CRITICA EL "TACTICISMO PERMANENTE" DE SÁNCHEZ

Aragonès pide diálogo en Madrid y alerta de que una gran coalición ampliará el conflicto

En un discurso sin medias tintas, el vicepresident ha asegurado durante un desayuno informativo que "el Estado de las autonomías ha muerto y el camino a la independencia es irreversible"

Foto: El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, durante su intervención este jueves en un desayuno informativo en Madrid. (EFE)
El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, durante su intervención este jueves en un desayuno informativo en Madrid. (EFE)

El vicepresident Pere Aragonès ha reiterado en Madrid su petición al Gobierno de Pedro Sánchez para iniciar un diálogo entre administraciones, sin resignarse a poner sobre la mesa tanto la "amnistía" de los "presos políticos" como la "autodeterminación". Durante un desayuno informativo organizado por Europa Press, el dirigente republicano ha ahondado en su propuesta para crear una "mesa de diálogo", con reiteradas llamadas a Sánchez para que coja el teléfono al president Quim Torra, aunque sin demasiadas expectativas debido al "tacticismo permanente" del Gobierno, incrementado ahora por el periodo electoral. "Si se quiere una campaña electoral impoluta para llegar al 10-N con los menos rasguños posibles que se diga directamente", afeó al PSOE, a quien animó a "poner las luces largas porque quien se quede en el regate corto será un agente activo del bloqueo y no una solución al problema".

Para el líder de ERC coja fuerza la posibilidad de una gran coalición entre socialistas y populares tras las elecciones generales, lo cual solo "perpetuará el conflicto", según ha alertado, al tiempo que ha asegurado que "el independentismo va a ganar las elecciones generales en Cataluña". "El Sánchez del 'no es no', paradójicamente, puede formar una gran coalición, lo que significaría tranquilidad para los agentes del 'statu quo' pero sería una pésima noticia para os que queremos encontrar una solución democrática y pacífica". En esta línea, ha planteado que el actual contexto político precisa del concurso de estadistas, "no de candidatos, no de propaganda", menos todavía de "parapetarse en la derecha, que necesita del conflicto para cohesionar a su electorado".

La representación del Gobierno en el encuentro informativo con el vicepresident ha sido meramente testimonial, reduciéndose a la secretaría general del ministerio de Política Territorial y al Alto Comisionado de la Agenda 2030. Tampoco se han prodigado desde otras formaciones políticas, con la ausencia de representantes de PP, Ciudadanos o Podemos, y limitándose a diputados y senadores del partido de Aragonès, encabezados por Gabriel Rufián, o el senador de Bildu Gorka Elejabarrieta. Desde la sociedad civil ha asistido el secretario general de UGT Pepe Álvarez.

En un discurso sin medias tintas, Aragonès ha asegurado que "el Estado de las autonomías ha muerto y el camino a la independencia es irreversible". Un camino que definió como "democrático, cívico y pacífico" en el que emarcó una consulta frenta a la que la respuesta "no puede ser siempre un no" y, muchos menos, dijo, "de la aplicación del Código Penal" en referencia a la sentencia del procés. A pesar de su exposición y de las últimas iniciativas llevadas al Parlament con el consenso de posconvergentes, republicanos y CUP, el vicepresident de la Generalitat ha negado que se esté retomando la vía de la unilateralidad.

A pesar del distanciamiento entre Gobierno y Govern profundizado tras la crisis generada por las reacciones a la sentencia del procés, existe un canal de diálogo, precisamente entre Aragonès y la vicepresidenta Carmen Calvo. Así lo ha reconocido el dirigente republicano: "Hemos tenido diferentes formas de comunicación". Con todo, entiende que esta vía "no puede sustituir el diálogo entre el presidente Sánchez y el president Torra", dijo, para remachar "ya sé que no le gusta, pero es lo que hay" porque "al president de la Generalitat no lo elige el Gobierno".

Ha negado también Aragonès que desde su formación se estén promoviendo un adelanto electoral en Cataluña tras el 10-N, aunque ha evitado ser rotundo. "No es el escenario central en el que trabajamos", ha argumentado para asegurar que su preocupación ahora se centra en buscar un acuerdo para sacar adelante los presupuestos de la Generalitat: "No contemplamos a día de hoy otra alternativa", a pesar de que no cuentan con el imprescindible apoyo de los comuns. A pesar de todo ha reconocido que existen "posicionamientos distintos" entre su formación y los posconvergentes.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios