Vox, clave para formar la Mesa del Congreso

El PP 'cuidará' a Cs en el reparto de cargos del Congreso con vistas a España Suma

Consigna de la dirección del PP para apoyar a los 10 diputados de Ciudadanos en el reparto de cargos y evitar el protagonismo de Vox en el Congreso

Foto:  El líder del PP, Pablo Casado (c), acompañado del secretario general, Teodoro García Egea (i) y el vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado (c), acompañado del secretario general, Teodoro García Egea (i) y el vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos. (EFE)

El Partido Popular se prepara para administrar sus relaciones parlamentarias en el Congreso con la consigna de 'cuidar' a Ciudadanos en el reparto de cargos y evitar el protagonismo de Vox. El hundimiento electoral de Cs y la marcha de Albert Rivera dejan en la Cámara Baja como resto del naufragio un grupo parlamentario menguado hasta los 10 diputados pero que, ante la fragmentación del hemiciclo, puede ser clave en todos los nombramientos. A Pablo Casado le interesa sobremanera cuidar a sus socios de gobierno en las comunidades autónomas de Madrid, Andalucía, Castilla y León y Murcia.

En fuentes de la sede de Génova reconocen que su plan a medio plazo es empezar a hacer realidad su propuesta de España Suma con la absorción de Ciudadanos. Se refieren a aquellos dirigentes que puedan facilitar al PP atraerse al sector de electores más fieles que el 10-N todavía votó a los riveristas, y también al que se refugió en la abstención ante los últimos bandazos de Cs.

El PP 'cuidará' a Cs en el reparto de cargos del Congreso con vistas a España Suma

Casado fue el líder político más elegante y cariñoso en la despedida de Rivera -"ha sido un gran político y un patriota que ha defendido la libertad y la concordia donde más difícil era”- y en el Grupo Parlamentario Popular quieren mantener ahora las mejores relaciones en el Congreso con su previsible sucesora, Inés Arrimadas.

En los primeros cálculos y tanteos de negociación para el próximo reparto de cargos en la Cámara los 10 diputados de Ciudadanos no dan pie a aspirar a su grupo a uno de los nueve puestos de la Mesa, pero son decisivos en cualquier caso. Si la mayoría de izquierdas, independentistas incluidos, que Pedro Sánchez organiza quiere dejar fuera del órgano de gobierno del Congreso a Vox necesita a Cs. Y si el PP quiere asegurarse una vicepresidencia y una secretaría, u optar a dos, también necesita esos 10 votos, además del visto bueno de los diputados de Santiago Abascal.

El Grupo Popular tiene en su mano la posibilidad de apoyar a Cs o ceder cargos a sus diputados en las mesas de las comisiones de la Cámara a cambio de los votos de los riveristas en la elección de vicepresidentes y secretarios de la Mesa 'grande'.

Pero la primera clave para la formación del órgano que rige en primera instancia la vida del Parlamento pasa por Vox. Con 24 diputados en la pasada legislatura quedaron marginados por decisión de la mayoría compuesta por los socialistas, Podemos y los independentistas. Ahora el grupo ha elevado su representación hasta los 53 escaños y aunque la misma mayoría ampliada podría intentar dejarlos fuera, no existen precedentes para consumar la exclusión de la Mesa del tercer partido de la Cámara.

En fuentes parlamentarias dan por hecho que el PSOE mantendrá la presidencia de la Cámara, en principio otra vez con Meritxell Batet al frente, y que pactará con sus socios de Podemos el reparto de los otros cuatro puestos a los que pueden aspirar con los votos de apoyo fijos del PNV más los de los regionalistas que puedan entrar en el acuerdo de investidura de Sánchez.

El PP 'cuidará' a Cs en el reparto de cargos del Congreso con vistas a España Suma

A partir de ahí, en el caso de que no haya un acuerdo general entre los grupos para un reparto de puestos proporcional y lógico en la Mesa y cada partido votara solo a sus candidatos, en el órgano solo habría tres representantes de la oposición: 2 del PP y uno de Vox.

En el Grupo Popular no han abierto aún conversaciones con el de Abascal, pero sí tienen claro que hablarán primero con Ciudadanos para preparar el arranque de la legislatura ante la cita del 3 de diciembre, cuando se constituirán las Cámaras y tienen que resultar elegidos sus órganos de gobierno.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, insiste desde la misma noche electoral en su apuesta por la unión de PP y Cs, dos partidos que, a su juicio, deben "ir juntos". En su opinión, esa reconstrucción del constitucionalismo debe concretarse ya en las próximas elecciones catalanas a través de Cataluña Suma.

El presidente de los populares en Cataluña, Alejandro Fernández, ofreció este martes a Ciudadanos presentarse conjuntamente a esos comicios y con esa marca aunque descartó que el PP pretenda una 'opa' sobre Cs.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios