MIGUEL ÁNGEL MONTERO, ÍNTIMO DEL EXBANQUERO

La lujosa vida del testaferro de Rato: Audis, universidades privadas y escapadas al golf

El financiero de confianza de los Rato goza de un nivel de vida incompatible con la insolvencia

Foto: Miguel Ángel Montero, en el centro, saliendo de los juzgados de plaza de Castilla. (EFE)
Miguel Ángel Montero, en el centro, saliendo de los juzgados de plaza de Castilla. (EFE)

Miguel Ángel Montero Quevedo, el testaferro que gestiona buena parte de la trama empresarial de Rodrigo Rato —actualmente en prisión por el caso de las tarjetas 'black'—, continúa gozando de un alto nivel de vida pese a que no pague sus deudas.

Montero Quevedo, financiero y hombre de la máxima confianza de Rato, adeuda a exsocios más de un millón de euros con la excusa de que es insolvente, si bien el economista no solo se aleja de esta situación sino que mantiene un estilo de vida al alcance de pocos ciudadanos.

Antes de ingresar en la prisión de Soto del Real, Rato cesó como administrador de varias mercantiles en favor de Montero Quevedo, que sigue al frente de empresas como Arada, Rafi Tealsa o Explotaciones Carabaña. Entre todas, suman un patrimonio de varios millones de euros. Es por esto que el magistrado del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid considera a Montero el testaferro de Rodrigo Rato y le mantiene imputado en una causa separada de la de Bankia, cuyo juicio se ha pospuesto hasta 2020, dada la extensión del periodo de instrucción.

Montero Quevedo lleva más de 40 años trabajando para la familia Rato. Le conocieron con 17 años y, tras costearle los estudios superiores y el máster, comenzó a prestar sus servicios en calidad de economista y asesor financiero. Fuentes conocedoras de la situación indican que la vinculación de Montero con los Rato es tan fuerte que le habría llevado a firmar cada documento que le han puesto delante, los mismos que le han llevado a la imputación. Aunque Montero ha cesado en muchos cargos, sigue siendo administrador único, por citar un ejemplo, en la agencia Cor Comunicación, a través de la que el juez cree que Rato cobró grandes sumas en comisiones.

Desde que estalló el escándalo de Bankia y Rodrigo Rato cayó en desgracia, varios de los empresarios y proveedores que trabajaban con el exministro de Economía dejaron de cobrar lo acordado. Tanto él como Montero Quevedo alegan insolvencia, pero la realidad no respalda esta afirmación.

Pese a que no tiene nada inscrito a su nombre, Montero Quevedo reside, junto a su mujer y sus dos hijas, en un imponente inmueble de 210 metros cuadrados ubicado en Hispanoamérica, uno de los barrios residenciales más cotizados de Madrid. La media de los pisos en alquiler en su edificio es de 2.400 euros mensuales.

Uno de los informes depositados en la causa judicial contra Montero Quevedo evidencia que el economista no vive como una persona que está al borde de la ruina. Conduce un Audi A4 30 TDI valorado en 45.000 euros que está a nombre de una de sus hijas. En cuanto a su descendencia, más indicadores de nivel de vida: la pequeña cursó Bachillerato en el exclusivo colegio Nuestra Señora de Santa María, en Madrid, igual que su hermana mayor, quien recientemente se graduó en el doble grado de Administración de Empresas y Derecho por la IE University, con un valor aproximado de 23.000 euros el curso.

El vehículo habitual de Montero Quevedo, a nombre de una de sus hijas.
El vehículo habitual de Montero Quevedo, a nombre de una de sus hijas.

Durante el periodo investigado, desde finales del pasado año a principios de este, el economista acudió con asiduidad a un despacho en el barrio de Mirasierra, en Madrid, adonde accedió directamente al 'parking' con su mando a distancia. Este sería, presuntamente, su despacho profesional, en tanto que se le ha visto abandonarlo en coches de alta gama junto a otras personas, que bien podrían ser clientes de alguno de sus negocios, para comer en restaurantes de la zona.

Montero Quevedo sigue cultivando algunas aficiones que precisan de gran capacidad económica, como las escapadas al club de golf Escorpión, en Valencia, donde acudió con amigos, aparcando en la zona de socios. La acción en este club cuesta en torno a 20.000 euros. Estos viajes, además, son rematados con visitas a restaurantes selectos.

Montero Quevedo, en el centro, en el club de golf Escorpión.
Montero Quevedo, en el centro, en el club de golf Escorpión.

Sobre su esposa, Elena Martín de Hervás, una prestigiosa psicóloga con consulta privada en Madrid, el informe detalla que posee varias fincas e inmuebles de herencia familiar, principalmente en Albalate de Zorita (Guadalajara), además de tener unos ingresos profesionales estimados en 7.500 euros mensuales. También acreditan que es "reacia" a realizar facturas por las consultas, que cobra a 75 euros, y que solo admite pagos en efectivo.

Cita con el juez

Montero Quevedo se encuentra imputado por una causa separada de las 'black' y Bankia. El juez Serrano Arnal investiga presuntos delitos fiscales y de blanqueamiento de capitales procedentes de las actividades empresariales de Rato, al margen de sus cargos públicos. Se preveía el juicio para este año, pero el magistrado se ha visto obligado a ampliar los plazos de instrucción ante la complejidad de la red de empresas que gestionaba el exbanquero y que ahora, en parte, están en manos de Montero Quevedo. Serrano Arnal decidió recientemente ampliar los ejercicios investigados a 2014 y 2015 ante la sospecha de que exista delito fiscal, una medida que Rato recurrió ante la Audiencia Provincial de Madrid sin éxito.

El periódico ha intentado recabar la versión de Montero Quevedo sin obtener respuesta por el momento.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios