Los fiscales de Sánchez, el veto de Vox, la liga del Betis... los errores de los candidatos
  1. España
UNA CAMPAÑA MUY ACCIDENTADA

Los fiscales de Sánchez, el veto de Vox, la liga del Betis... los errores de los candidatos

La condensada campaña electoral ha propiciado una frenética carrera electoral en la que no pocos aspirantes a ocupar un asiento en el Congreso de los Diputados han incurrido en fallos

placeholder Foto: Debate de los candidatos a la Moncloa. (EFE)
Debate de los candidatos a la Moncloa. (EFE)

Ya sea por la precipitación provocada por tener que enfrentarse a una campaña electoral corta, ya sea por la intensidad con la que los candidatos están viviendo una semana en la que tienen que concentrarse decenas de actos públicos, lo cierto es que esta carrera previa a las elecciones generales está siendo atropellada. Los errores, los desaciertos y los descuidos se han acumulado en estos últimos días anteriores a la cita con las urnas. Y los han cometido la práctica totalidad de los aspirantes a ocupar el sillón presidencial del Palacio de la Moncloa.

El más sonado fue posiblemente el que protagonizó el jefe del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, cuando durante una de las incontables entrevistas concedidas durante la semana de campaña se arrogó una suerte de poder absoluto que conllevaba la posibilidad de dar órdenes a la Fiscalía. Obvió el presidente del Ejecutivo el estatuto fiscal, que asegura la imparcialidad y la independencia del Ministerio Público frente al poder político y cualquier otro tipo de injerencia. Se olvidó también Sánchez del reciente caso del 'procés', en el que la Fiscalía se desmarcó de la Abogacía del Estado, que sí depende del Gobierno, para acusar por rebelión a los dirigentes separatistas que estaban siendo juzgados.

Foto: Sánchez (EFE)

El jefe del Ejecutivo decidió rectificar públicamente y achacó su metedura de pata al cansancio propio del momento, que le ha llevado a tener hasta tres entrevistas en otros tantos medios distintos durante esta última semana. Como cada vez que quien erra se disculpa, la polémica finalizó ahí y los medios dejaron de hablar del asunto. Algo similar ocurrió con el número dos de Ciudadanos al Congreso de los Diputados, Marcos de Quinto, uno de los fichajes estrella del partido de Albert Rivera. El millonario dijo, a cuenta de los separatistas catalanes, que "ser independentista es como ser del Betis, es complicado que alguna vez ganen la Liga". Por supuesto, las declaraciones provocaron un terremoto entre los numerosos seguidores del conjunto sevillano, alguno de los cuales figuran incluso entre las filas de la propia formación, y el dirigente de Ciudadanos se vio obligado a pedir disculpas a través de su cuenta de Twitter para poner fin a la controversia.

El jefe del Ejecutivo decidió rectificar públicamente y achacó su metedura de pata al cansancio propio del momento y al gran número de entrevistas

El secretario general del PP gallego, Miguel Tellado, por su parte, invitó a los asistentes a un mitin a "meter la mano en el buzón de los vecinos", "coger los sobres de la bandera de España", en referencia a la propaganda electoral de Vox, y "tirarlos con las papeletas al cubo de la basura". Tras el escándalo provocado y el anuncio de Vox de denunciar los hechos, el dirigente popular matizó sus palabras. "Meter la mano en el buzón de los vecinos", dijo el líder del PP gallego, no debe entenderse de forma literal, sino en "un sentido metafórico", a modo de "chiste" para remarcar una idea recurrente en los actos de los populares, que es que solo votar al partido de Pablo Casado es "útil".

Foto: Pedro Sánchez, este 7 de noviembre durante su mitin con Ximo Puig en Castellón. (EFE)

Los que no modificaron su decisión fueron los responsables de Vox, que vetaron a todos los periodistas de El País y de la Cadena SER después de que el diario del grupo Prisa publicara un editorial titulado 'Deber de réplica' que acusaba a Santiago Abascal de "deslizar afirmaciones falsas y establecer disyuntivas falaces" durante su intervención en el debate que dejaban "al descubierto su ideario incompatible con los valores constitucionales" y que "justificaban la xenofobia". El artículo molestó a la cúpula de la formación, que optó por cerrar las puertas a todos los empleados del grupo de medios. La decisión continúa vigente, a pesar de que sin duda perjudica la imagen del partido. De hecho, Vox insiste en sus trece a pesar incluso de que la Junta Electoral Central, tras el recurso de Prisa, obligó al partido a acreditar a los periodistas a sus actos, una decisión que está pendiente del recurso presentado por los de Abascal.

Tampoco fue rectificado, aunque por motivos obvios, el desliz que tuvo el candidato de Unidas Podemos durante su intervención en el debate con el resto de aspirantes a la Moncloa. Pablo Iglesias pronunció "mamada" en lugar de "manada" y esto provocó una retahíla de memes interminable. Era evidente, sin embargo, que se trató de un error involuntario, por lo que no parecía necesario que el candidato de la formación morada pidiera disculpas.

Campañas electorales Pablo Iglesias Pedro Sánchez Vox Ciudadanos Albert Rivera PSOE Unidas Podemos
El redactor recomienda