La Fiscalía apoya ahora fianzas de 9.000 euros para que tres CDR eludan la cárcel
  1. España
Brusco cambio de criterio

La Fiscalía apoya ahora fianzas de 9.000 euros para que tres CDR eludan la cárcel

La decisión se adopta en plenas negociaciones con ERC y después de que los fiscales defendieran hace un mes mantener la prisión incondicional

Foto: Uno de los CDR acusados de terrorismo, en su declaración ante la Audiencia Nacional. (Foto: EC)
Uno de los CDR acusados de terrorismo, en su declaración ante la Audiencia Nacional. (Foto: EC)

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado la imposición de fianzas de 9.000 euros para eludir la cárcel para tres de los siete CDR acusados de pertenencia a grupo terrorista, fabricación de explosivos y conspiración para causar estragos que permanecen en prisión provisional desde el 26 de septiembre. En un brusco cambio de criterio, el Ministerio Público -que ha realizado su propuesta coincidiendo con la negociación del Gobierno en funciones con ERC- considera que estas cuatro personas no manipularon las sustancias explosivas que fueron incautadas en la operación en la que se desarticuló este grupo, preparado para cometer acciones coincidiendo con la publicación de la sentencia del 'procés'.

Los fiscales, que apoyaron hace unas semanas la prisión incondicional en la vista celebrada para revisar su situación, han presentado su propuesta a los tres magistrados de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que, según fuentes jurídicas, se pronunciarán en los próximos días ante los recursos de las defensas. Apoya la imposición de caución en el caso de Xavier Buigas, Xavier Duch y Eduard Garzón. En un cuarto caso, el de Jordi Ros, el Ministerio Público estudia también fianza por el mismo motivo aunque su activo papel en el grupo levanta dudas.

Nueve miembros de los autodenominados Comités de Defensa de la República fueron detenidos por la Guardia Civil el 23 de septiembre en la bautizada como operación Judas. Tres días después, siete ingresaron en prisión provisional tras declarar ante el juez, comparecencia en la que solo dos respondieron a las preguntas de la Fiscalía: Jordi Ros, el responsable de la fabricación de explosivos, y Ferran Jolis, encargado de las labores informáticas. El juez Manuel García Castellón, a cargo de la instrucción, considera que forman parte de los equipos de respuesta táctica (ERT), una organización vinculada a los CDR que pretende instaurar la república catalana por cualquier vía, incluidas las violentas.

La vista

En la vista celebrada el pasado 13 de noviembre, hace ahora un mes, la Fiscalía ponderó el riesgo de fuga y de reiteración delictiva. Por su parte, los abogados sostuvieron ante el juez que los acusados tienen arraigo en Cataluña y, por tanto, no hay riesgo de fuga, pero los informes policiales que constan en el sumario, al que ha tenido acceso El Confidencial, apuntan a que al menos uno de ellos sí planeaba abandonar España. "Jordi Ros estaría preparando su posible huida debido a las actividades ilícitas que viene desarrollando, para lo cual solicita algún tipo de financiación", sostiene la Guardia Civil. La conversación que llevó a los investigadores a sospechar esto se produjo el 6 de septiembre entre Ros y una persona a la que se identifica como Alma, a la que le dice que "se irá de excursión' y que no puede hacerlo "sin mochila" porque necesita "pagar el desayuno y el café".

Las conversaciones intervenidas durante meses a los CDR estaban plagadas de palabras clave. "Batidos de fresa", "cacahuetes" y "chus" para referirse a móviles seguros. "Lisa" para Puigdemont y "Gandalf" para Torra. "Destilar una cerveza" para los explosivos. Los acusados trataron así de blindar sus comunicaciones ante la sospecha de que la Guardia Civil seguía sus pasos, investigación que sabían cómo podía terminar: "Me estoy jugando el culo porque si me pillan me van a meter terrorismo y banda organizada", asegura el propio Jolis en uno de los pinchazos telefónicos.

El 26 de septiembre, en su comparecencia ante el juez, el acusado optó entonces por pedir perdón y contestó a las preguntas de la Fiscalía: "Estoy totalmente arrepentido de estas cosas. De hecho, cuando entró el guardia civil, me presté a colaborar en todo y a los compañeros de la Guardia Civil [en ese momento, el juez le advierte de que no son compañeros suyos] me ofrecí a ayudarles y a lo que haga falta". También apuntó de forma directa a que su plan de ocupar el Parlament formaba parte de una estrategia para declarar la independencia: "Me dijeron que el 'president' Torra estaba de acuerdo en ocupar el Parlament de manera pacífica y que les dejarían entrar y que se encerrarían todos". "Se querían encerrar porque el 'president' Torra quería echar para adelante esto de la independencia, lo llamaban el día D".

CDR Terrorista Audiencia Nacional