Renovación en el TS

El veto 'progre' a la jueza Espejel bloquea la Sala de lo Penal del Supremo hasta enero

Los vocales progresistas no ofrecerán su respaldo a la candidata preferida por el bloque conservador

Foto: Concepción Espejel. (EFE)
Concepción Espejel. (EFE)

Tres plazas de magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Veintiocho aspirantes: diecisiete hombres y once mujeres. Y hay bloqueo. Los vocales progresistas del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) amenazan con congelar la renovación de lo Penal del alto tribunal hasta al menos enero. En el centro de decisión, la preferida por el grupo de conservadores: Concepción Espejel.

La candidata está vetada y el acuerdo entre los dos bloques parece ahora imposible si no se produce algún movimiento. Aspira al puesto desde su cargo como presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Antes de conseguirlo en ajustada competición con otra magistrada, Manuela Fernández Prado, dirigía la Sección Segunda de lo Penal del mismo tribunal. Además, está designada para presidir el juicio contra el mayor Josep Lluis Trapero, que arrancará en enero.

La división por su nombramiento se basa en lo que desde los progresistas se considera una evidente cercanía al Partido Popular

La división por su nombramiento se basa en lo que desde los progresistas se considera una evidente cercanía al Partido Popular. Esta afinidad le valió la recusación en dos de los procedimientos abiertos en la Audiencia sobre la formación que ahora dirige Pablo Casado. Quedó apartada de los juicios del caso Gürtel y del bautizado como papeles de Bárcenas, donde se investiga la presunta caja B del PP. En situación similar se encontró el juez Enrique López que, dio el salto desde la Sala de Apelaciones del mismo tribunal hasta una responsabilidad política vinculada al partido: la Consejería de Interior y Justicia de la Comunidad de Madrid de Díaz Ayuso.

Un segundo motivo pone las cosas más complicadas aún para desatascar la elección para los tres codiciados puestos. El bloque progresista defiende que se debe mantener coherencia con la sensibilidad ideológica de los magistrados a los que se sustituye en el Supremo. De la Sala de lo Penal del TS han salido, por el lado progresista y por jubilación, los magistrados Alberto Jorge Barreiro y Luciano Varela. Por el lado conservador, Francisco Monterde. Por ello, los vocales del área defienden que debe elegirse para sustituirles a dos magistrados de su preferencia. Proponen al presidente de la Audiencia Provincial de Tarragona, Javier Hernández y a Manuela Fernández, ahora en Apelaciones de la Audiencia Nacional.

Los tres puestos aparecen como los más codiciados de las últimas convocatorias. Nada menos que 28 candidatos quieren obtenerlos. Entre ellos se encuentra el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, José María Barrientos. También optan numerosos magistrados de la Audiencia Nacional: el titular del 5, José de la Mata, los jueces Ángel Hurtado y Eloy Velasco y las magistradas Clara Bayarri, María Tardón y Teresa Palacios, entre otros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios