ESTRUCTURA DEL EJECUTIVO DE COALICIÓN

Unidas Podemos ata un cuarto ministerio en el Gobierno de coalición que dirigirá Garzón

El Ejecutivo progresista tendría compartimentos estancos, por lo que las cuatro carteras moradas dependerían directamente de la vicepresidencia social liderada por Pablo Iglesias

Foto: El líder de IU, Alberto Garzón, comparece en el Congreso tras su encuentro con el Rey en la ronda de consultas. (EFE)
El líder de IU, Alberto Garzón, comparece en el Congreso tras su encuentro con el Rey en la ronda de consultas. (EFE)

Alberto Garzón tendrá asiento en el Consejo de Ministros de salir adelante la investidura. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han cerrado ya tanto el programa de gobierno como el organigrama que tendría el próximo Ejecutivo de coalición progresista, según explican a este diario fuentes cercanas a las negociaciones, y finalmente Unidas Podemos contará con una cuarta cartera que ocuparía el líder de Izquierda Unida, como avanzó este diario. Este ministerio se añadirá así a los tres que se acordaron inicialmente (Igualdad, Trabajo y Universidades), además de la vicepresidencia social para Pablo Iglesias.

La estructura del Gobierno de coalición, de salir adelante, tendría compartimentos estancos, por lo que las cuatro carteras moradas dependerían directamente de la vicepresidencia social liderada por Iglesias. Los titulares de estos ministerios, además de Garzón, serían Irene Montero (Igualdad), Yolanda Díaz (Trabajo) y para Ciencia y Universidades se duda entre el eurodiputado Ernest Urtasun y Rosa Lluch. La formación liderada por Ada Colau contaría así con un representante en el Ejecutivo de coalición, además de IU, formación en la que también milita Yolanda Díaz.

La formación liderada por Pablo Iglesias también quiere contar con perfiles independientes y provenientes de la Administración del Estado con experiencia de gestión para integrar en el organigrama de altos cargos que dependerán de Unidas Podemos. Varias de las personas que se están tanteando pertenecen al mundo universitario y algunos de ellos podrían ocupar secretarías de Estado.

Sánchez e Iglesias se plantearon durante las negociaciones programáticas que los morados pudieran dirigir una cuarta cartera con el objetivo de encajar mejor las competencias y acción de gobierno que correspondería desarrollar a Unidas Podemos. Y es que a medida que se fue bajando al detalle para definir las competencias, fueron surgiendo dudas hasta plantearse algunos cambios en la estructura de gobierno. El ministerio no sería tanto de nueva creación, sino que contaría con competencias ya incluidas en otros ministerios. Se descartan las relacionadas con asuntos puramente económicos, como industria, comercio o Seguridad Social, pero se deja la puerta abierta a competencias como turismo y sanidad.

Estas modificaciones también vendrían motivadas por las renuncias de los morados a llevar a cabo algunas de sus medidas estrella ante las resistencias de los socialistas. De hecho, en Unidas Podemos ya descartaron dirigir carteras como Transición Ecológica, por la falta de consenso para implementar en el programa de gobierno medidas encaminadas a controlar el precio de los alquileres en las zonas especialmente tensionadas o a bajar el precio de la luz e impulsar la creación de una empresa pública eléctrica.

El programa de la acción de gobierno ha partido de la base del pacto presupuestario de octubre del pasado año y se trata de un punto de encuentro entre las posiciones de máximos de ambos partidos. Entre otras renuncias por parte de los morados, destaca el denominado 'impuesto a la banca', que quedó descartado en las conversaciones. Un impuesto extraordinario que el PSOE ya evitó incluir en su programa electoral de abril después de que Sánchez lo propusiese tras recuperar la secretaría general, mientras que Unidas Podemos siguió defendiendo esta reivindicación histórica con el objeto de "recuperar los 60.000 millones del rescate bancario".

Esta serie de renuncias por parte de Unidas Podemos se suma al hecho de dividir competencias en algunos de los ministerios que corresponderían a los morados, como separar Seguridad Social de la cartera de Trabajo. Con todo, este no sería el caso de Universidades, como inicialmente se planteó, que se mantendrá con las competencias de ciencia e innovación.

La intención tanto de PSOE como de Unidas Podemos es celebrar la investidura "cuanto antes", aunque la resolución del TJUE sobre la inmunidad de Oriol Junqueras ha enturbiado las negociaciones entre socialistas y republicanos. Conscientes de los riesgos que se añaden a estas negociaciones a medida que avanzan los días, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ya han hecho sus deberes cerrando el acuerdo programático con la intención de presentarlo al resto de partidos antes de que se produzca la investidura. Las visitas de Iglesias a Moncloa para rematar el acuerdo han sido constantes. Unos avances enfocados a ajustar mejor el calendario para facilitar una investidura lo antes posible.

Los socialistas, a su vez, han venido insistiendo en que junto a la investidura hay que amarrar la gobernabilidad. O sea, que el nuevo Ejecutivo de coalición no sea tumbado a la primera. De ahí que busque el apoyo de ERC en medidas sociales como la reversión de los recortes del Estado del bienestar, la derogación de la 'ley mordaza' o la reforma laboral, o la aprobación del derecho de eutanasia. La primera prueba de fuego para el futuro Gabinete serán los Presupuestos de 2020. Salvarlos daría oxígeno a Sánchez para al menos dos años.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios