SE TRATA DEL GRUPO DE ÉLITE 29155

La Audiencia Nacional investiga a una unidad secreta rusa que ayudó en el 'procés'

Un comando de élite, que ha intervenido en varios actos a nivel internacional como el envenenamiento de Skripal, podría haber actuado en Cataluña durante el 'procés'

Foto: Segundo aniversario del referéndum ilegal del 1-O. (EFE)
Segundo aniversario del referéndum ilegal del 1-O. (EFE)

La Audiencia Nacional ha abierto una investigación para esclarecer las actividades secretas de una unidad de élite de la Inteligencia rusa, denominada 29155, que habría llevado una serie de actividades secretas en Cataluña durante el 'procés'. La investigación partió del CNI, pero ahora continúa con las pesquisas la Comisaría General de Información de la Policía Nacional. La unidad 29155 es seguida desde hace meses, lo que ha permitido identificar a otros sujetos de la célula. Fuentes del caso confirman a El Confidencial que algunos de sus miembros fueron detectados en Barcelona en los días clave de los hechos de 1-O, a finales de septiembre y principios de octubre de 2017.

La Audiencia Nacional investiga a una unidad secreta rusa que ayudó en el 'procés'

Pero ¿qué es esta unidad? Se trata de un comando de élite que forma parte del sistema de Inteligencia de Rusia y que llevaría funcionando cerca de una década, llevando a cabo acciones en múltiples lugares. Aseguran que se trata de un grupo tan secreto y hermético que resulta imposible poder anticipar cuándo y dónde van a actuar. Ni siquiera están claros cuáles son sus objetivos y los propósitos que los llevan a realizar una determinada acción.

Los servicios de Inteligencia de cuatro países diferentes —entre los que se encontraría España— son los que han conseguido determinar la existencia de esta unidad, hilando varias acciones en diferentes localizaciones que, en principio, parecían no estar vinculadas entre sí. Pero la investigación sobre el envenenamiento de Skripal, un exoficial de espionaje ruso que se convirtió en agente doble del MI6 de Reino Unido, es la que destapó la relación.

Sería en marzo de 2018 cuando intentaron envenenarles a él y a su hija Yulia con un agente nervioso, que llegó a afectar a varias personas más. Tras una concienzuda investigación, los servicios de Inteligencia británicos consiguieron llegar a la conclusión de que dos personas que entraron en el país con alias formaron parte en algún momento de la estructura militar rusa: se trataba del coronel Anatoly V. Chepiga y de Alexander Mishkin.

Imágenes de Alexander Petrov (i) y Ruslan Boshirov (d), alias de Alexander Mishkin y Anatoly Chepiga.
Imágenes de Alexander Petrov (i) y Ruslan Boshirov (d), alias de Alexander Mishkin y Anatoly Chepiga.

Tirando de este mismo hilo, descubrieron que meses antes del ataque, el propio Mishkin viajó con otras dos personas a Reino Unido, que utilizaron dos alias —Sergei Pavlov y Sergei Fedotov— y que, a día de hoy, el primero sigue en el anonimato. Pero entonces descubrieron que ambos seudónimos ya fueron utilizados anteriormente: ocurrió en 2015, cuando alguien trató de envenenar al traficante de armas búlgaro Emillian Gebrev. ¿Se trataría de un comando?

Solo hubo que tirar del hilo para encontrar una conexión con un intento de golpe de Estado en Montenegro, que provocó que el país se uniera a la OTAN solo un año después. Siguiendo la misma línea de investigación, pronto se descubrió que los mismos personajes aparecían vinculados a una campaña de desestabilización política en Moldavia. Cuando España comenzó a investigar, descubrió que el seudónimo Sergei Fedotov también había sido utilizado en nuestro país.

Expertos retiran el banco en el que fueron encontrados envenenados Skripal y su hija. (EFE)
Expertos retiran el banco en el que fueron encontrados envenenados Skripal y su hija. (EFE)

Fue el 5 de noviembre de 2016 cuando viajó por primera vez a Cataluña, donde estuvo seis días antes de viajar a Moscú. Casi un año después, el 29 de septiembre de 2017, volvería a nuestro país durante otros 10 días utilizando el mismo alias, hasta que las autoridades españolas le reconocieron como Denís Serguéyev. La investigación pronto corroboró que se trata de uno de los miembros de la unidad de élite militar rusa 29155.

Los expertos están convencidos de que los miembros de esta unidad secreta son veteranos condecorados en algunas de las guerras más sangrientas que Rusia (o la URSS) ha vivido en los últimos años. De momento, poco o nada se sabe de la unidad 29155, más que se trata de un grupo de extremo secreto capaz de atacar donde lo consideran oportuno. Ahora, se sabe que han estado en España y que han actuado en Cataluña durante el 'procés', ha adelantado 'El País'.

La investigación, que se encuentra secreta, da ahora sus primeros pasos. En este punto, según avanzan las fuentes consultadas por El Confidencial, se trata de determinar si el grupo contribuyó en actividades de promoción del referéndum y tiene conexión con 'hackers' también de nacionalidad rusa que trabajaron para mantener activas las webs para la votación.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios