La UCO halla correos de López Madrid con el policía que investigó el acoso sexual de Pinto
  1. España
COMUNICA A LA AUDIENCIA EL DESCUBRIMIENTO

La UCO halla correos de López Madrid con el policía que investigó el acoso sexual de Pinto

El consejero delegado del Grupo Villar Mir se cruzó mensajes con el inspector que investigó sus denuncias cruzadas con la doctora Pinto por supuestas amenazas y acoso sexual

Foto: La UCO halla correos de López Madrid con el policía que investigó el acoso sexual de Pinto
La UCO halla correos de López Madrid con el policía que investigó el acoso sexual de Pinto

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha descubierto correos y mensajes relacionados con el escándalo de Javier López Madrid y Elisa Pinto durante sus pesquisas sobre las operaciones Púnica y Lezo. Los agentes han informado a la Audiencia Nacional del hallazgo de varias comunicaciones que supuestamente se intercambiaron el directivo de OHL y el inspector jefe de la Policía Nacional que instruyó su denuncia contra la dermatóloga por los supuestos delitos de acoso sexual y amenazas.

Según recoge un oficio al que ha tenido acceso El Confidencial, la UCO ha trasladado la existencia de estos correos y mensajes al juez Manuel García-Castellón, responsable de los casos Púnica y Lezo, para que valore si deben ser remitidos a Plaza Castilla, donde se investigan en paralelo la denuncia del consejero delegado del Grupo Villar Mir contra la doctora Pinto (Juzgado número 26) y la que esta interpuso a su vez contra el directivo por los mismos presuntos delitos de acoso y amenazas (Juzgado 39).

La doctora Elisa Pinto, en un fotomontaje.
La doctora Elisa Pinto, en un fotomontaje.

El hallazgo de estas comunicaciones se habría producido de forma fortuita. La propia Guardia Civil aclara en su escrito que las localizó en una cuenta de correo electrónico y en una 'tablet' de López Madrid que intervino durante sus gestiones para dilucidar la presunta implicación del empresario en la red de financiación ilegal del PP de Madrid en el marco del caso Púnica.

El cruce de mensajes entre López Madrid y el inspector jefe de la Policía Nacional encargado de instruir su denuncia se habría producido entre el 16 de octubre y el 26 de noviembre de 2015, justo cuando el agente estaba confeccionando un informe que terminó acreditando de forma indiciaria que la doctora Pinto había desplegado una estrategia para simular que estaba siendo víctima de un supuesto acoso enfermizo por parte del empresario que incluía llamadas y mensajes amenazantes, notas manuscritas en su casa e incluso una teórica agresión cometida personalmente por el comisario Villarejo. El inspector jefe de la Policía concluyó que las pruebas que la dermatóloga había presentado contra López Madrid y sobre el ataque de Villarejo habían sido, en realidad, fabricadas por ella para generar la ilusión de que estaba siendo perseguida por una trama de carácter criminal.

Los mensajes encontrados por la UCO serían anteriores a la presentación de ese informe. Arrancan con un mensaje instantáneo que el inspector remitió a López Madrid el 16 de octubre de 2015 para presentarse y comunicarle que, por orden del Juzgado número 26, debía citarlo inmediatamente para tomarle declaración. El 19 del mismo mes, se produjeron nuevas comunicaciones relacionadas con ese trámite, que habría tenido lugar ese día. A primera hora, el industrial escribió al policía para anunciarle que llegaría tarde a la cita. El inspector le contestó que no había problema: “Ok. No te preocupes. Tenemos toda la mañana”.

El juez Manuel García-Castellón. (EFE)
El juez Manuel García-Castellón. (EFE)

Días después de la declaración, el 28 de octubre, López Madrid remitió al inspector un correo electrónico con algunas “ideas” para el informe que debía presentar en los juzgados de Plaza Castilla. “(…) No quiero dejar de mencionarte ningún aspecto que pueda ayudar en la investigación, por muy obvio o remoto que estos puedan resultar inicialmente”, escribió el empresario, antes de desgranar los supuestos puntos débiles de la versión de Pinto, entre ellos, que en las denuncias que interpuso contra él incluyó mensajes con información que, en esas fechas, solo podía conocer ella y que algunas decisiones tomadas por la doctora carecían de la más mínima lógica.

En concreto, López Madrid recordó al policía que Pinto había ingresado dinero en su banco al mismo tiempo que supuestamente la sometía a un acoso sin límites. “Tampoco tiene sentido que [Pinto]”, alegó el consejero delegado del Grupo Villar Mir en el correo encontrado ahora por la Guardia Civil, “confíe sus ahorros (más de un millón de euros) al banco privado [Siacapital] del que yo soy fundador, presidente y mayor accionista (…) Cuando la visité con Rafael Redondo [socio de Villarejo] para decirle que me dejase en paz, me transfirió a los dos días, adicionalmente, su fondo de pensiones. Insisto, a su supuesto agresor”, añadió el empresario. “Un saludo y de nuevo gracias por tus esfuerzos. Javier”.

El agente le respondió un día después para informarle de que ya estaba al tanto de todos esos detalles, “como resultado del estudio del contenido de mensajes” que el propio López Madrid había aportado en las denuncias contra la doctora. Esa misma tarde, a las 18:46, López Madrid envió al policía un correo de vuelta para ponerse a su disposición. “(…) Tú diriges la investigación y hago lo que digas”, escribió el directivo de OHL, que se encuentra imputado en los casos Púnica y Lezo por el presunto pago de donaciones ilegales al PP y el supuesto amaño del contrato del tren de Cercanías de Navalcarnero, respectivamente.

El 17 de noviembre de 2015, López Madrid volvió a recurrir a los mensajes de texto para comentar con el inspector jefe de la Comisaría General de Policía Judicial de la Policía Nacional nuevos detalles que había recordado. Pero el 19 de noviembre fue el investigador el que contactó con el empresario a primera hora de la mañana. “Buenos días, Javier. Solo quería transmitirte que el informe que queríamos es muy bueno para nuestra investigación. Paciencia en este último cuarto, que este partido lo vamos a ganar”, anunció el policía. El industrial agradeció las palabras: “(…) Mil gracias por tu amabilidad y cariño, dándome confianza”.

Operativo de la UCO en la Comunidad de Madrid por el caso Púnica. (EFE)
Operativo de la UCO en la Comunidad de Madrid por el caso Púnica. (EFE)

Fuentes próximas al caso aseguran que el informe al que se refería el policía fue un estudio grafológico de una nota manuscrita anónima y con amenazas que Pinto aseguró haber recibido en su domicilio y que atribuyó a las supuestas maniobras de López Madrid para intimidarla. Los expertos policiales concluyeron que la doctora había usado a su hijo de 10 años para confeccionar la nota tras comparar el texto con trabajos escolares redactados por el menor en su colegio.

El intercambio de impresiones continuó. El 23 de noviembre, el policía volvió a mensajear a López Madrid para informarle de que acababa de reunirse con las juezas que llevaban las dos denuncias por acoso —la del empresario contra Pinto y la presentada a su vez por la doctora contra él— y adelantarle que la investigación estaba a punto de concluir. “(…) De aquí al próximo lunes he terminado mi trabajo, salvo requerimiento. Queda muy poco de secreto de sumario y toca como hemos dicho tirar de paciencia en esta última vuelta”, escribió el inspector jefe.

Los últimos mensajes quedaron registrados el 26 de noviembre y hacen referencia a una supuesta conversación telefónica entre López Madrid y el policía. La presentación del informe en Plaza Castilla provocó que el juzgado que instruía la denuncia de la doctora Pinto contra López Madrid decretara el sobreseimiento de la causa. Sin embargo, la defensa de la doctora logró reabrirla por supuestos errores en este documento policial clave y el industrial fue imputado de nuevo.

El oficio remitido por la UCO al juez de los casos Púnica y Lezo podría dar un nuevo giro a esas investigaciones por acoso. La Guardia Civil aclara a García-Castellón en su escrito que le remite estas comunicaciones halladas por azar “por si pudieran ser de interés” para los juzgados 26 y 39. El juez de la Audiencia Nacional ya ha dado traslado a la Fiscalía para que se pronuncie sobre el oficio.

Acoso sexual Javier López Madrid PP de Madrid Elisa Pinto UCO Audiencia Nacional Operación Púnica Guardia Civil Correo electrónico Partido Popular (PP) Caso Lezo