reacciones tras conocerse la decisión

El independentismo exige la liberación del líder de ERC y Vox estalla contra el TJUE

Mientras que el independentismo reclaman la inmediata liberación de Oriol Junqueras, en Unidas Podemos apelan al diálogo y en Vox consideran que la decisión del TJUE "insulta" a España

Foto: Junqueras, Puigdemont y Forn en el Parlament tras aprobar la independencia. (EFE)
Junqueras, Puigdemont y Forn en el Parlament tras aprobar la independencia. (EFE)

Tras conocer la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de darle razón a Oriol Junqueras y considerar que el exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC tenía inmunidad desde el momento en el que se declararon los resultados de las elecciones europeas en el que fue elegido eurodipitado, las reacciones no se han hecho esperar.

El independentismo exige libertad

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, huido de la justicia en Bruselas, ha pedido en Twitter su "libertad inmediata". "Todavía quedan jueces en Europa", ha escrito en la red social tras hacerse pública la noticia.

Tras haberse limitado en los primeros momentos a compartir la reacción de ERC y la del TJUE, Oriol Junqueras ha celebrado la noticia, ha llamado a "persistir" y ha pedido la nulidad de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 'procés'. "La justicia ha llegado desde Europa", ha añadido.

La justicia ha llegado desde Europa. Se han vulnerado nuestros derechos y los de 2.000.000 de ciudadanos que nos votaron. Nulidad de la sentencia y libertad para todos! Persistir como lo hemos hecho nosotros!

Según ha valorado el TJUE, Junqueras contaba con inmunidad desde el momento en el que se declararon los resultados, una interpretación que se podría hacer extensiva por tanto a Carles Puigdemont y Toni Comín, huidos de la justicia española en Bélgica, que obtuvieron un escaño europeo en las elecciones de mayo de 2019 y que desde entonces pelean por tener acceso al mismo, lo que les daría inmunidad y libertad de movimiento.

El actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, -condenado hoy a año y medio de inhabilitación- ha señalado este hecho al pronunciarse sobre la decisión de la corte de Luxemburgo: "La justicia europea ha sido clara con Junqueras. La decisión del TJUE tendrá consecuencias sobre Carles Puigdemont y Toni Comín, dos diputados electos que no se les ha reconocido como tal".

El partido de Junqueras, ERC, ha sido uno de los primeros en celebrar la decisión del TJUE y pedir "la nulidad del juicio y la libertad inmediata" de su líder.

También el abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, ha celebrado la decisión: "Teníamos razón... la condición de eurodiputado, y la inmunidad, se obtenían del resultado electoral y no de la voluntad de la JEC", ha subrayado.

La judicialización de la política

Otro en pronunciarse ha sido el líder de Más País, Íñigo Errejón, para quien el "intento de judicializar un conflicto político ha ido demasiado lejos y ha forzado las costuras de los derechos fundamentales", por lo que ahora es necesario "diálogo y la aceptación del otro".

Han pasado varias horas después de que se conociera la noticia para que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se pronunciase al respecto y pidiera "diálogo e inteligencia política" para reconciliar el país. Iglesias ha denunciado la "judicialización del conflicto político" en Cataluña, que ha sido la culpable de alejar la resolución y deteriorar "la imagen de nuestra Justicia".

Según el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, la justicia europea ha puesto en evidencia que las altas instancias del poder judicial "destilan un ciego ultranacionalismo que les impide cumplir con la imparcialidad requerida".

El portavoz en el Congreso de En Comú Podem, Jaume Asens, ha manifestado a través de las redes sociales que "necesitamos a los presos en libertad para salir definitivamente de la expcecionalidad política".

Para Asens, ahora "es el momento de la política" y entiende que la vía judicial "no es la solución". Una reflexión en la que se justifica porque interpreta que la sentencia del TJUE favorable al líder de ERC "deja en evidencia al Supremo".

De hecho, para la presidenta de En Comú Podem en el parlamento de Barcelona, Jéssica Albiach, la decisión del TJUE es una "bofetada de la Justicia Europea al Tribunal Supremo".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau ha considerado que tanto la sentencia que inhabilita al presidente de la Generalitat, Quim Torra, como mantener en la cárcel a Oriol Junqueras son muestras del "error de judicializar la política", "es un fracaso y nos aleja de la solución" .

A preguntas de los medios, Colau ha subrayado que ella siempre ha defendido que los líderes políticos en prisión "deberían salir": "Cuanto antes salgan más cerca estaremos de la solución", ha añadido.

Quim Torra, Nadia Calviño y Ada Colau (EFE)
Quim Torra, Nadia Calviño y Ada Colau (EFE)

Colau ha señalado que la sentencia TJUE era "previsible", pero "de la máxima relevancia" porque demuestra que "la vía judicial no da más", "no va a servir para nada" y hay que "deshacer el camino de judicialización" y "volver a la vía de la política".

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que la sentencia demuestra que es "urgente" una "solución por la vía política e institucional". Además, ha recordado que la investidura no es solo "cuestión de la Moncloa" sino de "diálogo entre partidos", algunos con "representantes encarcelados".

En declaraciones a los medios, Urkullu se ha mostrado convencido de que el de la situación de Junqueras es "un problema político que nunca tenía que haberse judicializado" y supone la consecuencia de "la judialización de un problema político".

"Inmunidad no es impunidad"

Para el presidente del PP, Pablo Casado, "nada ha cambiado jurídicamente". Tras una reunión con los consejos de dirección del Grupo Popular en el Congreso y el Senado, el líder del PP se ha comprometido a dar la batalla tanto en España como en Europa para que el líder republicano "cumpla su condena" y Puigdemont se siente en el banquillo y acabe en "la cárcel".

Casado se ha reafirmado en su postura y ha dicho que Junqueras "sigue siendo un delincuente condenado en firme" y el expresidente catalán "un prófugo de la Justicia española".

Casado, que ha defendido el procedimiento judicial a los condenados por el 'procés' que dieron un "golpe" al Estado, ha apelado al Gobierno en funciones para que "ejerza su responsabilidad en Bruselas" tras esta decisión judicial del TUE. A su entender, el Estado no puede estar "inerme" en las instituciones comunitarias.

En el caso del PP, ha avanzado que liderarán en la sociedad española y en el Parlamento una respuesta que "se extenderá a las instituciones comunitarias". "No todos los partidos pueden decir que forman parte de una familia política en Europa que no tienen otros partidos, que amparan las tesis de los separatistas", ha apostillado. Así, ha anunciado que presentará una batería de medidas para el "fortalecimiento del Estado" a través de distintos mecanismos.

Entre ellas, ha citado que los prófugos de la Justicia que están fugados "no puedan ser electos"; la modificación de la euroorden para incluir en los mecanismos de entrega automática a los delincuentes reclamados por sedición y rebelión; la tipificación del delito de rebelión impropia; y tipificar el delito de referéndum ilegal.

Ha aprovechado, en este último punto, para incidido en la "gravedad" de que el jefe del Ejecutivo en funciones esté "negociando" con "delincuentes" como Torra y Junqueras. "El PSOE no puede ser caballo de Troya del separatismo ni en el Gobierno de España ni en las instituciones europeas. Tampoco en las alcaldías y en la Diputación de Barcelona", ha manifestado en una declaración grabada que ha difundido el partido.

Para la portavoz del Partido Popular en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, la sentencia de hoy "en ningún caso cambia la realidad de la condena por atentar contra la democracia". "Inmunidad parlamentaria no significa impunidad. Dejemos que el Tribunal Supremo haga su trabajo", ha añadido.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, por su parte, ha criticado la decisión de la justicia europea: y ha recordado que Junqueras ha sido "condenado por sedición y por intentar dar un golpe de Estado": "No puede ser que la jurisdicción de un país no sea aplicable en otro", ha apuntado.

Más contundente ha sido Vox, que ha opinado que, con esta decisión, el tribunal de la Unión Europea "insulta a España y a la Justicia". Para el partido de extrema derecha, eso supone que "urge una reforma profunda para que la UE deje de ser santuario de golpistas y terroristas".

En la misma línea se ha pronunciado su presidente, Santiago Abascal, quien ha considerado la decisión del tribunal europeo como una "humillación" y un "gravísimo ataque a la soberanía" de España y ha hecho un llamamiento a, llegado el caso, convocar una "gran movilización nacional" contra esta agresión a la Constitución Española.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha subrayado que Junqueras es un condenado por sedición y malversación por el Supremo y que la decisión del TJUE "ni anula ni cuestiona esa sentencia".

La portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña, Lorena Roldán, se ha expresado en la misma línea y ha afirmado que "aunque a mucha gente no le guste", Junqueras "sigue siendo un delincuente" condenado, sin que influya en ello el fallo de la Corte de Luxemburgo sobre su inmunidad como eurodiputado.En rueda de prensa, Roldán ha lamentado que "los separatistas confundan inmunidad con impunidad" y que estén extendiendo "mentiras" sobre los efectos del fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Junqueras y Torra

Los ecos de la decisión del TJUE resuenan también entre las paredes de la prisión donde cumplen condena los demás políticos independentistas presos, como Joaquim Forn o Jordi Turull.

El primero, uno de los exconseller de la Generalitat encarcelado y líder de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona, siente que la decisión del tribunal europeo sobre Junqueras arroja "esperanza" y "corrige los abusos del Tribunal Supremo". Sin embargo, Forn, en prisión junto a Junqueras, considera que la inhabilitación de Torra -que también se ha conocido hoy- es objeto de otra "resolución judicial injusta".

El exconseller de la Generalitat encarcelado Jordi Turull también ha criticado la sentencia que condena a Torra a 18 meses de inhabilitación, y a quienes defienden la sentencia del Supremo después de que el Tribunal de Justicia de la UE se haya pronunciado.

"Desde la cárcel, un abrazo bien grande a todos los que estos meses han defendido las bondades del Tribunal Supremo. La falta de vergüenza de algunos es peor que negar el diálogo y la democracia", ha aseverado Turull en un apunte en Twitter. Después de la sentencia del TSJC sobre Torra, conocida horas después, Turull le ha expresado su apoyo al presidente "ante este nuevo intento de tratar desde la justicia lo que nunca debería haber salido del ámbito político".

Silencio en el PSOE

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha sido uno de los pocos dirigentes del PSOE que ha reaccionado a la noticia y ha defendido que la decisión "ni altera ni cuestiona la condena de fondo".

A preguntas de los medios de comunicación, García-Page ha indicado que lo que hizo Junqueras y por lo que está condenado, al igual que lo que hizo el expresidente catalán Carles Puigdemont, son evidentes "manifiestos atentatorios contra el orden constitucional".

Emiliano García-Page (EFE)
Emiliano García-Page (EFE)

En este punto, ha aseverado que durante el proceso judicial ambos se plantearon ser eurodiputados, a su modo de ver "probablemente con la intención de interferir en el proceso y crear un conflicto procesal y técnico". No obstante, ha subrayado que la decisión del Tribunal Europeo de Luxemburgo no modifica la condena de fondo, que a su juicio será la misma que "le caerá a Puigdemont en el mismo momento en el que esté despejada la incógnita sobre su inmunidad". "Inmunidad e impunidad son cosas muy diferentes", ha sentenciado el presidente castellanomanchego.

En cualquier caso, ha considerado que esta situación acabará con la solicitud del trámite en el Parlamento Europeo para que se permita el procesamiento de Puigdemont y, en ese sentido, ha asegurado que aboga por que el Parlamento conceda el suplicatorio y "por fin se pueda juzgar y condenar a Puigdemont en España". Por todo ello, ha lanzado un mensaje a "los que pensaron que podían saltarse claramente el orden constitucional y el Código Penal" español "envueltos en planteamientos ideológicos". "Que pierdan la esperanza", ha concluido.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios