MONUMENTO DE PATRIMONIO NACIONAL

El Valle de los Caídos reabre este martes tras la exhumación de Franco

El Gobierno confirma que es este 29 de octubre cuando la basílica volverá a admitir visitas. Aún continúa la tumba de Primo de Rivera, a la que el Ejecutivo buscará un lugar no tan preeminente

Foto: El presbiterio de la basílica del Valle de los Caídos, antes y después de la exhumación de Francisco Franco. (Moncloa)
El presbiterio de la basílica del Valle de los Caídos, antes y después de la exhumación de Francisco Franco. (Moncloa)

El Valle de los Caídos vuelve a abrir al público este mismo martes, 29 de octubre, y a las 10 de la mañana. Será su primer día de visitas ya sin la tumba de Francisco Franco, exhumado el pasado jueves por el Gobierno después de 16 meses de batalla judicial con la familia del dictador.

Según informaron fuentes de la Moncloa, este lunes finalizaron los trabajos de sellado y reposición de las losetas de mármol negro Marquina sobre el espacio que ocupó la sepultura del general. Las fotografías, facilitadas por el Ejecutivo, muestran el estado actual del pavimento, a la espera del pulido final de las piedras. El sepulcro se hallaba en la zona del presbiterio, el espacio que se encuentra entre el altar mayor y el coro.

La losa de granito bajo la que yacía Franco, de 1.500 kilos y 20 centímetros de espesor, fue retirada el pasado jueves con la ayuda de dos gatos hidráulicos, lo que exigió romper algunas piezas aledañas. Una vez levantada, el Gobierno la ha almacenado en un sitio que no ha querido dar a conocer. Según reveló el sábado en 'La Sexta noche' el nieto mayor del dictador, Francis Franco, en el reverso de la piedra estaba escrita la leyenda 'mayo 1958', lo que mostraría que la decisión de enterrar en aquel lugar al general fue improvisada en 1975. Aquella sepultura pudo estar lista para el traslado de los restos de José Antonio Primo de Rivera. De hecho, el cadáver del fundador de La Falange fue conducido desde El Escorial hasta la basílica del Valle de los Caídos el 30 de marzo de 1959. El dirigente derechista yace aún a los pies del altar mayor, en el punto opuesto del crucero que ocupaba Franco.

El reverso de la losa, almacenada en un lugar que el Gobierno no ha desvelado, tenía escrito 'mayo 1958': el entierro de Franco fue improvisado


El recinto había sido clausurado por el Ejecutivo el 11 de octubre, a las 18 horas, cuando concluyeron las visitas. Desde entonces y hasta el pasado jueves 24, cuando se materializó la exhumación, el Gobierno estuvo preparando el espacio para que todo saliera según el plan previsto. En la zona donde reposaban los restos de Franco se instaló una doble carpa azul a la que solo pudieron acceder los representantes del Ejecutivo —la ministra de Justicia, Dolores Delgado; el secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños, y el subsecretario del Ministerio de la Presidencia, Antonio Hidalgo, además del director general de Registros y Notariado, Pedro Garrido—, dos familiares (Cristóbal y Merry Martínez-Bordiú), los operarios y el director del Instituto de Medina Legal, Vidal Santos Yusta.

30.130 visitas en septiembre

Por decisión de los Franco, no se procedió un cambio del féretro, pese a su mal estado. Para evitar que se desfondara, se le ajustaron unas cinchas naranjas y un tablón, y además se le acopló un cubre ataúd marrón chocolate, sobre el que los descendientes del dictador extendieron el pendón con el escudo del Ducado de Franco, que incorporaba la Laureada de San Fernando, y una corona de laurel con la leyenda 'Tu familia'. El general fue trasladado al cementerio municipal de Mingorrubio-El Pardo por helicóptero.

El informe de los expertos de 2011 ya indicaba que Primo podía seguir en la basílica puesto que él, a diferencia de Franco, sí fue víctima de la guerra

El último fin de semana de septiembre, la última fecha de la que se conocen datos, el monumento recibió 3.221 visitas el sábado 28 y 3.329 el domingo 29, informa EFE. El total de entradas vendidas en todo el mes ascendió a 30.130. El recinto es propiedad de Patrimonio Nacional, organismo dependiente del Ministerio de la Presidencia, cuya titular es la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo. El templo está custodiado por la comunidad benedictina a cuyo frente se sitúa el prior administrador, Santiago Cantera, principal aliado de los Franco.

Primer plano del presbiterio de la basílica del Valle de los Caídos, el lugar entre el altar mayor y el coro en el que se ubicaba la tumba de Francisco Franco, este 28 de octubre de 2019. (Moncloa)
Primer plano del presbiterio de la basílica del Valle de los Caídos, el lugar entre el altar mayor y el coro en el que se ubicaba la tumba de Francisco Franco, este 28 de octubre de 2019. (Moncloa)

Los restos de Primo de Rivera podrán seguir en el Valle de los Caídos, como confirmó este lunes en 'Los desayunos de TVE' la propia Calvo. Pero no en esa zona preeminente en la que se halla. "Es una víctima y podrá estar en este lugar de alguna manera, obviamente discreta". Su nueva sepultura podría estar en "otra ubicación".

No es un plan extraño por parte del Ejecutivo. El informe que los expertos hicieron en 2011, a petición del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ya prescribía que Franco fuera exhumado, pero que José Antonio debía ser reinhumado en un lugar no destacado del templo. Nunca se planteó la salida del Valle de los Caídos, puesto que él es una víctima de la contienda, como las otras más de 33.000 que se hallan en los osarios de la iglesia. Calvo defendió, en la línea de lo que manifestó Pedro Sánchez el pasado viernes en 'Al rojo vivo', que el Gobierno "tiene muchas cosas que hacer" en el Valle de los Caídos para aplicar la Ley de Memoria Histórica, pero quiere hacerlo "de la mano" de las asociaciones de la memoria.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios