TRAS PROLONGARSE SU PRISIÓN PREVENTIVA

Villarejo amenaza al juez y afirma que el CNI manipula sus audios con "clonación de voz"

"Si el juez tiene interés en reabrir esos dispositivos de almacenamiento externo, como tan celosamente y en apariencia persigue, su tarea es tan simple como contactar con la dirección del CNI"

Foto:

Después de que la Audiencia Nacional rechazara este viernes el recurso presentado por José Manuel Villarejo contra la prórroga de su prisión preventiva, el comisario jubilado ha emitido un comunicado en el que carga contra los investigadores. El policía asegura que algunos de los archivos que maneja "afectan directamente al propio instructor" y denuncia que el Centro Nacional de Inteligencia está manipulando sus audios con programas de "clonación de voz", tras lo que subraya que "en España nunca se querrán investigar esos nauseabundos hechos".

"Si el juez tiene interés en reabrir esos dispositivos de almacenamiento externo, como tan celosamente y en apariencia persigue, su tarea es tan simple como contactar con la dirección del CNI e identificar a los agentes que los encriptaron", critica el policía. En la nota, Villarejo deja caer la posibilidad de que el magistrado Manuel García-Castellón no persiga este objetivo en realidad, para lo que apunta a que maneja documentos sobre causas que le afectan: "El archivo Jano, caso Sogecable, caso Faisán, acuerdos de Mario Conde… O incluso los relativos a su estancia en el extranjero como juez de enlace". García-Castellón estuvo en Roma como magistrado antes de volver a la Audiencia Nacional.

Para incidir en esta amenaza al juez, el comisario desliza las tres palabras que ya incluían sus anteriores comunicados: "Control de togas". Con esta expresión, Villarejo se refiere a la acumulación de datos sensibles de magistrados y fiscales, un archivo que, según cuenta, arrancó en los años sesenta o setenta, aún en la etapa franquista. "Sería impensable una actuación de esta índole del juez sin contar este con el respaldo del CNI y el control de togas’", afirma el policía.

En las tres páginas que ocupa el texto, las referencias al CNI y su supuesta injerencia en el caso se repiten una y otra vez. Según asegura, los investigadores están apoyándose en la clonación de voz, atacando a servidores y alterando metadatos para manipular sus archivos, todo ello con "programas cedidos por los estadounidenses, tanto por la CIA como por la NSA". Como es habitual en sus comunicados, el comisario también incluye una referencia a los supuestos trapos sucios del CNI a la hora de exponer su postura: "Por cierto, esos programas fueron usados en la operación Cataluña".

El policía apunta a que se está filtrando información sensible sobre empresas y autoridades concretas, pero asegura que al mismo tiempo se entierra la relativa a otras: "¿Por qué razón se las ha seleccionado frente al resto?", se pregunta. "La ocultación de importantísimas personalidades del Estado, magistrados y fiscales y del mundo empresarial [Ibex 35 y principales medios de comunicación] (...) o bien trascenderán en el momento en que mi abogado acceda a todo el material almacenado [descontando aquel que haya podido ser destruido], o bien irán emergiendo [por las continuas filtraciones del sumario que impunemente se están produciendo]".

"Si salgo con vida de prisión"

El pasado mes de octubre, antes de que se cumpliera la barrera de los dos años en prisión preventiva, el juez acordó prorrogar el encarcelamiento de Villarejo, medida que puede alargarse hasta el máximo de cuatro. García Castellón basó la decisión en que presenta un elevado riesgo de fuga, así como de destrucción de pruebas, obstrucción a la justicia y reiteración delictiva. El comisario recurrió esta decisión y alegó, entre otras razones, que su estado de salud es incompatible con la estancia en la cárcel, argumentos que la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional echó por tierra el 13 de diciembre.

Pese a ello, Villarejo vuelve a la carga con su último comunicado, en el que se presenta una vez más como una víctima: "Cada día tengo más claro que estas violaciones constantes de mis derechos solo tendrán reparo en instancias internacionales, dejando la imagen de España como Estado presuntamente garantista, por la acción de un puñado de su supuesta élite, arrastrada y pisada. Si salgo con vida de prisión, cosa que no es segura, aunque sea lo último que haga, lo conseguiré. Cada día mi estado de salud empeora, pero crece al mismo tiempo mi fuerza de voluntad para hacerlo".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios