CON NOTIFICACIONES A IFEMA DE POR MEDIO

Guerra entre veterinarios y 'fisioterapeutas equinos' en la elitista Madrid Horse Week

La participación de la Asociación de Fisioterapia Aplicada a Animales en el conocido evento hípico solivianta a los veterinarios, mientras el Gobierno da respuestas contradictorias

Foto: Prueba de salto en la Madrid Horse Week celebrada la semana pasada en Ifema. (EFE)
Prueba de salto en la Madrid Horse Week celebrada la semana pasada en Ifema. (EFE)

Es el mayor evento hípico del año en España y uno de los más importantes de Europa relacionados con el universo del caballo. La Madrid Horse Week, que la semana pasada se celebró en los pabellones 12 y 14 de Ifema, la Feria de Madrid, atrajo a la élite de la cría, monta o salto equinos, a aficionados y profesionales y, también, a muchas caras conocidas como la infanta Elena de Borbón, Cayetano Martínez de Irujo o Marta Ortega, hija del fundador y máximo accionista de Inditex, Amancio Ortega. Pero además de las competiciones de saltos, las demostraciones ecuestres y los espectáculos con el noble animal como protagonista, se libró a su vez en los despachos una batalla sorda pero intensa que venía larvándose desde hacía meses y que desembocó en la llegada a Ifema de requerimientos y notificaciones por parte del Consejo General de Colegios Veterinarios de España (CGCVE).

El detonante del enfrentamiento ha sido la participación en esta edición con expositor propio y una demostración para los asistentes de la Asociación Española de Fisioterapia Aplicada en Animales (AEFA). Durante los días de la feria equina, miembros de esta asociación han atendido a aficionados y a estudiantes interesados en la disciplina, y han realizado estiramientos y sesiones de rehabilitación a caballos participantes en las competiciones.

El anuncio de su presencia motivó ya este verano una queja de los veterinarios a los organizadores del evento, que llevó a la Real Federación Hípica de España a elevar una primera consulta al Ministerio de Sanidad para conocer si estos profesionales están legalmente facultados para tratar caballos. La respuesta de Sanidad, por primera vez satisfactoria para los 'fisios', contradice otros pronunciamientos del Ministerio de Educación, lo que ha alimentado la confrontación. Los veterinarios han tratado hasta el último momento de evitar la presencia de la AEFA en el certamen.

La fisioterapia equina está de moda entre los aficionados para tratar lesiones y procesos de rehabilitación, al igual que ocurre también con otros animales domésticos como perros y gatos. Sin embargo, no todos los que la practican cuentan con la titulación de veterinarios. Fisioterapeutas formados para tratar a personas se están lanzando al ámbito de los animales, lo que está en el origen de la queja del Colegio de Veterinarios, que apela a la ley de ordenación de provisiones sanitarias (Ley 44/2003) para denunciar "intrusismo" por parte de los fisioterapeutas. Defiende que solo aquellos profesionales facultados para tratar clínicamente a los animales pueden practicar a su vez la disciplina de rehabilitación o fisioterapia.

El conflicto sobre la presencia de la AEFA en la Madrid Horse Week motivó una resolución fechada el pasado 12 de noviembre en la que el subsecretario de Sanidad y Consumo, Carlos Hernández, dio por buena una comunicación anterior de la Subdirección General de Ordenación Profesional que señalaba que "ante la ausencia de legislación específica, la fisioterapia equina como actividad profesional podría ser ejercida tanto por veterinarios como por fisioterapeutas", siempre que estos acrediten la formación específica y la experiencia cuando proceda. Este escrito es el que dio luz verde a AEFA para montar su expositor y su demostración abierta al público.

Esa opinión del ministerio que dirige en funciones María Luisa Carcedo no convence a los veterinarios y ha hecho saltar las alarmas en el colectivo. Esgrimen otra resolución de junio del año pasado del secretario general de Universidades, Jorge Sainz González, en la que atiende sus exigencias y deniega a los titulados en fisioterapia la posibilidad de cursar posgrados de especialización en fisioterapia equina. Universidades como la Alfonso X el Sabio, San Jorge, Camilo José Cela, la Autónoma de Barcelona o la de Murcia han modificado o retirado de su oferta docente, por indicación del Gobierno, la formación relativa al cuidado de caballos o fisioterapia veterinaria dirigida a titulados en fisioterapia.

Un informe jurídico de la Universidad Complutense de Madrid se expresa en la misma línea y equipara el caso de los fisioterapeutas con el de los odontólogos, al recordar la existencia de sentencias que impiden a estos cuidar o reparar las dentaduras de caballos o perros.

Las diferencias de criterio van a tener que dirimirse en los tribunales. Gonzalo Moreno del Val, miembro de la junta directiva del Consejo General de Colegios Veterinarios y presidente del Colegio de Veterinarios de Alicante, hace una analogía para explicar su posición: "Es como si mañana llamásemos a un cardiólogo o un traumatólogo para tratar a nuestro perro", afirma. Moreno insiste en que en ningún caso existe en la actual regulación de títulos universitarios ninguna que incorpore a la fisioterapia el tratamiento de animales, de los que, sostiene, "es necesario conocer su morfología, fisiología y conducta". Recuerda que, al contrario que en medicina, no hay un MIR de veterinarios que acredite una especialidad, pero que hoy en día "es frecuente encontrar veterinarios con grado alto de formación especializada, incluyendo la fisioterapia y rehabilitación".

Lo cierto es que, pese a la opinión de los veterinarios, la presencia de fisioterapeutas de humanos en el tratamiento de animales es cada vez mayor. La polémica entre los dos colectivos profesionales está incluso en las redes. El perfil de Facebook de AEFA está repleto de comentarios críticos, casi siempre con el 'hashtag' #repudiointrusismoveterinaria.

Esto ha llevado al Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE) a responder a los colegios de veterinarios a través de un comunicado público. "El Consejo de Fisioterapeutas no acepta, bajo ningún concepto, el secuestro, por parte de los veterinarios, del nombre de nuestra profesión 'fisioterapia' o 'fisioterapeuta', confundiendo una disciplina con una 'formación' especializada, a través de títulos propios que no proporcionan nuevas competencias", señala. Esta entidad sostiene que "desde el momento en el que se puso en duda la competencia de la fisioterapia animal ejercida por fisioterapeutas, abogó por el diálogo, alejándose de la confrontación, para evitar hacer público un problema interdisciplinar que entiende que se tiene que resolver en foros profesionales, porque lo contrario debilita y desacredita a ambas disciplinas y crea desconcierto e inseguridad en el ciudadano".

"La fisioterapia animal se viene desarrollando en nuestro país desde hace muchos años, en colaboración con los veterinarios, como así viene ocurriendo en otros países. La puesta en duda de su legalidad y competencia en los últimos años motivó a este Consejo General a consultar a un despacho de abogados de prestigio, al Ministerio de Sanidad y de Educación, no existiendo inconveniente alguno en que los fisioterapeutas puedan seguir ejerciendo con su intervención profesional; no para diagnosticar y tratar enfermedades si no, de forma colaborativa, para ayudar a los animales a recuperar movimientos y funciones perdidas y contribuir a mejorar el dolor. No existen, legalmente, competencias exclusivas que obstaculicen o prohíban a los fisioterapeutas ejercer su actividad profesional en animales, como asimismo pueden hacerlo los veterinarios", insisten los fisioterapeutas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios