Abascal, contra el acuerdo de centro derecha

Vox se niega a apoyar a Cs y deja en el aire la oferta de Casado para la Mesa del Congreso

Vox aspira a hacerse por su cuenta con una vicepresidencia y una secretaría, pero cualquier coalición en su contra del resto de los grupos también lo puede dejar fuera del reparto

Foto: El líder de Vox, Santiago Abascal, celebra los resultados en las elecciones del 10-N. (Reuters)
El líder de Vox, Santiago Abascal, celebra los resultados en las elecciones del 10-N. (Reuters)

Vox se ha negado a apoyar la entrada de un representante de Ciudadanos en la Mesa del Congreso como proponía y propone Pablo Casado para garantizar que los partidos de centro derecha se hagan con cuatro de los nueve puestos en juego en el órgano de gobierno de la Cámara Baja. El presidente del PP había lanzado la idea de limitar la presencia del Grupo Popular a una vicepresidencia y una secretaría, los mismos cargos que tuvo en la pasada legislatura, y que Vox colaborara con sus 52 diputados para que Cs mantuviera otra secretaría mientras que los de Santiago Abascal se estrenaban con otra.

El PP garantiza a Vox que no entrará en la operación del PSOE y Podemos para vetar su acceso a la Mesa del Congreso, aunque tendría así la posibilidad de obtener un tercer cargo, pero también quiere ser generoso con Ciudadanos dentro de su objetivo de aunar el centro derecha.

Después de que Casado lanzara su oferta de colaboración del estilo ya ensayado en todas las comunidades autónomas donde PP, Cs y Vox suman mayoría, los representantes del partido de Abascal se reunieron en el Congreso con los de Cs y les transmitieron que no votarán a su candidato a ser secretario, José María Espejo-Saavedra.

Fuentes de Ciudadanos se limitaron a agradecer la propuesta de Casado y lamentar la decisión de Vox, mientras que en el PP aseguraron que intentarán hasta el último minuto que salga adelante su idea inicial para la constitución de la Cámara, que se celebra este martes. No obstante, fuentes del Grupo Popular también apuntaron que si al final Abascal no cede, ellos también pueden mover las negociaciones para optar a tres puestos en la Mesa.

Vox aspira a hacerse por su cuenta (52 escaños) con una vicepresidencia y una secretaría, pero cualquier coalición en su contra del resto de los grupos también lo puede dejar fuera del reparto.

No participará en cordones sanitarios

Casado explicó en la reunión de los parlamentarios del PP celebrada en el Congreso que ofrecía los votos de sus diputados y senadores "a los partidos constitucionalistas para que tengan representación en las mesas del Congreso y del Senado". En la práctica, el acuerdo que ofrece el presidente del PP supone que las tres formaciones de centro derecha se apoyen mutuamente para garantizarse cuatro de los nueve puestos del órgano de dirección del Congreso: dos para los populares (Ana Pastor y Adolfo Suárez), uno para Vox y otro para Ciudadanos.

El sucesor de Mariano Rajoy recalcó que su formación nunca participará en "cordones sanitarios" contra partidos que defienden la unidad nacional y la Constitución, además de comentar que sí querría tejer un "cordón sanitario legal" contra quienes no han condenado 800 asesinatos, como es el caso de Bildu, o los condenados por sedición por el Tribunal Supremo (por ERC).

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios