Arrimadas pedirá a Sánchez escenificar la 'otra vía' con una foto a tres junto a Casado
  1. España
REUNIONES POR SEPARADO ESTE LUNES

Arrimadas pedirá a Sánchez escenificar la 'otra vía' con una foto a tres junto a Casado

El presidente se verá con el líder del PP y la dirigente naranja por separado este lunes. Pero Arrimadas insistirá en que se produzca una reunión a tres. El objetivo es la escenificación

Foto: Arrimadas pedirá a Sánchez escenificar la 'otra vía' con una foto a tres junto a Casado
Arrimadas pedirá a Sánchez escenificar la 'otra vía' con una foto a tres junto a Casado

Empieza una semana clave para el futuro de la investidura de Pedro Sánchez. Tras recibir —y aceptar— oficialmente el encargo del Rey para tratar de formar Gobierno, el presidente en funciones se reunirá este lunes personalmente con el líder del PP, Pablo Casado, y con la portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas. La primera cita será a las 9:30 de la mañana y, la segunda, está prevista a las 11. Ambas se producirán en el Congreso. Serán dos encuentros por separado y sucesivos. Pero la dirigente naranja trasladará a Sánchez su petición de que haya una nueva reunión a tres. El gran objetivo que persigue el partido naranja, mermado tras las elecciones, que lo dejaron en solo 10 diputados, es una imagen a tres que demuestre gráficamente la opción alternativa al pacto con Unidas Podemos.

Desde que Sánchez e Iglesias sellaron con aquel abrazo su preacuerdo para un Gobierno de coalición 48 horas después del 10-N, Arrimadas lo bautizó como el "pacto del insomnio". El mensaje a lanzar era claro: pedía al PSOE que rompiera con los morados y se abriera a dialogar con PP y Ciudadanos una investidura a cambio de los grandes pactos de Estado que necesita España.

La idea no era nueva. En realidad, la campaña electoral que terminó en desastre para los naranjas se basó exactamente en eso. El partido que dirigía Albert Rivera siempre pensó que la repetición electoral no llegaría, y al confirmarse, decidió apostar por una campaña basada en la utilidad y en la garantía de que los votos que fueran a parar a Ciudadanos servirían para desbloquear la situación y poner en marcha un Gobierno constitucionalista.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Reuters)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Reuters)

La verdadera novedad llegó el 2 de diciembre cuando Arrimadas, erigida ya como nueva líder a la espera de la asamblea general interna que tendrá lugar en marzo, decidió enviar una carta al presidente en funciones. Ciudadanos pasaba a la acción dejando por escrito la existencia de una alternativa al pacto entre PSOE y Unidas Podemos, que necesariamente requiere del apoyo de los independentistas. "Le propongo una alternativa. Una solución excepcional. Una vía que ofrezca a España un horizonte de estabilidad para los próximos años". Una mayoría calificada como la "vía de los 221 escaños" —los de PSOE, PP y Cs— que otros dirigentes llaman ya la "vía Arrimadas".

La misma que la portavoz naranja trasladó al Rey durante la ronda de consultas al confirmarle que no daría su apoyo a Sánchez si mantenía el acuerdo con Iglesias. Según ha podido saber este diario, la portavoz de Ciudadanos reiterará su petición al socialista en el encuentro que empezará a las 11 de la mañana, insistiendo en la idea de mantener una reunión a tres para "explorar" la posibilidad de un entendimiento. Arrimadas considera que una negociación de estas características serviría no solo para poner en marcha un Gobierno sino para pactar los Presupuestos y abordar las grandes reformas pendientes del país.

Foto: Sánchez llamará a Torra el martes y vuelve a Pedralbes al hablar de "seguridad jurídica"

En Ciudadanos, saben que su pretensión es muy difícil. El objetivo a corto plazo que persiguen es la prueba de que ese acuerdo podría ser posible. La potencia que tendría esa foto a tres. De alguna manera, Arrimadas lo dejaba caer en una intervención la semana pasada: "No me puedo quedar tranquila sin decir que la alternativa existe. Si Sánchez sigue empeñado en esos socios y esa sopa de letras [en referencia a Podemos, Más País, Compromís, BNG y los independentistas], toda España sabrá que este es el plan que siempre tuvo. Que teníamos razón", insistió.

A medio plazo, reconocen fuentes cercanas a la portavoz, hay otro objetivo. Estar preparados por si finalmente la vía de ERC fracasa. A pesar de que los equipos negociadores de socialistas y republicanos continúan avanzando en sus conversaciones, Ciudadanos insiste en señalar la volatilidad y la poca fiabilidad que siempre ha demostrado el partido de Oriol Junqueras que representa Gabriel Rufián en Madrid.

Son conscientes del calendario interno que ERC tiene por delante y que cualquier matiz en clave catalana puede cambiar sus intenciones y sus propios objetivos. De ahí que consideren indispensable allanar el camino hacia esta otra vía. "Si lo de ERC no sale, empieza otra partida", explican.

El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

En ese punto, esperan que la incomodidad que ahora sufre el PP ante la situación de no estar ofreciendo ninguna alternativa pese a rechazar a Sánchez (exactamente el mismo papel que tuvo Ciudadanos tras las elecciones de abril y al que se achaca la debacle electoral por su falta de utilidad ante el electorado), podría retornar en una posible negociación. "Nadie querría asumir la culpa de terceras elecciones. Unas terceras son inviables. Si no hay otra posibilidad, tendrían que intentar llegar a un acuerdo", repiten. El partido naranja, a pesar de sus únicos 10 diputados, pretende actuar como el pegamento entre ambas formaciones. Ciudadanos sabe que populares y socialistas tendrían muy complicado llevar a cabo un acuerdo entre ambos solos, sin un tercer actor implicado.

Es la principal baza que jugará Arrimadas en todo momento y que utilizará hasta que haya una conclusión encima de la mesa. Tras la presión de los últimos meses y la crisis vivida en el partido a raíz del 10-N, los dirigentes naranjas no esconden que su posición ahora es "cómoda" y "fácil" frente al nerviosismo del PP y la inestabilidad del acuerdo del PSOE. "Insistir y esperar", repiten en el entorno de Arrimadas.

Inés Arrimadas Pablo Casado Pedro Sánchez PSOE Partido Popular (PP) Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Oriol Junqueras
El redactor recomienda