sexta sesión del juicio

Un grafólogo señala que El Chicle tiene instintos sexuales sádicos y nula "empatía"

En la nueva sesión del juicio que acoge la Audiencia de A Coruña por el asesinato de Diana Quer han comparecido, entre otros peritos, dos psicólogas, dos médicos forenses y un grafólogo especializado

Foto: Imagen de la señal de televisión del pozo donde supuestamente El Chicle arrojó el cuerpo de Diana Quer. (EFE)
Imagen de la señal de televisión del pozo donde supuestamente El Chicle arrojó el cuerpo de Diana Quer. (EFE)

Un grafólogo especializado en la psicología de la escritura ha definido a José Enrique Abuín Gey, 'El Chicle', único procesado en el juicio que se sigue por el crimen de Diana Quer, como un hombre con instintos sexuales "sádicos y violentos", gran "habilidad para mentir y manipular" y nada de empatía.

"Con rotundidad es un depredador sexual" ha dicho en la sexta sesión que acoge la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, un testimonio en el que este especialista ha defendido que su disciplina "tiene un carácter científico muy marcado".

Imagen de la señal de televisión de Enrique Abuín, 'El Chicle', durante el juicio. (EFE)
Imagen de la señal de televisión de Enrique Abuín, 'El Chicle', durante el juicio. (EFE)

De la personalidad del acusado, ha contado el experto -aportado por la acusación particular-, que del estudio de los patrones analizados a través de la carta enviada desde prisión por El Chicle se desprende que la personalidad del acusado está "significativamente marcada hacia todo lo relacionado con la violencia sexual".

Las psicólogas y médicos forenses que examinaron al acusado determinaron también que no tiene capacidades alteradas ni un comportamiento patológico y destacan su "falta de empatía con el sufrimiento ajeno" y la ausencia de arrepentimiento, dado que no detectan "sufrimiento emocional actual".

Entre los elementos de personalidad destacados figuran los trastornos de ansiedad y la paranoia, en particular los relacionados con el "resentimiento"

Entre los elementos de personalidad destacados por los test figuran los trastornos de ansiedad y la paranoia, en particular los relacionados con el "resentimiento". "Es una persona susceptible, que fácilmente se siente insultada por situaciones neutras y que responde con rencor", han dicho las expertas.

Además, han asegurado que su personalidad incluye "baja irritabilidad", pero altos niveles de rencor, con "capacidad de diferir la respuesta en el futuro" y de "controlar la ira" en el momento. Para ejemplificarlo, las peritos han mencionado un caso narrado por Enrique Abuín en el que "dejó pasar un año para romperle los dedos a alguien que se metió con la pareja con la que estaba".

Al menos 20 días flotando

Los forenses que examinaron el cadáver de Diana Quer encontraron en el pelo de la joven varias "pupas de mosca" que habían completado su ciclo, lo que determina que el cuerpo flotó en el pozo, al menos, durante 20 días.

Así lo ha explicado este martes una entomóloga durante la sexta sesión del juicio contra Enrique Abuín por el asesinato de Diana Quer, en la que se han iniciado las pruebas periciales.

Un grafólogo señala que El Chicle tiene instintos sexuales sádicos y nula "empatía"

La experta examinó varias "pupas de mosca" localizadas en el cuerpo de Diana Quer, concretamente en el pelo, algunas de ellas aplastadas, pero otras ya vacías, lo que indica que habían "cumplido su ciclo".

La entomóloga ha precisado que el ciclo completo de este tipo de mosca, a la temperatura a la que supuestamente permaneció el cadáver, dura unos "20 días", lo que apunta a que el cuerpo "en algún momento estuvo fuera del agua" durante este periodo "para que esta especie pudiera desarrollarse".

"Es una especie terrestre, que necesita oxígeno", ha explicado la experta, que ha reconocido que este periodo puede ser aún mayor si la pupa entra en "letargo". En este caso, el cadáver debería haber permanecido expuesto al menos 8 días al inicio y, con posterioridad, otros 12 a 14.

El cuerpo de Diana Quer fue localizado a más de 8 metros de profundidad, lastrado con dos bloques. En el fondo del pozo, se hallaron, además, otros dos bloques atados con un cable. Mientras que el acusado asegura que solo trató de lastrar el cuerpo en una ocasión y que este "flotaba" aun así, las pruebas hechas por la Guardia Civil indican que el peso de los bloques debía haber hundido totalmente el cadáver.

Las acusaciones, por su parte, creen que El Chicle falló en su primer intento de lastrar el cuerpo de Diana y que regresó 20 días después para repetir la operación.

Un grafólogo señala que El Chicle tiene instintos sexuales sádicos y nula "empatía"

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios