ENTREVISTA EN 'AL ROJO VIVO'

Sánchez no contempla sanciones a los Franco y estudiará cómo resignificar el Valle

El presidente dice que estudiará los hechos, pero entiende que hay que "elevar la mirada". Insiste en su mensaje sobre Cataluña y carga contra Torra por no condenar la violencia ni defender a las FCSE

Foto: Los restos de Franco salen a hombros de sus familiares de la basílica del Valle de los Caídos, este 24 de octubre. (EFE)
Los restos de Franco salen a hombros de sus familiares de la basílica del Valle de los Caídos, este 24 de octubre. (EFE)

Por el momento, el Gobierno de Pedro Sánchez lo dejará estar. Estudiará si cabe algún tipo de sanción a los familiares de Francisco Franco por si hubo algún incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica o por haber intentado grabar en el interior del panteón de Mingorrubio. Pero no está entre sus planes. Hay que "elevar la mirada", cree el presidente en funciones, y dar importancia al hecho en sí mismo, la exhumación del dictador, una "gran victoria de la democracia española". También hay que pensar en el futuro, en lo que venga después, porque ahora se ha empezado a "saldar" una cuenta pendiente con el pasado, pero hay muchas otras más. Será la tarea del próximo Ejecutivo, igual que la de analizar qué se hace con el Valle de los Caídos, cuya resignificación, ya sin la tumba del "verdugo" de sus víctimas, ha cambiado.

El presidente se siente satisfecho y "orgulloso" por haber cumplido su promesa más simbólica tras un larguísimo proceso de pugna con los Franco y con el prior de la basílica. Hubo incluso "momentos difíciles" en estos 16 meses, pero sintió que debía perseverar. Una vez completada la exhumación del dictador, le han llegado críticas de izquierda y derecha. Por haber propiciado imágenes de "exaltación", por haberse quedado corto, por haber querido tapar los malos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). También por haber permitido los "¡Viva Franco!" que se escucharon en la explanada del Valle de los Caídos mientras el féretro del dictador era introducido en el coche fúnebre.

[Consulte aquí en PDF la transcripción de la entrevista al presidente en funciones en 'Al rojo vivo']

"Vamos a estudiarlo", dijo el presidente en una entrevista en 'Al rojo vivo' (La Sexta). "Pero honestamente, no tenemos que mirar el dedo, sino elevar la mirada ante la gran victoria de la democracia española". Lo importante, añadió, es que en el Valle yacen ya únicamente víctimas de la contienda, de los dos bandos. "Ayer [por este jueves] empezó a resignificarse" Cuelgamuros porque "los restos de las víctimas hoy descansan en paz" ya que el "verdugo ya no descansa con ellos". Esa es la "magnitud del hecho histórico" que vivió España este 24 de octubre, dijo, y le sorprende que se trate de "minimizar".

Sánchez destaca la "magnitud" del hecho histórico, la "gran victoria de la democracia española": las víctimas no reposan ya con su verdugo


También la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, expresó el convencimiento del Ejecutivo de que no conviene menear más el asunto. Incluso no quiere entrar a valorar la difusión de un vídeo grabado en el cementerio de Mingorrubio-El Pardo en el que se puede ver un forcejeo entre algunos familiares del dictador y la Policía. En él pueden escucharse las protestas de los descendientes de Franco contra los agentes porque no les permitían salir del panteón. Estos sospechaban que podían haber grabado parte de la ceremonia. "No vamos a entrar", respondió Celaá.

Que "no ofenda a nadie"

El presidente se sacudió en La Sexta, como hiciera ayer desde la Moncloa, de las críticas por electoralismo —"Dijimos que ni un día antes ni un día después del día que pudiera hacerse la exhumación del dictador" se completaría— y defendió, frente a PP y Cs, que la salida de Franco de Cuelgamuros contribuye a "cerrar" heridas, y no abrirlas, puesto que "la historia de un país, sobre todo el futuro de un país, se construye con su presente y con su pasado", y es pasado ha de ser, "sin duda alguna, de justicia, de dignidad y de reparación". También rechazó que se hubiera homenajeado al dictador: "Ayer se vio a una familia recogiendo los restos de su abuelo, llevárselos en medio del vacío, del silencio, ante la atenta mirada del Estado democrático, representado allí por la notaria del Reino, la ministra de Justicia, y, efectivamente, se hizo con respeto. Pero el respeto no significa homenajear a un dictador". Para el líder socialista, el respeto en la exhumación hacia un dictador "cruel" es la "prueba" de la "superioridad moral que tiene la democracia frente a cualquier otro tipo de regímenes".

El Ejecutivo hablará con entidades y familias. "A mí me parece que el Valle debe ser un lugar de justicia y de perdón. Es decir, un sitio de reconciliación"

Y ahora, ¿qué hacer? Sánchez aseguró que su compromiso es seguir "saldando" la deuda con todos aquellos que sufrieron la Guerra Civil y la dictadura. De hecho, recordó, en los Presupuestos de 2019, que fueron tumbados por el independentismo y la derecha, se reservaban "más de 10 millones de euros para empezar a exhumar muchas de las fosas que hay en el país". Su compromiso con las asociaciones de memoria histórica es "apoyar e impulsar" los desenterramientos de las víctimas para que sus familiares les puedan dar digna sepultura. También se revisará la Ley de Memoria de 2007 para que se "revisen este tipo de privilegios y reconocimientos" a torturadores como Billy el Niño —una exigencia reiterada de Unidas Podemos—, pero para ello se necesita un Gobierno, dijo, y salir del bloqueo.

Sánchez no contempla sanciones a los Franco y estudiará cómo resignificar el Valle

Aunque ya, tras la salida de Franco, se haya comenzado a "resignificar el Valle de los Caídos", el presidente entiende que hay una tarea por hacer: hablar con las familias, con las entidades de la memoria y "ver exactamente qué podemos hacer con el Valle de los Caídos". "A mí me parece que debe ser un lugar de justicia y de perdón. Es decir, un sitio de reconciliación", señaló, sin dar mayores concreciones. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá aseguró que Cuelgamuros ha de ser un espacio que "ayude a la memoria de las víctimas" de la Guerra Civil" y que "no ofenda a nadie".

Sánchez no contempla sanciones a los Franco y estudiará cómo resignificar el Valle

El Gobierno, dijo la ministra, tendrá que iniciar sus trabajos —el informe que el comité de expertos entregó al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2011 es "un elemento de partida", dicen fuentes del Ejecutivo—, "entrar a profundizar y valorar qué hacer". Aunque la "reflexión" esté pendiente, el Gabinete socialista "tiene la intención de continuar trabajando en la memoria y la redignificación de todas las víctimas, conforme a la Ley de Memoria Histórica", agregó Celaá. La portavoz hiló además con la situación en Cataluña, porque precisamente actos como los de ayer reflejan, a juicio del Gobierno, la fortaleza de la democracia española y no, como dice el independentismo, un "Estado heredero del franquismo".

Torra tiene antes unas "obligaciones"

La otra gran cuestión que atravesó la entrevista con Antonio García Ferreras fue Cataluña. El presidente se mantiene en su idea de que no tiene por qué hablar con Quim Torra, como este le sigue reclamando. El 'president', antes de ponerse en contacto con la Moncloa, "tiene que hacer llamadas de tarifa urbana e interurbana". Es decir, que tiene que conversar primero con las fuerzas constitucionalistas (PSC, Ciudadanos y PP) antes de intentar hablar con él. Porque el problema que sigue padeciendo Cataluña es "de convivencia, no de independencia".

El presidente avanza que habrá recurso contra la moción soberanista que el Parlament debatirá. No habrá indultos, pero tampoco amnistía

Tras los disturbios de la semana pasada, es preciso que Torra sea consciente de sus "obligaciones". "Tiene que hacer una llamada a la convivencia, tiene que hacer una llamada que condene de manera rotunda la violencia, cosa que no lo ha hecho a día de hoy. Y lo que tiene que hacer es reconocer el trabajo de las Fuerzas y los Cuerpos de Seguridad del Estado, y de los propios Mossos d'Esquadra". En ese sentido, el 'president' debería "descolgar el teléfono y hablar, por ejemplo, con los familiares de los policías nacionales que hoy están ingresados en los hospitales" y agradecerles que hayan defendido a la sociedad catalana de los ataques violentos.

Sánchez no contempla sanciones a los Franco y estudiará cómo resignificar el Valle

El Gobierno no tiene interlocución con Torra, pero sí fluyen los contactos entre la vicepresidenta, Carmen Calvo, y su homólogo catalán, Pere Aragonès, o entre la portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, y su igual en ERC, Gabriel Rufián. El primero pedía este jueves de nuevo un diálogo "sin condiciones", que para los socialistas sigue siendo inaceptable, porque jamás aceptará un "diálogo fuera de la legalidad". "Hacen llamamientos al diálogo y lo que hacen es presentar resoluciones en el Parlament de Cataluña contraviniendo las sentencias del Tribunal Constitucional", agregó.

Violentos quieren "cronificar" la crisis

El presidente entonces fue preguntado por la resolución del Parlament pactada entre las fuerzas separatistas y que se debatirá en el pleno en unas semanas. "El Gobierno de España ha sido claro en esto: quien pise la frontera de la ley y la traspase, se va a encontrar con la respuesta serena y firme del Estado social y democrático de derecho. Que no haya duda, sobre todo para el conjunto de la ciudadanía catalana. Nosotros no vamos a permitir que se quiebre la convivencia, que se pongan en solfa la seguridad y las libertades de la sociedad catalana. Si eso no lo puede garantizar el presidente de la Generalitat, pues entonces tendremos un problema y responderemos de manera proporcional, pero responderemos", respondió. ¿Pensó en un 155 o en aplicar la Ley de Seguridad Nacional? "La templanza es sinónimo de fortaleza. Y la templanza es ser firme, ser proporcional y aspirar a una unidad que, desgraciadamente, no he tenido", respondió.

¿Ha pensado en un 155 o en la LSN? "La templanza es sinónimo de fortaleza", responde, apelando a la firmeza, proporcionalidad y unidad, que no le dan

Respecto a futuros indultos de los presos del 'procés', Sánchez se mantuvo en la posición expresada el pasado 14 de octubre, cuando el Tribunal Supremo comunicó la sentencia: "La sentencia está para ejecutarse y para cumplirse en su totalidad". Y la propuesta de una amnistía para los penados es "inconstitucional, ilegal y no tiene cabida en nuestro ordenamiento constitucional".

¿Puede haber más altercados, un rebrote? El presidente señaló que el Ejecutivo tiene "información" de que hay "grupos violentos" que quieren "cronificar esta crisis". "Pero lo que se van a encontrar es la respuesta serena y firme, en este caso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado". Respuesta policial, por tanto, dado que además la cooperación con los Mossos funciona "perfecta y milimétricamente".

Manifestantes durante los altercados del pasado 17 de octubre en Barcelona. (EFE)
Manifestantes durante los altercados del pasado 17 de octubre en Barcelona. (EFE)

"Discrepancia de fondo abismal" con Podemos

Sánchez se quejó además de cómo discurrió su visita exprés el pasado lunes a Cataluña. En el hospital Sant Pau, donde visitó al policía gravemente herido, recibió fuertes abucheos. El agente no ha recibido una llamada aún de las autoridades catalanas y él sintió "vergüenza" y "tristeza" por el comportamiento de unos funcionarios públicos que "no fueron capaces ni de recibir al presidente del Gobierno con las condiciones y el respeto que merece". "Imagino que habrán tenido órdenes de la Generalitat, de esa Generalitat que dice que quiere dialogar con el Gobierno de España", criticó.

E"l problema no es si va a ganar el PSOE por más o por menos. Necesitamos una mayoría amplia, que garantice la estabilidad necesaria", advierte

Por último, Sánchez insistió en su mensaje de que España necesita un Ejecutivo "fuerte", estable y "coherente". Y no lo habría sido con Unidas Podemos dentro, por la "discrepancia de fondo abismal" que les separa, por ejemplo, en la cuestión catalana. En políticas sociales ambas fuerzas sí están más próximas. El líder del PSOE, por tanto, sigue viendo contraindicaciones a una coalición.

Pedro Sánchez, ayer en Guadalajara con el presidente manchego, Emiliano García-Page. (EFE)
Pedro Sánchez, ayer en Guadalajara con el presidente manchego, Emiliano García-Page. (EFE)

El presidente se vacunó frente a un posible estancamiento de su partido. Los sondeos hasta ahora "unos por más, otros por menos, dan victoria al Partido Socialista, pero el problema no es si va a ganar el Partido Socialista por más o por menos". "Necesitamos una mayoría parlamentaria amplia, que garantice la estabilidad necesaria para poder sacar adelante todos los problemas que tenemos adelante, y eso no se va a poder abordar si lo que al final gana es el bloqueo" o una fragmentación parlamentaria que conduzca a la parálisis. A su vez, lanzó un mensaje a los que aún se piensan qué hacer el 10-N: "La gente más indecisa, porque es cierto que en una repetición electoral hay más gente indecisa, tiene que saber que la indecisión no saca a España del bloqueo".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
53 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios