las grabaciones comprometen a sánchez galán

Los audios de Iberdrola apuntan al "presi": "Pum. A por ello. Y no entiende otra cosa"

El director de Seguridad de la eléctrica contó a Villarejo que la operación de espionaje a Florentino Pérez estaba supervisada por el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

Los audios del caso Iberdrola apuntan directamente a la cúspide de la eléctrica. El jefe de Seguridad de la compañía durante casi dos décadas, Antonio Asenjo, informó presuntamente a Ignacio Sánchez Galán del espionaje a Florentino Pérez, una operación orquestada por la empresa para tratar de frenar el asalto de ACS a su consejo. Iberdrola encargó el trabajo a Villarejo en los primeros meses de 2009. A pesar de que el espionaje habría sido comunicado al máximo responsable de la corporación, el comisario siguió colaborando con ella hasta 2017.

Nuevas grabaciones a las que ha tenido acceso El Confidencial en una investigación conjunta con 'Moncloa.com' dejan en una situación comprometida a Sánchez Galán. En uno de los audios, se escucha a Villarejo y Asenjo comentar los primeros resultados de esa investigación clandestina contra el actual presidente del Real Madrid. De la conversación, se desprende que el director de Seguridad de Iberdrola debía reportar los avances de las pesquisas a un superior. El comisario le entregó un primer informe, pero la última decisión sobre su contenido dependía de otra persona.

Los audios de Iberdrola apuntan al "presi": "Pum. A por ello. Y no entiende otra cosa"

"Habla con el... baranda"

“Léete el informe, analízalo, habla con el… baranda, y le dices: ‘Oye, que este tío me dice esto’. Que si de verdad le ve algún interés o es solamente un muestreo y tal y cual”, aseguró Villarejo, justo antes de proponer a Asenjo una reunión a tres bandas con el jefe que aparentemente estaba supervisando ese encargo secreto. “Yo te digo, a mí no me importa sentarme, sentarme contigo y decir: ‘Mira, creo que lo podemos hacer en estas condiciones. De esta manera, tal y cual”, planteó el policía.

Asenjo le pidió en ese momento que fuera preciso y le aclarara qué opciones veía de encontrar una información capaz de doblegar a Florentino Pérez en su ofensiva contra Sánchez Galán. “Que lo vas a tener o no lo vas a tener (…)”, inquirió el directivo de Iberdrola. “Lo que yo no puedo es marearle, con (…) como decías antes. Un contenido claro, conciso y concreto. Yo no puedo ir con futuribles ni con expectativas. Decir: ‘Oye, mira’. Que sí, que no o no sé. Pero... el no sé lo tengo que evitar. El no ya lo llevo jodido. El sí es claro. Sí y por aquí”. “Sí y por aquí”, convino Villarejo. Asenjo continuó: “Y en no sé cuánto tiempo. Y tratamos de mirar. Adelante. Y si no le digo sí, por aquí y en no sé cuánto tiempo, me dice: ‘Mira, tío’. Pero eso lo tienes que centrar tú, joder”.

Los audios de Iberdrola apuntan al "presi": "Pum. A por ello. Y no entiende otra cosa"

El director de Seguridad pidió a Villarejo que se pusiera en su lugar, que se imaginara delante del alto cargo de la compañía que tenía que pronunciarse sobre la investigación. “Para que tú te pongas aquí en mi sitio, joder, y me imagines sentado con el otro”, dijo Asenjo, sin especificar quién era exactamente ese 'otro'. No obstante, de un pasaje distinto de la misma grabación se desprende que se trataba, sin ninguna duda, de un superior al que necesitaba imperiosamente satisfacer. “A lo concreto”, exigió Asenjo. “¿Hay capacidad de, en muy breve espacio de tiempo, tener algo suficientemente jugoso como para que el otro (…), en su momento, se corra de gusto, hablando claro, mal y pronto? Tú me dices: ‘Pues sí”, expuso el responsable de Seguridad.

Los audios de Iberdrola apuntan al "presi": "Pum. A por ello. Y no entiende otra cosa"

"Este hombre, si es cartesiano..."

Otros episodios de esa reunión, que habría tenido lugar el 6 de mayo de 2009, reducen aún más el círculo de sospechosos. Hacia la mitad del diálogo, que habría durado una hora y 51 minutos, Villarejo aseguró a su interlocutor que su único objetivo era ponerle las cosas fáciles con su jefe, que le resultara sencillo convencerle de que la línea de investigación por la que habían apostado para tumbar a Florentino sería exitosa. “(…) Este hombre, si es cartesiano, coño, pues le puedes decir: ‘Oye, este tío lo tiene tan claro que no se trata de decir, oye...”, le aconsejó el comisario.

Sin embargo, Asenjo le interrumpió para advertirle del carácter de su superior: “Con este no se puede jugar. Este es muy… Lo que te decía antes, que no. ‘¿Cuál es el objetivo?’. Es un tío… Estos objetivos. No (…) por todas. A conseguirlo. Y a conseguirlo. Y ya está. O sea, no hay… Que no voy a llegar... No, no… O sea, ¿esto lo consigo? Pues yo soy (…) A conseguirlo”.

Los audios de Iberdrola apuntan al "presi": "Pum. A por ello. Y no entiende otra cosa"

De las palabras posteriores de Asenjo, se deduce claramente que ese enigmático jefe que debía supervisar las indagaciones de Villarejo solo podía ser el presidente de la compañía. En esa época, el Departamento de Seguridad dependía de la Dirección de Servicios Generales, pero su superior, según Asenjo, también tenía capacidad de gestión, tanta como para marcarse un objetivo al final del ejercicio y cumplirlo. Para ilustrar el temperamento de su jefe, Asenjo puso un ejemplo: “’Este año hay que conseguir no sé cuánto de beneficios. Pum. A por ello’. Y le dan por culo. Y no entiende otra cosa. O sea, no… Que es difícil y que es un tío complicado...”.

Días después de esa reunión, el 26 de mayo de 2009, Villarejo y Asenjo volvieron a quedar para comentar algunos avances en el espionaje. El comisario contó que había establecido contacto con el gestor suizo del caso Gürtel, Arturo Fasana, y que este estaba dispuesto a proporcionarles información sobre sociedades instrumentales vinculadas supuestamente al presidente de ACS. El problema era que, según Villarejo, Fasana pedía 10 millones de euros por revelar esos datos.

Los audios de Iberdrola apuntan al "presi": "Pum. A por ello. Y no entiende otra cosa"

El "señorito" se ha ido a los toros

Durante la negociación, el comisario mencionó ya directamente quién era la persona en Iberdrola que estaba controlando presuntamente el espionaje. “No sé cómo lo puedes plantear a tu presi, tal y cual. Pero macho, ya te lo dije la última vez. Tenemos que, que, que, que jugar fuerte, macho, y plantarnos. No podemos ser timoratos con este mariconazo”, consideró el policía. Asenjo se limitó a dudar de que la información que teóricamente podía pasarles Fasana fuera útil para tumbar a Florentino. En ningún momento negó que tuviera que informar del asunto a su 'presi', Sánchez Galán.

En los minutos siguientes de la misma cita, Villarejo volvió a referirse al superior de Asenjo como el “presi” y el “señorito”. Tampoco en esas ocasiones el director de Seguridad le corrigió ni matizó. Al contrario, Asenjo contó que, justo ese día, el “señorito” —utilizó esa palabra— se había ido a Córdoba para ver una corrida de toros de la feria de esa ciudad. Según relató, había ido invitado por la importante familia Sánchez Ramade, accionistas de referencia de la eléctrica y con quienes Sánchez Galán mantenía una estrechísima relación que es pública desde hace años. Por otro lado, la pasión del presidente de Iberdrola por los toros también es conocida.

Los audios de Iberdrola apuntan al "presi": "Pum. A por ello. Y no entiende otra cosa"

Dos décadas con Sánchez Galán

El propio Asenjo ha sido uno de los mayores hombres de confianza del presidente. Ambos dieron el salto a la vez en 2001 desde Tabacalera a la eléctrica. Y seis años después, cuando Sánchez Galán ascendió finalmente al puesto de máxima responsabilidad en la compañía, Asenjo se convirtió oficialmente en su jefe de Seguridad. Allí permaneció hasta hace solo un mes. Tras aparecer las primeras noticias sobre las múltiples operaciones clandestinas que Iberdrola habría encargado a Villarejo, la corporación decidió despedirlo.

El escándalo ya ha tenido consecuencias judiciales. La Audiencia Nacional instruye una pieza separada en Tándem que se centra exclusivamente en los vínculos del policía con la eléctrica. Asimismo, Florentino Pérez anunció el lunes que se personaba como acusación particular en el procedimiento. Por último, un consejero de ACS que se habría reunido decenas de veces con Villarejo en plena operación de acoso a la constructora presentó su dimisión este martes. El instructor del caso, el juez Manuel García-Castellón, sigue practicando diligencias en secreto. Por su parte, Iberdrola ha recurrido a PwC para someterse a una nueva investigación interna. Será la cuarta en solo dos años.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios