Es noticia
Menú
El acusado de planear un atentado del ISIS en Madrid lo niega: "Yo he fumado y bebido"
  1. España
TAMBIÉN SE JUZGA A DOS DE SUS COLABORADORES

El acusado de planear un atentado del ISIS en Madrid lo niega: "Yo he fumado y bebido"

M. E. F. se descargó incluso "los mapas de las zonas en que planeaba atentar", pero nunca sospechó que dos de las personas con las que compartía material yihadista eran agentes encubiertos

Foto: Los tres acusados de integrar una banda terrorista. (EFE)
Los tres acusados de integrar una banda terrorista. (EFE)

La Fiscalía sostiene que M. E. F. "planeó y decidió llevar a término un atropellamiento masivo [...] en una zona céntrica, peatonal y muy concurrida de Madrid" en las navidades de 2017. Ante la sospecha de que estaba a punto de atacar, la Policía le detuvo el 5 de diciembre de ese año por proposición para asesinato terrorista e integración en organización terrorista, delitos por los que se enfrenta a una condena de 31 años de cárcel. Pero en su declaración ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, M. E. F. negó este lunes cualquier contacto con el Estado Islámico y se presentó como un ciudadano cualquiera: "Yo he fumado y bebido cerveza... De cachondeo por ahí", llegó a afirmar ante el tribunal.

La Fiscalía apunta a que M. E. F. "no solo había adquirido el sustrato ideológico suficiente como para realizar cualquier acción que contribuyese a los fines terroristas perseguidos por el Daesh, a quien había prestado juramento de fidelidad, sino que estaba decidido y resuelto a pasar a la acción". Según el escrito de acusación, consideraba a España un "enemigo del Califato", odio que se vio "reforzado tras los atentados de Barcelona" y que fue aumentando conforme se acercaba la Navidad. M. E. F. se descargó incluso "los mapas de las zonas en que planeaba atentar" —Puerta del Sol, Museo del Prado, Matadero...—, pero en ningún momento sospechó que dos de las personas con las que compartía material yihadista por internet eran en realidad agentes encubiertos.

Foto: Fachada de la Audiencia Nacional. (EFE)

En el interrogatorio de este lunes, M. E. F. solo quiso responder a las preguntas de su defensa y repasó su vida en España, país en el que reside desde 1996. "He trabajado en la construcción y en la canalización de Gas Natural. A veces en el campo y últimamente en Francia", explicó. Sobre si acude a mezquitas con regularidad, afirmó que una o dos veces al mes, cuando no tiene trabajo. Sobre si tiene contacto con personas próximas al ISIS, dijo que no, que solo "con gente normal y corriente que va a los bares y a los campos de fútbol a jugar". La Fiscalía detalla en su escrito que envió propaganda del Estado Islámico a los agentes encubiertos, pero a preguntas de su defensa, afirmó que solo utilizaba sus dispositivos electrónicos para contactar "amigos y mujeres".

Su declaración choca así con los indicios recabados por los investigadores, que detectaron conversaciones en las que hacía "partícipe de sus planes terroristas" a terceros, a los que también enviaba vídeos de atentados y de "numerosas ejecuciones de prisioneros efectuadas por miembros del Estado Islámico". Basándose en estas pruebas, la Fiscalía pide 19 años de cárcel, 30 de inhabilitación y 10 de libertad vigilada por un delito de proposición para el asesinato terrorista, condena a la que hay que sumar otros 12 años de prisión, 22 de inhabilitación y 10 de libertad vigilada por integración en organización terrorista.

Los dos supuestos cómplices

Junto a M. E. F., este lunes se sentaron también en el banquillo los hermanos M. H. y A. H., para quienes la Fiscalía pide 12 años de condena por integración en organización terrorista. El escrito de acusación apunta a que eran cómplices del principal acusado, pero ambos lo negaron ante la Audiencia Nacional. El primero respondió tanto a su defensa como al fiscal, señalando en todo momento a su hermano para justificar el material yihadista que encontraron en sus dispositivos electrónicos: "Del ordenador de mi hermano, yo no sé nada", "mi móvil lo utilizó mi hermano", "mi hermano, que es como un niño"... Su hermano, que sufre una leve discapacidad, prefirió no responder a ninguna de las partes.

En el caso de M. H., la Fiscalía explica que llegó a "grabarse mientras conducía su vehículo y cantaba un cántico yihadista, anunciando su muerte como mártir y despidiéndose de su familia", pero en su declaración, el acusado dijo que es una canción típica en Marruecos que incluso se utiliza para las bodas. El escrito de acusación apunta a su vez que A. H. guardaba una fotografía simulando una decapitación y un vídeo manejando un machete, pero llegado el momento de declarar, este prefirió guardar silencio. La sesión siguió adelante con la comparecencia de un policía, que fue analizando todo el contenido yihadista que hallaron en los dispositivos electrónicos de los acusados.

La Fiscalía sostiene que M. E. F. "planeó y decidió llevar a término un atropellamiento masivo [...] en una zona céntrica, peatonal y muy concurrida de Madrid" en las navidades de 2017. Ante la sospecha de que estaba a punto de atacar, la Policía le detuvo el 5 de diciembre de ese año por proposición para asesinato terrorista e integración en organización terrorista, delitos por los que se enfrenta a una condena de 31 años de cárcel. Pero en su declaración ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, M. E. F. negó este lunes cualquier contacto con el Estado Islámico y se presentó como un ciudadano cualquiera: "Yo he fumado y bebido cerveza... De cachondeo por ahí", llegó a afirmar ante el tribunal.

Audiencia Nacional
El redactor recomienda