica dentro del PP.

El partido naranja se identificó entonces en el liberal progresismo como "liberales en lo económico y progresistas en lo social", eliminando por completo las referencias a la socialdemocracia que aparecía en el ideario original del partido nacido en Cataluña en 2006. Precisamente hubo un sector crítico catalán encabezado por Jordi Cañas (hoy eurodiputado en el equipo de Luis Garicano) y Sergio Sanz (diputado autonómico del Parlament) que defendía mantener aquel ideario. Sin embargo, el 89% de los compromisarios votó a favor de convertirse oficialmente en el partido liberal por el que Rivera llevaba apostando ya un tiempo.

En cuanto a las ponencias que sí se debatirán, la de Estrategia será la que realmente establezca la nueva hoja de ruta del partido. En el caso de 2017, la novedad llegó cuando el partido votó a favor de entrar en gobiernos a partir de las elecciones de 2019. Era un cambio sustancial, ya que tras los comicios de 2015 la formación naranja optó por acuerdos de investidura que favorecieran la gobernabilidad de los partidos ganadores. En Andalucía, por ejemplo, permitieron al PSOE gobernar y, en la Comunidad de Madrid, hicieron lo mismo con el PP. Sin embargo, en la asamblea general celebrada en Coslada, el partido aprobó como principal línea de actuación comenzar a entrar en gobiernos y ganar experiencia en la gestión a partir de este año.

Y así fue: hoy gobiernan en coalición en Madrid, Castilla y León, Andalucía y Murcia. Eso sí, en todas las regiones establecieron pactos con el PP siguiendo la estrategia aprobada por la ejecutiva nacional en junio. Está por ver si la ponencia de esta asamblea optará por establecer criterios de utilidad y lanzar un mandato al partido de recuperar una posición centrista, siendo capaz de llegar a acuerdos tanto con el PP como con el PSOE. Es una fórmula muy apoyada entre los cuadros de la formación.

Urnas tras la crisis de las primarias

El sistema de votación para el próximo comité ejecutivo y para los compromisarios (que representarán a los afiliados en la asamblea general) tendrá una novedad. Además del voto telemático, el partido permitirá el voto en urna después de las polémicas levantadas en las primarias para las autonómicas, con el caso del 'pucherazo' de Castilla y León como principal ejemplo a evitar. El reglamento aprobado este sábado por el consejo general establece que la elección de ambos se podrá realizar de forma telemática o presencial una única vez mediante uno de los dos sistemas. La formación habilitará una urna en la sede más cercana de aquellas provincias en las que el número de solicitudes para votar de forma presencial supere el 5% de los militantes inscritos en el censo correspondiente y si hay más de 25 solicitudes en total.

El presidente de la comisión gestora de Ciudadanos, Manuel García Bofill, preside una de las reuniones. (EFE)
El presidente de la comisión gestora de Ciudadanos, Manuel García Bofill, preside una de las reuniones. (EFE)

El nuevo comité ejecutivo (listas cerradas) será elegido por los afiliados, que sólo podrán votar una candidatura. Todo parece indicar que Inés Arrimadas no tendrá rivales de peso. Cada candidatura estará conformada por un mínimo de 20 y un máximo de 50 miembros, y deberá espeficar —al menos— quién ostentará la presidencia y la secretaría general.

Por otro lado, los afiliados deberán elegir también a los compromisarios (listas abiertas) que irán a la asamblea general en representación de la militancia y que, a fin de cuentas, serán los que realmente decidan sobre las ponencias y el futuro de la formación. Todos los miembros de la gestora, del consejo general saliente y del que salga elegido nuevo comité ejecutivo serán también compromisarios.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios