"Daño cerebral": el Supremo abre la vía a rebajar la pena al descuartizador de Pioz
  1. España
EL TSJ YA LE QUITÓ DOS PRISIONES PERMANENTES

"Daño cerebral": el Supremo abre la vía a rebajar la pena al descuartizador de Pioz

El alto tribunal estudiará el 15 de enero los recursos de la acusación y de la defensa. Esta última sostiene que el "deterioro" de los "lóbulos" de Nogueira determinó su conducta criminal

placeholder Foto: Patrick Nogueira, durante el juicio, conversando con la traductora. (EFE)
Patrick Nogueira, durante el juicio, conversando con la traductora. (EFE)

El Tribunal Supremo ha admitido a trámite los recursos presentados tanto por la defensa del asesino de Pioz como por la acusación. Los magistrados debatirán todos los escritos el próximo 15 de enero, según explican a El Confidencial fuentes jurídicas. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha eliminó dos de las tres prisiones permanentes revisables que había impuesto la Audiencia de Guadalajara a Patrick Nogueira, el acusado de asesinar y descuartizar a su tío, a su tía y a sus dos primos pequeños el 17 de agosto de 2016.

Prisión permanente revisable para el descuartizador de Pioz

El alto tribunal autonómico entendió que no era pertinente condenar a esta pena al autor de la masacre por el crimen de los dos niños, como sí había hecho la corte provincial, pero subrayó que sí era correcto hacerlo por el de su tío Marcos, dado que la suma de los otros tres asesinatos —el de los pequeños y el de su tía— ya es suficiente para castigar con el correctivo más duro de la normativa española, como establece el artículo 140.2 del Código Penal.

La rectificación de la pena por parte del TSJ castellanomanchego provocó la reacción de la acusación, que recurrió ante el Tribunal Supremo para reclamar que volviera a endurecerse. En paralelo, la defensa de Nogueira, ejercida por la letrada Bárbara Royo, insistió en la vía iniciada en su primer recurso ante el TSJ, con la que trata de convencer al tribunal de que al no haber alevosía al matar a los dos mayores de edad, no pueden calificarse los hechos como asesinato sino como homicidio, por lo que tampoco cabría la prisión permanente revisable como pena por esos dos crímenes.

Considera la abogada, en concreto, que no hay pruebas de cargo suficientes que demuestren la alevosía, por lo que no casa condena por delito alguno más allá del homicidio. Alega asimismo que Nogueira colaboró con la Guardia Civil, a la que comunicó expresamente que iba a viajar a España a una hora determinada en un vuelo concreto, por lo que debería ser considerada la atenuante por colaboración con la autoridad.

Foto: Patrick Nogueira, el asesino múltiple de Pioz. (EFE)

Sin embargo, el aspecto más novedoso que plantea el recurso de Royo y que será estudiado por los magistrados del Tribunal Supremo se refiere a otra vía de defensa alternativa y complementaria a la del paso de asesinato a homicidio. En concreto, la letrada argumenta en su escrito con base en un informe médico que presentó durante el juicio a puerta cerrada que Nogueira sufre un daño cerebral que determina su conducta. Según el mencionado documento, ahonda, el condenado tiene los "lóbulos temporales" del cerebro "como un queso gruyer", "absolutamente deteriorados", lo que provoca que el sujeto actúe en ocasiones de forma incontrolada, de modo similar a como funcionaría un esquizofrénico cuando tiene un brote.

La abogada basa el argumento del daño cerebral en una neuroimagen obtenida gracias a un 'pet-tac', una exploración realizada por médicos nucleares que mide la actividad interna del cuerpo. En caso de que el Supremo admitiera esta prueba como válida para aplicar una eximente incompleta y, por lo tanto, una reducción de la pena, sería la primera vez que el alto tribunal equipara este tipo de daños cerebrales con una enfermedad mental. Esto último sí que ha servido jurídicamente para exculpar parcialmente a acusados de cometer diferentes delitos. Lo que plantea la letrada de Nogueira, sin embargo, no tiene precedentes en España. Sí en otros países como Estados Unidos, como recordó la propia Royo durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Guadalajara.

Foto: La Audiencia de Guadalajara acoge el juicio. (EFE)

La mente del condenado, de hecho, fue tratada durante la vista por iniciativa de la defensa, que trató de dejar claro en varias ocasiones que el acusado no era una persona normal. "Patrick no es como ustedes ni como nosotros", sentenció la letrada nada más comenzar el juicio y mientras se dirigía al jurado popular, en un claro ejercicio que marcaba su línea de defensa. "Tiene un daño cerebral que determina su conducta en cierta manera", apuntó Royo, quien dejó claro en ese momento que su intención no era hacer pasar por loco a Nogueira.

El perfil psicológico del asesino de Pioz

"Yo nunca he dicho que Patrick estuviese loco ni que sufriese una enfermedad mental ni una psicosis", matizó antes de explicar que sería un diagnóstico médico el que determinaría la situación del acusado, lo que a su juicio debería influir en la pena, ya que para que haya asesinato sin atenuantes —argumentó— es necesario que exista conocimiento y voluntad por parte del autor. "Si sus facultades están mermadas, tendrá su pena, pero la que marca la ley", puntualizó antes de ahondar en los estudios que, según dijo, relacionan el daño cerebral con la delincuencia.

"Las neuroimágenes se utilizan para saber si el sujeto está más o menos predeterminado" y estos análisis ya se están empezando a llevar al ámbito de la Justicia, argumentó la abogada, quien avanzaba de ese modo la novedosa línea de defensa que ahora estudiará el Tribunal Supremo. "Los especialistas han estado muchas horas cara a cara con él en el servicio de Neurología del hospital Quirón de Madrid y no pueden mentir en un juicio", adelantó la abogada, que días después citó a estos psiquiatras a declarar en la vista oral. "Yo también quiero que Patrick sea condenado, pero de acuerdo a sus circunstancias y a los datos objetivos que arrojen las pruebas", sentenció Royo, quien desde el primer momento pidió para su cliente 25 años de cárcel tras la aplicación de diversos atenuantes en contraposición a la prisión permanente revisable que reclamaban tanto la Fiscalía como la acusación particular que ejerce la familia de los asesinados.

Tribunal Supremo Asesinatos Pioz Guardia Civil UCO
El redactor recomienda