ANTE LAS ELECCIONES DEL 10-N

El PSOE cae, Cs no ve suelo y Vox se blinda: el CIS de Tezanos, más allá de la estimación

La estimación es polémica, pero la muestra del CIS es inigualable para medir movimientos de fondo de la política. La foto muestra a Ciudadanos en caída libre y a un PSOE desgastado

Foto: Casado, Sánchez, Rivera y Pablo Iglesias, en RTVE. (La Academia de la Televisión)
Casado, Sánchez, Rivera y Pablo Iglesias, en RTVE. (La Academia de la Televisión)
Adelantado en

El barómetro preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) dejó la polémica sobre la proyección de escaños que arroja. Pero ese dato, el más comentado, tiene poco valor: las 17.650 encuestas están hechas antes de la sentencia del 'procés', de los disturbios de Barcelona, de que se confirmaran las candidaturas y de la exhumación de Franco, por lo que muestra una foto vieja. Pero a los analistas sí les interesan las tripas, porque su muestra inigualable da idea de movimientos de fondo en la política. Ahí se ve un PSOE átono (cae cinco puntos en voto más simpatía respecto a septiembre), un Ciudadanos que no ve suelo (el 30% de sus votantes de abril ni tiene el voto decidido) y un Vox blindado y con pocos indecisos en su frontera de voto con el PP. Estas son algunas de las claves de la macroencuesta.

El PSOE cae, Cs no ve suelo y Vox se blinda: el CIS de Tezanos, más allá de la estimación

1. La estimación

Como casi siempre que hay CIS, el método para estimar el porcentaje de voto de cada partido y los escaños varía desde que José Félix Tezanos ocupa la dirección. Esta vez, incluye una nota metodológica de 15 páginas. El CIS da al PSOE un 32,2% de voto y entre 133 y 150 diputados (en abril, obtuvo 123). Como la cocina es nueva, no es comparable a CIS anteriores. Pero si se usa la intención directa de voto más simpatía, el criterio que los socialistas y Tezanos gustaban de usar en la oposición, el PSOE seguiría bajando. En el barómetro de septiembre, el PSOE tenía un 30,5% de voto más simpatía y ahora está en el 25,2%.

[El decodificador de Varela: los mejores análisis de las elecciones en ECPrevium]

Es verdad que la encuesta es anterior a la exhumación de Franco y que sondeos posteriores han dado una ligera mejoría al PSOE. Pero el CIS preelectoral demuestra la jugada de riesgo que supuso repetir las elecciones.

2. La izquierda, sobrerrepresentada

La estimación del 32% que da el CIS al PSOE supera al resto de los sondeos. Una explicación puede estar en que la muestra del CIS, que es domiciliaria, sobrerrepresenta a la izquierda. Según el recuerdo de voto, lo que dicen los encuestados que votaron en las elecciones de abril, comparado con el resultado de las urnas, se ve que en la muestra hay más gente de izquierdas que de derechas en lo que sería una representación de la sociedad según lo que se votó. "En el recuerdo, el PSOE está sobrerrepresentado en 7,5 puntos. Mientras, la derecha está infrarrepresentada: 3,6 puntos Vox; 2,4 Ciudadanos, y medio punto el PP", explica Andrés Medina, analista electoral y fundador de Gravitas.

3. El desplome de Ciudadanos

Ciudadanos sigue en caída libre. El partido de Albert Rivera rozó el sorpaso en las elecciones de abril, cuando se quedó a menos de un punto del PP, algo que se desvaneció en las de mayo. Su posterior estrategia negociadora, dando todo el poder al PP y negándose a reunirse con Sánchez, le ha pasado factura. En una escala de uno a 10 de izquierda a derecha, los votantes sitúan a Ciudadanos en un 7,1. El PP está en el 7,9. Es la menor distancia en 28 barómetros, desde que en 2014 el CIS incluyó a Ciudadanos.

El PSOE cae, Cs no ve suelo y Vox se blinda: el CIS de Tezanos, más allá de la estimación

Ciudadanos es el partido cuyos votantes tienen menos claro que vayan a ir a votar el 10-N. Solo el 68,8% dice que votará con toda seguridad. Los demás partidos tienen su electorado significativamente más movilizado: PSOE (74,3%), PP (74,7%), Unidas Podemos (81,1%) y Vox (78,3%). Y lo que es peor, solo la mitad (51,2%) de los votantes de Ciudadanos tiene decidido su voto, mientras que en el resto no bajan del 70%.

Cuando Rivera dio su bandazo y se ofreció a reunirse con Sánchez, antes de la convocatoria electoral, los sondeos daban a Ciudadanos una fidelidad de voto por debajo del 50%. En Ciudadanos, esperaban movilizarlos durante la campaña. Al menos en la fecha de la encuesta del CIS, no lo habían logrado. Solo el 34% de los que votaron a Ciudadanos en abril responde espontáneamente que lo volverá a hacer en noviembre.

4. La incógnita de la abstención

En las elecciones de abril, la izquierda logró una gran movilización gracias en buena medida a la foto de Colón. La participación a las ocho de la tarde fue del 75% (luego baja con el voto exterior). Medina explica que el CIS avanza una desmovilización. "Respecto a abril, baja nueve puntos respecto a los que dicen que votarán con toda probabilidad. Hay más de 2,5 millones de personas que se quedarían en casa. Eso sería una participación del 68% a las ocho de la tarde".

Tradicionalmente, la baja participación penaliza a la izquierda, pero en este CIS —realizado antes de la sentencia del 'procés' y de la exhumación de Franco—, la derecha no parece más movilizada. "La derecha está dormida, tienen 600.000 votos más en la indecisión que la izquierda", señala Medina, que con Rajoy ocupó en Moncloa el puesto de analista demoscópico.

5. La gran pelea es PP-Ciudadanos

El CIS incluye una pregunta sobre entre qué partidos dudan los electores. La gran bolsa de voto está entre PP y Ciudadanos, lo que explica la moderación de uno y la derechización de otro. Medina cuantifica en votantes las fronteras de voto: "Por cada persona que duda entre PP y Vox, hay cinco que lo hacen entre PP y Ciudadanos o entre PP y PSOE. Hay 800.000 personas entre PSOE y Podemos y entre PP y Ciudadanos. Unas 600.000 que dudan entre PSOE y Ciudadanos, y solo 230.000 entre PP-Vox".

El PSOE cae, Cs no ve suelo y Vox se blinda: el CIS de Tezanos, más allá de la estimación

6. Vox, sólido

Las elecciones del 28 de abril fueron una amarga victoria para el partido de Santiago Abascal. De la nada, entraron en el Congreso con 24 diputados, pero se quedaron lejos de las expectativas que ellos mismos habían generado. Tras el resultado, parecieron desinflarse en las municipales y autonómicas, pero después del verano han remontado en todos los sondeos y ya hay muchas encuestas que los sitúan como tercera fuerza y por encima de los 40 escaños.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios