Pactos de gobierno

El PP apela al "PSOE sensato" para romper el pacto con UP y abordar otras opciones

Los populares se enrocan en la necesidad de que Sánchez hable con Casado, pero solo se abrirán a debatir vías para favorecer la investidura si se renuncia al acuerdo con Podemos

Foto: Sánchez y Casado en una foto de archivo. (Reuters)
Sánchez y Casado en una foto de archivo. (Reuters)

El Partido Popular subraya su rechazo al preacuerdo de gobierno alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos y apela a los barones territoriales para que Pedro Sánchez rompa un pacto que consideran "lesivo" para España. Mientras los líderes de ambos partidos siguen esquivando el teléfono, los segundos espadas populares insisten en que el PP solo facilitaría un nuevo gobierno de Sánchez si se abandona el plan trazado con los morados.

Así lo han puesto sobre la mesa tanto el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que considera que el acuerdo es "letal para la España constitucional", como el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que ven posible que el PP se "plantee una abstención patriótica" una vez que el 'Gobierno Frankenstein' con Iglesias se descarte. El último de los populares en posicionarse ha sido el vicesecretario de Participación, Jaime de Olano, que ha aprovechado una rueda de prensa en Lugo para buscar el apoyo de presidentes socialistas como Javier Lambán, Emiliano García Page y Guillermo Fernández Vara, "ese PSOE sensato que ya hace más de dos años rechazó un acuerdo como el que ahora quiere vender Sánchez como imprescindible".

El vicesecretario de Participación ha criticado con dureza a Sánchez por acordar en apenas 48 horas algo que antes de la repetición de los comicios le quitaba el sueño y considera que el 'pacto del abrazo' supone un riesgo para la unidad del país porque ese gobierno ha de pasar "necesariamente" por un acuerdo con los republicanos catalanes. Sánchez ha protagonizado, bajo su punto de vista, "el mayor ejercicio de travestismo político que se recuerda en la política española".

El llamado de los populares a los barones socialistas, sin embargo, podría caer en saco roto. En las filas del PSOE nadie cuestiona la decisión de Sánchez pese a reconocer inquietud por el necesario entendimiento con ERC (para que prospere la investidura hace falta que, como mínimo, se abstengan) y por el complicado escenario que plantea una legislatura así. El camino no será sencillo, pero los barones del PSOE asumen que "no hay alternativa" sin un bloque de derechas al que le salgan las cuentas debido al desplome de Cs. Aunque Sánchez sorprendiera a su propio partido con el pacto cerrado con Unidas Podemos, los socialistas valoran la rapidez con que se ha realizado para evitar que se "embarre el terreno".

Sánchez tiene que hablar con Casado

En las filas populares centran el mensaje en la necesidad de que Sánchez y Casado hablen. Desde las elecciones del pasado domingo solo han cruzado unos mensajes, pero no ha habido una conversación en la que se abran otras opciones para formar gobierno cuanto antes. Tras conocer el preacuerdo sellado entre el PSOE y Unidas Podemos, el líder popular dejó claro que mientras el PSOE "no cambie de rumbo" no hay diálogo posible.

Sin embargo, Feijóo ha insistido en la necesidad de que los socialistas eviten este acuerdo de Gobierno y de que fuercen a Sánchez a hablar con Casado, que "no dijo nada de vetos" y es "uno de los líderes más dialogantes de nuestro país". El presidente de la Xunta se muestra, además, partidario de la opción propuesta por la diputada Cayetana Álvarez de Toledo, que instó a Casado a plantear un gobierno de concentración.

Mientras los dirigentes populares critican la decisión de Sánchez y piden que rompa el acuerdo para sentarse y abordar otras opciones como la de la abstención para permitir su investidura, los socialistas trabajan para recabar apoyos entre el resto de las fuerzas políticas. Sánchez e Iglesias necesitan el respaldo o la abstención de una constelación de partidos minoritarios, desde Más País hasta PNV (6), BNG (1), Teruel Existe (1), Partido Regionalista de Cantabria (1) y Coalición-Canaria-Nueva Canarias (2), además de la abstención de ERC (13) o el sí de Ciudadanos (10).

Tras la primera toma de contacto con ERC, que mantiene su 'no', la portavoz Adriana Lastra ha alineado posiciones con el PRC y los cántabros apoyarán la investidura de Sánchez siempre que no haga "concesiones" a los independentistas. No son los únicos que tienden la mano a Sánchez: el PNV se abre a facilitar la investidura pero exige "respeto al ámbito competencial", y el lehendakari, Iñigo Urkullu asegura que el Gobierno vasco tiene su "disposición absoluta" para garantizar la gobernabilidad. Lastra continuará este lunes las reuniones para recabar apoyos con una cita con el diputado electo del BNG, Néstor Rego. Desde el partido gallego han indicado que aprovecharán este primer contacto para poner sobre la mesa "la agenda gallega" y esperan "receptividad" ya que no se puede dar su voto por seguro para la investidura.

Ciudadanos insiste: hay tiempo para rectificar

El principio de acuerdo PSOE-UP tampoco ha gustado en Ciudadanos. Tras conocer la noticia, pidieron a Sánchez una vía más moderada, afirmando que sus diez diputados "no pueden apoyar" ese pacto de gobierno "nefasto y contrario a la mayoría de los intereses de los españoles". El vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, ha insistido este domingo en que aún hay tiempo para rectificar y que el PSOE vuelva a la moderación.

"Es una buena noticia que algunos socialistas estén levantando la mano y pidiendo un poco de cordura”, ha afirmado Aguado en declaraciones a periodistas, que considera que si la llave del gobierno la tienen los extremos, España "irá a peor" y la legislatura será "estéril". "No se puede pensar que en España vamos a resolver los problemas pactando con los nacionalistas, con Bildu o con Torra”, ha asegurado. Las palabras de Aguado llegan un día después de que su compañero de partido, el diputado Edmundo Bal, hiciera también un llamado a "los socialistas de toda la vida" que rechacen un pacto que es "malo" para el país. El partido naranja defiende un gran acuerdo entre PSOE, PP y Cs como alternativa para formar gobierno.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios