Cuatro socialistas y tres del Grupo Popular

El bipartidismo vuelve al Senado: PSOE y PP comparten la Mesa sin cesiones ni 'cordones'

El Senado se queda al margen del conflicto abierto en el Congreso por el empeño de los socialistas y de Podemos de vetar el acceso de Vox a los cargos de la Mesa de la Cámara

Foto: Vista de la Sala Europa del Senado. (EFE)
Vista de la Sala Europa del Senado. (EFE)

La claridad las elecciones del 10-N en las urnas de la votación al Senado dejó la Cámara Alta al margen de cualquier pelea por los puestos en su órgano de dirección. Los dos partidos mayoritarios, cada uno por su lado, se preparan para repartirse los siete puestos de la Mesa, cuatro para los socialistas, presidencia incluida, y tres para los populares. PSOE y PP no tienen necesidad ni intención de ceder cargo alguno a los grupos independentistas, nacionalistas, regionalistas o provinciales; de extrema izquierda, de extrema derecha o lo que queda de Ciudadanos.

El Senado se queda así al margen del conflicto abierto en el Congreso ante el empeño de los socialistas y de Podemos de vetar el acceso de Vox a los cargos de la Mesa pese que el partido de Santiago Abascal sea el tercero de la Cámara y haya obtenido 52 diputados. El PP se desmarcó desde el principio y solo el PNV se apunta de momento a una operación que sus promotores llaman "cordón sanitario" y que requiere un acuerdo muy mayoritario, de todos los grupos independentistas y regionalistas más Bildu, o de Ciudadanos.

El bipartidismo vuelve al Senado: PSOE y PP comparten la Mesa sin cesiones ni 'cordones'

Los resultados de los últimos comicios dejaron al PSOE (93 escaños) sin mayoría absoluta en la Cámara Alta, mientras que el PP (83 escaños) marcó distancias con su competencia directa: Cs (cero escaños) y Vox (2). Socialistas y populares sumaron 176 escaños de los 208 en juego. Con ese número de senadores electos más los 20 y 13 de designación de los parlamentos autonómicos que siguen en la Cámara, tienen una abrumadora mayoría de 209 parlamentarios sobre los 56 del resto de los grupos.

Fuentes del Senado dan ya por hecho que los socialistas se harán con la presidencia de la Cámara con sus propios votos más los del bloque de izquierdas y el PNV, también con una vicepresidencia y dos secretarías. El Grupo Popular, con sus senadores más los tres de Navarra Suma, tiene garantizado el resto de los puestos: una vicepresidencia y las otras dos secretarías.

Es el mismo reparto, cuatro frente a tres, que se diseñó después de las elecciones del 28-A, aunque entonces el PSOE cambió de opinión a última hora y prefirió dar entrada, y a su costa, a un representante de los nacionalistas vascos, Imanol Landa, en vez de un tercer miembro del PP, que iba a ser la senadora Salomé Pradas.

Los resultados del 10-N impiden ahora esa generosidad de los socialistas si quieren garantizarse la mayoría en la Mesa de la Cámara. Sus socios fijos de Podemos solo tienen cinco senadores, mientras que ERC mantiene sus 13 representantes y el PNV, otros 10.

El Grupo Popular no tiene obligación alguna con los otros grupos de centro y derecha a quienes propuso ir a las elecciones en coalición, en especial Ciudadanos. Albert Rivera rechazó un acuerdo que le hubiera supuesto 30 escaños y las urnas dejaron a Cs sin ningún representante electo en la Cámara. El grupo de Cs se reduce ahora a los ocho senadores de designación autonómica. Vox logró en las urnas dos senadores que se sumarán al que tienen por el Parlamento andaluz para integrarse los tres en el Grupo Mixto.

Fuentes del PP dan por hecha la continuidad en la Mesa del Senado de su expresidente Pío García Escudero y de su exportavoz en el Congreso Rafael Hernando.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios