TRAS LA ABSOLUCIÓN DE LA AUDIENCIA

La paradoja de Xabi Alonso: su caso vuelve a Hacienda y se arriesga a una sanción mayor

Incluso si la Fiscalía y la Abogacía no recurren, la Agencia Tributaria puede interpretar que Xabi cometió una infracción. La Fiscalía y el juez de instrucción ya dijeron que no había caso

Foto: Xabi Alonso (c) llega, acompañado de sus abogados, a la Audiencia Provincial de Madrid. (EFE)
Xabi Alonso (c) llega, acompañado de sus abogados, a la Audiencia Provincial de Madrid. (EFE)

Xabi Alonso el resistente, uno de los pocos futbolistas que no pactaron con la Fiscalía y la Abogacía del Estado, ha vencido. La Audiencia Provincial de Madrid ha fallado que no cometió delito fiscal al vender sus derechos de imagen a una sociedad suya en Madeira en la que apenas tributaba. Pero eso no implica necesariamente que su pelea haya terminado. La sentencia es recurrible y, sobre todo, Hacienda tiene ahora vía libre para abrirle inspecciones por esos años. La sentencia abre una puerta al dar por probada una compleja operativa para pagar menos impuestos, cierra otra al decir que no tenía que tributar por IRPF y deja dudando a los futbolistas que buscaron una conformidad con Hacienda.

La paradoja de Xabi Alonso: su caso vuelve a Hacienda y se arriesga a una sanción mayor

El caso Xabi Alonso, el más enrevesado de todos los que afectan a futbolistas, ha acabado en una vía penal muerta. Primero no veía caso la Fiscalía de delitos económicos de Madrid, que llegó a archivar el caso. La entonces fiscal general, Consuelo Madrigal, ordenó denunciarlo para no agraviar al FC Barcelona, donde Javier Mascherano había llegado a una conformidad por hechos parecidos. Mascherano, que había sido compañero de Alonso en el Liverpool, tenía una sociedad en Madeira gemela a la de Alonso. Pero, además, cobraba de Nike a través de una sociedad en Miami no declarada. Esa diferencia le llevó a buscar un acuerdo.

Mascherano y Xabi Alonso. (EFE)
Mascherano y Xabi Alonso. (EFE)

Además, se diferencia de los casos del clan Mendes —Cristiano, Falcao, Coentrao, Di María...— y de Messi en que estos cedían sus derechos de imagen a sociedades en paraísos fiscales y Xabi Alonso usó Madeira, un territorio de la UE. Lo hizo aprovechando un sistema de sociedades de "nula o mínima tributación", pero aprobado por Bruselas y en una jurisdicción transparente para España.

Cuando la Fiscalía al fin denunció, el juez que instruyó el caso tampoco veía delito y lo archivó inicialmente, pero la Audiencia de Madrid le obligó a llevarlo a juicio. Ahora, esa misma Audiencia tumba la acusación con reproches para todos. De la Fiscalía, critica su "errática posición" en la causa. Además, considera "sorprendente" que las acusaciones no hayan citado a algunos testigos que les podrían haber ayudado.

Alonso aprovechó un sistema "de nula o mínima tributación" en Madeira, en la UE. El clan Mendes se servía de empresas en paraísos fiscales

La sentencia no es el final de la pesadilla para Alonso. La sentencia es recurrible. Pero incluso si la Agencia Tributaria y la Fiscalía la dieran por buena, el caso puede volver a la Agencia Tributaria. Distintas fuentes del sector consultadas señalan que esa posibilidad está abierta. Una cosa es que no haya delito y otra que no pueda haber una sanción administrativa, que Xabi recurriría llegado el caso en un contencioso. En ese caso, usaría esta sentencia como argumento de defensa.

"Lo que han hecho con Xabi Alonso es considerarlo un deportista español", resume un asesor. A grandes futbolistas españoles como Gerard Piqué, Hacienda les ha sancionado por el cobro de sus derechos de imagen a través de sociedades pero sin llevarlos por la vía penal. Como las sociedades estaban declaradas, no había ocultación —y por eso no lo consideraban delito—, pero Hacienda no aceptaba esa cesión.

La sentencia da una vía a Hacienda al considerar probado el complejo sistema usado por Xabi Alonso para tributar menos. "La sala es consciente de la inhabitual forma de conducirse los acusados —al menos para un contribuyente medio— para intentar reducir al máximo permitido legalmente la tributación, en sede de su impuesto personal, de los ingresos obtenidos. [...] Resulta, ciertamente, llamativa la dinámica empleada, consistente en la localización —a través de una suerte de conseguidor de sociedades— de una entidad extranjera beneficiaria de un régimen de nula o mínima tributación, la cesión a la misma de los derechos de imagen del jugador profesional y la adquisición —solo unos meses después— por el propio jugador de la totalidad del capital de esa entidad". Los que usan estas sociedades señalan que es una opción legal, pero Hacienda no lo ve así.

La sentencia da una de cal y otra de arena al fisco si pretende reabrir el caso en vía administrativa

Sin embargo, hay otra parte de la sentencia que aconsejaría a la Agencia Tributaria olvidarse del caso, porque dice que esos ingresos no estaban sujetos a IRPF. "Resultaba procedente —en cuanto ajustado al régimen fiscal vigente— no someter a tributación en el impuesto sobre la renta de las personas físicas del jugador los rendimientos por este obtenidos como consecuencia de la cesión".

Una de las paradojas del sistema es que si Alonso es sancionado en vía administrativa, es probable que la multa sea mucho mayor que en vía penal. Cuando el caso queda en Hacienda, según fuentes del sector, el fisco está imponiendo multas que llegan al 100%, mientras que los acuerdos con la Fiscalía a menudo se salvan con sanciones del 40%. Esa paradoja la denunció la abogada del Estado que llevó el caso de Ricardo Carvalho cuando recurrió para elevar la sanción que el futbolista portugués había pactado con la Fiscalía.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios