CARTA CONFIDENCIAL A LA CÚPULA

La jefa de auditoría de Podemos denuncia "irregularidades financieras" y en primarias

La responsable de Cumplimiento Normativo avisa por carta a la cúpula de que investiga "irregularidades financieras" y la limpieza de las primarias del partido de Pablo Iglesias

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

La situación interna en Podemos ha estallado. Los continuos despidos de personal no afín a la dirección han acabado por llegar al Consejo Ciudadanos Estatal de Podemos, el máximo órgano del partido. La responsable de Cumplimiento Normativo, la abogada Mónica Carmona Segura, ha mandado una carta confidencial a la cúpula en la que denuncia que está a punto de ser relevada porque estaba "investigando graves irregularidades de Podemos en materia de Protección de Datos y de Cumplimiento Normativo Penal, en los que se verían envueltos varios cargos internos y que conllevarían graves perjuicios para el partido".

La carta es una bomba interna: "Estamos hablando de irregularidades financieras, en materia laboral y de limpieza en la realización de las consultas y primarias del partido que, de confirmarse, pondrían en cuestión los elementales centrales de nuestra legitimidad como organización". Fuentes oficiales de Podemos atribuyen la carta a un "reordenamiento interno" y sostienen que las acusaciones no tienen base.

Carmona denuncia en su misiva que el partido ha decidido relevarla de su cargo a la vez que despide a José Manuel Calvente Redondo como delegado de Protección de Datos del partido. Ambos formaban el equipo legal de Podemos. "El motivo del cese de don José Manuel Calvente ha sido un despido disciplinario por hechos inventados y rotundamente falsos para justificar el cese, y el motivo de solicitar mi sustitución es la supuesta necesidad de 'reorganizar los equipos', pero la realidad de todos estos acuerdos es bien distinta".

Carmona señala que Podemos intenta tapar la corrupción interna. "En los últimos meses, se han producido una serie de irregularidades muy graves que podrían comprometer seriamente al partido como entidad jurídica desde un punto de vista penal, administrativo y reputacional, por lo cual tanto el delegado de Protección de Datos José Manuel Calvente, como yo como responsable de Cumplimiento Normativo habíamos iniciado expedientes internos de investigación para aclarar los hechos y defender el partido ante una posible reclamación".

Carmona añade: "Como responsable de Cumplimiento Normativo, mi obligación es advertir de las irregularidades cometidas por los miembros del partido y que podrían conllevar infracciones penales o administrativas. Estamos hablando de irregularidades financieras, en materia laboral y de limpieza en la realización de las consultas y primarias del partido que, de confirmarse, pondrían en cuestión los elementos centrales de nuestra legitimidad como organización".

Una nota interna advierte de un "irreparable deterioro de la imagen del partido en plena negociación de gobierno"

La responsable de 'compliance', que no quiso hacer declaraciones a este diario, acusa al secretario de Organización estatal, Alberto Rodríguez, que sustituyó a Pablo Echenique. Según Carmona, el cese del responsable de Protección de Datos "obedece única y exclusivamente a una torpe estrategia de represalia de la gerencia y de la SOE [Secretaría de Organización Estatal] por exigir el cumplimiento de la ley y por no aceptar la investigación honesta, discreta y profesional de las irregularidades detectadas, que gracias a su despido podrían seguir cometiéndose con el consiguiente riesgo para el partido y que podrían conllevar acusaciones penales para algunos miembros de la ejecutiva y un irreparable deterioro de la imagen del partido en plena negociación de gobierno".

La misiva incluye una dura advertencia a la cúpula de Podemos. "Si finalmente resultara la existencia de delitos, se podría considerar que los acuerdos del Consejo de Coordinación se considerarían un intento de ocultación de pruebas y un delito de encubrimiento". Y reclama a la cúpula del partido que permita "que se continúen las investigaciones internas en marcha para individualizar las responsabilidades que pudieran derivarse de esos actos, protegiendo al partido como tal".

Alberto Rodríguez, Irene Montero y Rafa Mayoral. (EFE)
Alberto Rodríguez, Irene Montero y Rafa Mayoral. (EFE)

Podemos lleva meses con un goteo continuo de despidos derivado de las distintas purgas por las fugas de dirigentes y por la pérdida de diputados en las sucesivas elecciones, lo que supone menos subvenciones y menos asesores. Antes de las elecciones de abril, prescindió de asesores parlamentarios con solo 12 días de indemnización al año. Entre otros, han sido despedidos muchos asesores errejonistas y cargos que, en la práctica, trabajaban para Pablo Iglesias e Irene Montero aunque cobraban del partido. Muchos de ellos están en trámite de demandar.

Además, el cambio en la secretaría general ha destapado una lucha de poder en los segundos niveles, según fuentes conocedoras del partido. Gloria Elizo, vicepresidenta del Congreso, ha ido perdiendo poder interno y en su lugar entran afines a Irene Montero y a Alberto Rodríguez. Desde Podemos, señalan que estos cambios de personal y este "reordenamiento interno" son el origen de la carta, pero insisten en la tranquilidad porque nada tiene base y pasará.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
84 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios