El Constitucional se prepara para una avalancha de recursos de Vox
  1. España
Recursos con sus más de 50 diputados

El Constitucional se prepara para una avalancha de recursos de Vox

El tribunal, que lleva dos años recibiendo decenas de escritos raíz de Cataluña y el 'procés', objetivo ahora del brazo jurídico de la formación de Santiago Abascal

Foto: El líder de Vox, Santiago Abascal. (Reuters)
El líder de Vox, Santiago Abascal. (Reuters)

El recuento no había terminado aún cuando Vox planteaba ya, a las claras, uno de sus planes para la legislatura. Alcanzados los 52 diputados, la formación ve posible el asalto al Tribunal Constitucional. Ya no deben azuzar a otros. Ya no solo tienen vía libre ante la Audiencia Nacional o ante el Tribunal Supremo, donde han ido acudiendo en los últimos meses una y otra vez con poca suerte. A partir de los 50 diputados, cualquier fuerza política podrá interponer el recurso de inconstitucionalidad si considera que la medida tomada atenta contra la Constitución. Se abre la puerta del tribunal de garantías.

Y en el TC lo saben. El tribunal lleva dos años trabajando a ritmo superior a consecuencia de Cataluña. Basta un vistazo a las dos últimas semanas para comprobar que la comunidad autónoma acumula metros y metros de papel en el edificio redondo de la calle Domenico Scarlatti de Madrid. Antes de las urnas, el Ejecutivo en funciones presentó de todo. Incidentes de ejecución para parar un tren. En poco más de un mes sumaron nada menos que diez. Los de Pedro Sánchez impugnaron propuestas de la Cataluña real, la orientación política general del Govern, los acuerdos de la Mesa relativos a la propuesta de resolución sobre los hechos del 1 de octubre y también los relativos a la moción sobre el autogobierno.

Foto: Santiago Abascal, junto a otros miembros de Vox. (Reuters)

Escritos que se suman a los que ya existían y cuya enorme cantidad, varias decenas, han obligado incluso a la designación de un coordinador. El magistrado del Tribunal Constitucional Cándido Conde-Pumpido se ocupa de la gestión de todos los recursos vinculados con el proceso de independencia de Cataluña, que alcanzan un inusitado volumen. Y ahora vendrán más.

Cataluña se llevará gran parte de los esos esfuerzos prometidos por Vox. Su labor en este terreno es previa a la campaña. A esta y a la anterior. Ellos mismo ya se han ocupado lo suficiente de publicitar que fueron acusación popular en el juicio del 'procés'. Utilizaron esta posición durante dos campañas pese a que en abril fueron neutralizados por el propio tribunal.

Foto: Santiago Abascal, hoy durante la rueda de prensa en la sede de Vox. (Reuters)

Este brazo jurídico de la formación les ofrece un indiscutible rédito electoral. Y ahora, la posibilidad de marcar agenda. Tanto es así que el partido dispone de un chat para prensa basado exclusivamente en noticias de tribunales. Sus más recientes iniciativas se centraron, cómo no, en el terreno catalán. Pidieron a la Junta Electoral Central que tomara las medidas necesarias para garantizar a los policías desplazados ejercer su voto. Antes de eso, denunciaron a Quim Torra ante el Supremo por delitos de rebelión, desórdenes públicos, manifestación ilícita y colaboración con organización terrorista.

Pistas

Sus últimas iniciativas ofrecen pistas. Vox denunció las declaraciones del secretario general del PP de Galicia, Miguel Tellado, que invitó, en un mitin, a meter la mano en el buzón de los vecinos y tirar las papeletas de los de Abascal. Reclamó a la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad autónoma que abriera una investigación. También fueron ante la JEC contra José Félix Tezanos por pedir el voto para el PSOE en un artículo publicado en la revista 'Temas'.

Foto: Antonio Salvá, padre del guardia civil Diego Salvá Lezaun, asesinado por ETA en julio de 2009. (EFE)

Vox no dudará en extender su acción jurídica ante el Constitucional a todo un muestrario de asuntos más allá de Cataluña. Puntos que salpican su programa electoral. Sus más de 50 diputados les legitiman para impugnar Estatutos de Autonomía, leyes, actos del Estado y de las comunidades, tratados internacionales.... Su reciente proposición no de ley aprobada en Madrid indica uno de sus objetivos: la ilegalización de partidos y colectivos que atenten contra la unidad de España. Las iniciativas de protección o amparo de inmigrantes también se encuentran en el punto de mira. Apoyarán, además, la protección de la tauromaquia y la caza, recurriendo todo aquello que les parezca contrario a su promoción o desarrollo.

"Tenemos más de 50 españoles, para poder recurrir todas las leyes liberticidas y anticonstitucionales", dijo Abascal desde el balcón de la celebración. Más que una declaración de intenciones.

Vox Tribunal Constitucional
El redactor recomienda