CONGRESO DE LAS EMPRESAS FAMILIARES EUROPEAS

Sánchez intenta tranquilizar a las empresas tras su pacto con UP y garantiza "estabilidad"

El presidente subraya que el nuevo Ejecutivo perseguirá la "seguridad" y las "certezas" y también el cumplimiento del "equilibrio presupuestario" y la "disciplina fiscal" exigidas por la UE

Foto: Pedro Sánchez, durante la clausura del VI Congreso de las Empresas Familiares Europeas, este 20 de noviembre en el hotel Westin Palace de Madrid. (EFE)
Pedro Sánchez, durante la clausura del VI Congreso de las Empresas Familiares Europeas, este 20 de noviembre en el hotel Westin Palace de Madrid. (EFE)

Pedro Sánchez ha pasado casi del todo a la nada. De multiplicarse en actos y entrevistas durante la campaña a racionar sus comparecencias al máximo tras las elecciones del 10 de noviembre. Solo intervino brevemente tras la firma de su preacuerdo con Unidas Podemos, hace ocho días, y concedió una rueda de prensa mínima después de mantener una reunión con el presidente electo del Consejo Europeo, Charles Michel. Su tercera salida de la Moncloa desde las últimas generales se ciñó a un contexto económico: clausuró, este miércoles el VI Congreso de las Empresas Familiares Europeas. Un acto, dijo él mismo, "bien oportuno" para la España que ahora "se abre camino". Y es que ese foro le permitía inyectar un mensaje de tranquilidad en un sector que puede tener sus reservas por la coalición futura, si consigue los apoyos necesarios, con Pablo Iglesias, y al que desde ya quiso garantizar "estabilidad" y cumplimiento del "equilibrio presupuestario".

El presidente celebró incluso que el primer foro al que se dirigía fuera el de la empresa familiar, porque "las grandes transformaciones que urgen" en España "necesitan" de ellas más que nunca. Sánchez intentaba, pues, ganarse a su auditorio, insistiendo en que las tres señas de identidad de las Empresas Familiares Europeas (EFB) también forman parte de la hoja de ruta del nuevo Ejecutivo: porque la creación de riqueza y su "redistribución" deberá venir de las compañías, porque el Gobierno está "convencido" de las virtudes que aporta la empresa familiar a la economía social de mercado, porque es la empresa familiar la que tiene rostro humano y la que está cerca de las personas, y porque es Europa el espacio al que España pertenece y el que quiere seguir fortaleciendo.

[Consulte aquí en PDF la intervención íntegra del presidente]

En suma, añadió, el encuentro servía para tomar nota de la agenda y los retos de la empresa familiar —un sector "bien potente y fuerte en el tejido productivo" español—, y de sus "lazos" con el Gobierno. Dio un dato suficientemente elocuente para ilustrar su importanca: hay 14 millones de empresas familiares europeas, que sostienen más de 60 millones de empleos en el sector privado en la UE. "Pueden contar con el Gobierno para enfrentar todos los retos que tienen por delante", a los que deben ayudar los poderes públicos. "A proteger la seguridad jurídica, a allanar la apertura de mercados exteriores y a establecer marcos estratégicos que estimulen los sectores de futuro". El presidente aprovechaba para lanzar guiños con una industria a la que había plantado hace pocas semanas: no acudió al congreso anual de la empresa familiar, a finales de octubre y en Murcia, porque presentaba su campaña del 10-N en Madrid.

"La estabilidad institucional es el pilar sobre el que se tiene que asentar el trabajo de la legislatura, y esa es la voluntad del nuevo Gobierno", incide


Sánchez convino este miércoles en que hay factores de "incertidumbre que tienen que ver con las expectativas y la confianza de inversores y consumidores y que corresponde despejar", por lo que es "importante subrayar la apuesta por la estabilidad, la seguridad y el dinamismo de nuestra economía". El presidente calzó ahí el principal mensaje que le llevó hasta este congreso, celebrado en el hotel Westin Palace de Madrid, a dos pasos del Congreso. Remarcó que tras las cuartas elecciones en cuatro años España necesita "estabilidad institucional", porque esta es también la condición "indispensable" para la actividad empresarial. Y es la "voluntad" del nuevo Gobierno propiciar la mayor estabilidad posible. Ese sera uno de los pilares sobre los que hay que asentar el trabajo de la legislatura, y también sobre el acuerdo.

Gestión económica "rigurosa"

El jefe del Ejecutivo enfatizó que ha dado pasos "decisivos" para lograr "cuanto antes" ese objetivo prioritario, "disponer un Gobierno en plenas funciones sobre el que no pese la amenaza de la provisionalidad". Confía así en que pronto acabe el bloqueo y en que se pueda abrir una "nueva etapa" en la que se reduzcan la crispación y el desencuentro y florezca "el reencuentro de la política con la política". "Necesitamos acuerdos, necesitamos avanzar, necesitamos acometer transformaciones. Y por primera vez en mucho tiempo todos estamos muy de acuerdo en que ése es el camino que nos une. Por supuesto, necesitamos seguridades. Certezas. Determinación en unos principios sólidos. Como las necesitan también los agentes económicos", señaló.

Prescribe conjugar disciplina fiscal, crecimiento y cohesión social, y caben ahí "subidas razonables" de salarios y mejoras de las condiciones laborales

El Gobierno de coalición no solo buscará la estabilidad institucional. También perseguirá el "equilibrio presupuestario" y mantendrá el "compromiso de disciplina fiscal con Bruselas". Así, un Ejecutivo "responsable" puede tener una prioridad social en la cabeza pero "trabaja siempre dentro de los márgenes financieros que permite la realidad económica". Se trata, pues, de "cerrar brechas" y a la vez reforzar la "estabilidad económica, política e institucional" y "extender la prosperidad" a todos. En definitiva, resumió, "a mayor compromiso social, una gestión económica más pulcra y rigurosa para hacerlo posible". Con esas palabras, Sánchez estaba advirtiendo de que su nuevo Ejecutivo no hará crecer sin control el gasto público, porque es consciente de la necesidad de tener unas finanzas saneadas. Compromiso, por cierto, que sí arrancó a Unidas Podemos y que aparece en su preacuerdo.

Sánchez intenta tranquilizar a las empresas tras su pacto con UP y garantiza "estabilidad"

En ese sentido, reivindicó la necesidad de reducir la deuda pública, de un 97,6% el año pasado, porque solo así el Gobierno tendrá más posibilidades de "actuación" y de "inversión". Como también es preciso seguir rebajando el déficit, que espera que sea del 2% en 2019. Ello no es incompatible con tomar medidas que contraigan más el paro y se sitúen a la cabeza de la lucha contra la precariedad y la desigualdad.

La coalición buscará, en consecuencia, respetar la disciplina fiscal y aunar "crecimiento y cohesión social". Cohesión social significa, explicó, por ejemplo, "subidas razonables de los salarios de los trabajadores, siempre sin minar los niveles de competitividad de la economía". Este tipo de decisiones no "lastran el crecimiento", sino que lo "afianzan". Asimismo, abogó por la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores.

Mercadona, ECI, Roca, Codorníu, Tous...

Todo el discurso del presidente estaba orientado a ese propósito de infundir tranquilidad en los agentes económicos, una labor que primero había hecho, hace justo una semana, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. Ahora lo hacía él mismo. De ahí que enfatizara que su compromiso y expectativas "no son solo palabras", sino que hay hechos y datos a su juicio imbatibles que lo respaldan. Citó algunos: el crecimiento de la renta de las familias al 5,8%, muy por encima del conjunto de la economía (producto del mayor ahorro y del menor consumo), una economía que crece por encima de la media europea y de manera "equilibrada", sin la burbuja del ladrillo, un pronóstico de las instituciones europeas y mundiales positivo o una creación de empleo que no se detiene. Obvió las malas cifras de paro de octubre y se centró en las de nuevas afiliaciones, aunque reconoció que hay que resolver cuestiones como la desigualdad laboral o el desempleo juvenil.

"El Gobierno cuenta con ustedes. Y desde el Gobierno queremos que cuenten con nosotros. Les invito a seguir marcando la senda del futuro", dice

Las empresas, añadió, necesitan "certidumbre, estabilidad y reformas", y eso es lo que el Gobierno de coalición está dispuesto a ofrecer. España ha dado ya "pasos firmes", pero reúne "todas las condiciones para dar pasos de gigante" en el futuro. Sánchez reseñó que la digitalización es una autopista muy importante, como lo es la transición ecológica y la lucha contra el cambio climático —Madrid acoge en 15 días la Cumbre del Clima, que ayudará a posicionar a España en la vanguardia mundial en esta materia, enfatizó—, la estrategia de nación emprendedora que quiere desplegar o la cuarta revolución industrial.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la clausura del VI Congreso de las Empresas Familiares Europeas, que organiza el European Family Businesses (EFB), este miércoles en Madrid, posa acompañado de Alfonso Líbano (3i), vicepresidente de EFB y Udo Vetter, entre otros. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la clausura del VI Congreso de las Empresas Familiares Europeas, que organiza el European Family Businesses (EFB), este miércoles en Madrid, posa acompañado de Alfonso Líbano (3i), vicepresidente de EFB y Udo Vetter, entre otros. (EFE)

En esa búsqueda de complicidades, Sánchez subrayó que el Gobierno necesita contar con la "experiencia y sabiduría de modelos de éxito" conocidos, como los de Mercadona o El Corte Inglés. O con la "perseverancia" de empresas menos mediáticas pero señeras como Gestamp o el Grupo Antolín, que afrontan "con ambición" las transformaciones del sector. También citó compañías de bandera, como Roca, Codorníu, Tous, Acciona, Bodegas Torres o las importantes cadenas hoteleras, emblema del sector turístico. "El Gobierno cuenta con ustedes. Y desde el Gobierno queremos que cuenten con nosotros. Les invito a seguir marcando, junto al resto de la sociedad y sus instituciones democráticas, la senda del futuro. Esto merece la pena para ese proyecto compartido que tenemos a nivel europeo y para este proyecto común que tenemos aquí, a nivel de España", concluyó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios