por un delito de desobediencia

El juez investiga a El Confidencial por seguir publicando el espionaje de Iberdrola a ACS

El Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional cita a declarar como investigados por un delito de desobediencia al director y al subdirector del diario

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

El Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional ha citado a declarar como investigados por la comisión de un delito de desobediencia al director de El Confidencial, Nacho Cardero, y al subdirector y responsable de Nacional, Alberto Pérez Giménez, por continuar publicando el contenido de las grabaciones sobre el presunto espionaje del comisario Villarejo a ACS por encargo de Iberdrola tras requerir el juez Manuel García-Castellón todo el material obtenido antes de las 17:06 del martes sobre este caso y prohibir "publicar, en lo sucesivo, ese material".

Las informaciones, veraces y de indudable interés general, han provocado este mismo martes la dimisión del consejero de la constructora Manuel Delgado Solis, al que se vincula a las escuchas del comisario José Manuel Villarejo. La citación del director y del subdirector se ha producido después de que dos agentes de Policía se personaran en las instalaciones del diario durante la tarde del martes. Tras hacer entrega del requerimiento al subdirector, El Confidencial facilitó a los agentes todos los archivos de los que disponía el medio hasta ese momento, según pedía el oficio. Este miércoles, el diario ha publicado una nueva información sobre el espionaje, centrada en la figura del presidente de ACS, Florentino Pérez. La noticia por la que se atribuye la desobediencia indicaba que las grabaciones del caso Iberdrola confirmarían que la eléctrica trató de conseguir datos comprometedores de Pérez para frenar su entrada en el consejo de administración de la compañía. Una información que llegó al diario en la noche del martes.

En concreto, en el oficio presentado por los policías, se requería al director del medio que hiciera entrega de todo el material obtenido, "tanto el ya publicado a partir del 8 de octubre de 2019, como el que aún no se haya publicado y que ya obre en su poder, relacionado con las contrataciones efectuadas por Iberdrola a Grupo Cenyt, con prohibición de publicar en lo sucesivo ese material, todo ello sin perjuicio del derecho constitucional que asiste a ese medio de comunicación en orden a la protección de las fuentes en que haya dado motivo a la publicación de esas noticias, todo ello bajo apercibimiento de desobediencia a la autoridad judicial".

Tras algunas informaciones aparecidas en la mañana de ayer, El Confidencial remitió un escrito al juzgado a primera hora de la tarde de este miércoles en el que ofrecía su completa colaboración y en el que alegaba que el oficio presentado carecía de un relato fáctico y jurídico que justificara su fundamento. En él solo se menciona una investigación "por un presunto delito de blanqueo de capitales entre otros" ajenos, por completo, al diario. En el propio requerimiento, se hacía mención a la posibilidad de ser acusados de desobediencia a la autoridad judicial si se negaban a cumplimentarlo.

En el mismo escrito remitido por este medio al juez, se señala que la información publicada este miércoles no obraba en poder del periódico en el momento en que se efectuó el requerimiento judicial.

"Todo requerimiento debe tener un fundamento que lo ampare, sin que se haya esgrimido ni establecido ninguno, lo que lo convierte en arbitrario"

Censura previa

"Como quiera que ningún argumento se ha esgrimido para, 'quasi manu militari', requerir a mi representado bajo apercibimiento de delito de desobediencia, impidiéndole el ejercicio de su profesión y cercenando la libertad de prensa, es por lo que impetramos se nos ofrezca la justificación de una actuación tan inusual como excepcional en un Estado de derecho. Mi representado está firmemente comprometido con la compleja labor judicial y se muestra fiel colaborador de la misma, poniéndose a disposición del juzgado para cuanto fuere menester, si bien todo requerimiento debe tener un fundamento legal que lo ampare, sin que en este caso se haya esgrimido ni establecido ninguno, lo que lo convierte en arbitrario", indicaban estas alegaciones.

A lo largo de su historia, El Confidencial ha publicado informaciones en casos tan relevantes como los papeles de Panamá, la lista Falciani, los Paradise Papers o Luxleaks, difundiendo material de enorme sensibilidad de importancia nacional e internacional y afectando a empresas y personajes públicos sin que, hasta este momento, se haya producido una situación similar.

Las informaciones afectadas por el requerimiento arrancaron el pasado 8 de noviembre. A lo largo de los últimos días, el diario ha ido desgranando detalles de los encargos que Iberdrola hizo a Villarejo y que han dado lugar a la apertura de una pieza separada del caso en que se investigan las prácticas irregulares del comisario jubilado. Entre las noticias difundidas, desveló este mismo lunes que la eléctrica recurrió al comisario en 2009 para impedir que ACS tomara el control de la compañía. Encargó presuntamente al policía que espiara al presidente de la constructora, Florentino Pérez, para tratar de encontrar datos comprometedores sobre su vida privada, su gestión empresarial o sus negocios particulares. Precisamente estos días, se está instruyendo la causa del BBVA, en la que está ya imputado hasta su propio expresidente Francisco González: una pieza sustentada en los audios de Villarejo desvelados por este mismo diario.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios