ACUERDO PARA QUE RECAIGA EN LOS 'COMUNS'

Ada Colau duda entre Urtasun y Lluch para situar al frente de la cartera de Universidad

La formación liderada por Ada Colau contaría así con un representante en el Ejecutivo de coalición, donde Unidas Podemos tendrá entre tres y cuatro ministerios, además de una vicepresidencia social

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (d), junto a Rosa Lluch (i), en un acto de campaña de En Comú Podem. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (d), junto a Rosa Lluch (i), en un acto de campaña de En Comú Podem. (EFE)
Adelantado en

El Ministerio de Ciencia y Universidades tendrá al frente a un miembro de la confluencia catalana de Podemos, Catalunya en Comú, según la estructura para un hipotético Gobierno de coalición que ya han cerrado Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. El líder de Podemos ha delegado en los 'comuns' la elección de su titular y, a la espera de poder sacar adelante la investidura, los nombres que está barajando la dirección del partido liderado por Ada Colau para dirigir este ministerio son solamente dos: Rosa Lluch y Ernest Urtasun, según ha podido saber este diario de fuentes cercanas a las negociaciones para el Gobierno de coalición. Las competencias de Ciencia, Innovación y Universidades se mantendrían en la misma cartera, como hasta ahora.

El economista y diplomático Ernest Urtasun (Barcelona, 1982) revalidó su acta de eurodiputado el pasado 26 mayo, al concurrir como número tres de la candidatura de confluencia, por detrás de la candidata elegida por Podemos —María Eugenia Rodríguez Palop— y la de Izquierda Unida —Sira Rego—. Portavoz de ICV, partido integrado en Catalunya en Comú y actualmente en desaparición a la espera de cerrarse el concurso de acreedores, pertenece a la corriente federalista de los 'comuns'. De perfil ecosocialista y con posturas alejadas del soberanismo que también tienen cabida en los 'comuns', en el Parlamento Europeo integra el Grupo de los Verdes, del que es vicepresidente.

Hijo político de los ex secretarios generales de ICV Joan Herrera, quien hasta septiembre dirigió el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, y Jordi Guillot, actualmente en el Consejo de Estado, Urtasun coordinó con este último la entrada del partido ecosocialista en el Partido Verde Europeo hace más de una década. Este vínculo con los verdes europeos, reforzado por su cargo en el grupo de la Eurocámara y su cercanía con su líder, Ska Keller, situaría a Unidas Podemos en mejor posición para hacerse con la franquicia española del Partido Verde Europeo si finalmente es ministro. Y es que Equo también disputa mantenerse como la franquicia en España del Partido Verde Europeo, tras la entrada de Inés Sabanés en el Congreso con Más País.

La historiadora y profesora en la Universidad de Barcelona Rosa Lluch (Barcelona, 1969) es el otro nombre que se baraja para la cartera de Universidades. Hija del que fuera ministro del PSOE asesinado por ETA Ernest Lluch, concurrió como cabeza de lista de En Comú Podem al Senado y hace apenas tres semanas se incorporó a la ejecutiva de Catalunya en Comú de la mano de Ada Colau, tras ser integrada en la lista de consenso para la renovación de los órganos de dirección.

Ernest Urtasun, en el Parlamento Europeo. (EFE)
Ernest Urtasun, en el Parlamento Europeo. (EFE)

Las dos opciones que se barajan para dirigir esta cartera se limitan por tanto a Lluch y Urtasun. Quedan así descartados otros nombres que entraron en las quinielas en un principio, como los de Joan Mena o Joan Subirats, teniente de alcaldía de Barcelona.

La formación liderada por Ada Colau contaría así con un representante en el Ejecutivo de coalición, donde Unidas Podemos tendrá entre tres y cuatro ministerios, además de una vicepresidencia social que ocuparía Pablo Iglesias. A las carteras ya cerradas —Universidades, Igualdad, que ocuparía Irene Montero, y Trabajo, que recaería en Yolanda Díaz—, se sumaría previsiblemente una cuarta de la que sería titular el líder de IU, Alberto Garzón. Esta última no tendría por qué ser de nueva creación, barajándose la posibilidad de que fuese la de Sanidad. En un principio, el acuerdo comprendía una vicepresidencia y tres ministerios para los morados, pero a medida que avanzaron las negociaciones programáticas, se planteó la posibilidad de sumar otro ministerio con el objetivo de encajar mejor las competencias y acción de gobierno que correspondería desarrollar a Unidas Podemos.

La formación liderada por Pablo Iglesias también quiere contar con perfiles independientes y provenientes de la Administración del Estado con experiencia de gestión para integrar en el organigrama de altos cargos que dependerán de Unidas Podemos, de salir adelante la investidura. El cogobierno tendrá compartimentos estancos, por lo que toda la jerarquía de cada ministerio estará bajo la batuta del mismo partido al que corresponda. El acuerdo, además, comprende que no haya vetos cruzados y que cada formación tenga total libertad para elegir a sus ministros y altos cargos. Esto es, un modelo que difiere del desarrollado en otros gobiernos de coalición del ámbito autonómico, donde el reparto es mixto.

Ada Colau duda entre Urtasun y Lluch para situar al frente de la cartera de Universidad

El programa de la acción de gobierno, que ya está prácticamente perfilado, ha partido de la base del pacto presupuestario de octubre del pasado año y será un punto de encuentro entre las posiciones de máximos de ambos partidos, por lo que no faltarán las renuncias de los morados en algunas cuestiones clave relacionadas con vivienda, banca o energía, pero tampoco otras de sus principales reivindicaciones históricas. Entre estas últimas, destaca el denominado 'impuesto a la banca', que quedó descartado en las conversaciones. Otra de las principales cesiones de Unidas Podemos relacionadas con la vivienda tiene que ver con la intervención en el mercado de los alquileres. Los socialistas se han opuesto a desarrollar medidas para el control de precios en aquellas zonas especialmente tensionadas. Asimismo, se ha vetado la creación de una empresa pública de energía para contribuir a reducir el precio de la factura de la luz.

Más consenso se ha producido respecto al plan de Unidas Podemos para Trabajo. En este, se incluirían la reducción de los contratos temporales, la limitación de la subcontratación, el fortalecimiento de los subsidios por desempleo, la derogación de las partes de la reforma laboral consideradas más lesivas y, principalmente, las subidas progresivas del salario mínimo interprofesional. El acuerdo pasa por aumentarlo a los 1.000 euros en los próximos Presupuestos y que al final de la legislatura equivalga al 60% del salario medio, en consonancia con las recomendaciones de la Carta Social Europea.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios