la causa está secreta

Registran la casa del abogado de Puigdemont por blanqueo del narco Sito Miñanco

Fuentes cercanas a la investigación apuntan a que se están registrando tanto el despacho que tiene en Madrid como un domicilio con el que cuenta en Zarzalejo, municipio situado en la sierra oeste

Foto: Gonzalo Boye, el abogado de Puigdemont, durante el registro. (Reuters)
Gonzalo Boye, el abogado de Puigdemont, durante el registro. (Reuters)

La jueza de la Audiencia Nacional María Tardón ha ordenado el registro del despacho y domicilio de Gonzalo Boye, abogado de Carles Puigdemont y Quim Torra, en el marco de una operación en la que se investiga el blanqueo de capitales del narcotraficante Sito Miñanco, de cuya defensa se hizo cargo el letrado en 2018, explican a El Confidencial fuentes cercanas a la investigación. La causa, declarada secreta, pone el foco en si Boye ayudó al narcotraficante a poner en marcha una estructura societaria para blanquear sus ganancias. La operación se ha saldado sin detenidos por el momento, pero tanto el abogado como otros dos investigados han sido citados a declarar el próximo miércoles en la Audiencia Nacional.

Las fuentes consultadas apuntan a que la policía ha registrado el despacho de Boye en Madrid y su domicilio en Zarzalejo, municipio situado en la sierra oeste. La operación la dirige de forma coordinada la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) y la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco), agentes que actúan bajo la batuta del juzgado central de instrucción 3 de la Audiencia Nacional. Además de las propiedades de Boye, también se están registrando otros tres despachos relacionados con el narcotraficante gallego y se investiga a dos personas más por los mismos hechos.

Fuentes cercanas a la operación explican que las pesquisas se centran en los intentos del abogado por recuperar los 889.000 euros que fueron incautados en febrero de 2017 en el aeropuerto de Madrid-Barajas, dinero que se halló en el equipaje de cinco ciudadanos colombianos que regresaban a su país y a los que se relaciona con Sito Miñanco: se sospecha que el gallego y sus hombres enviaban a Colombia parte del dinero que obtenían de la venta de droga, línea de investigación que parte de la conocida como operación Mito.

A Boye también se le sitúa en una reunión celebrada en junio de 2017 en Madrid con varios miembros de la trama, entre ellos, la hija del narcotraficante gallego, a lo que se suma que en conversaciones intervenidas a los colombianos se apunta directamente al abogado como el encargado de recuperar este dinero. Las fuentes consultadas subrayan en este sentido que Boye trató de conseguirlo mediante una serie de pagarés que, según los primeros indicios, eran falsos.

La operación no tiene nada que ver con Puigdemont, pero el 'expresident' no ha dudado en criticar la misma a través de Twitter este viernes: "Guerra jurídica a todo trapo. Cuando alguien les gana las partidas y los deja en evidencia, embisten sin miramientos. Ahora que encaramos la tercera euroorden, a Boye le pretenden hacer difícil su trabajo. No lo conseguirán. Todo el afecto a su familia y trabajadores del despacho".

Gonzalo Boye, durante el registro en Madrid. (Reuters)
Gonzalo Boye, durante el registro en Madrid. (Reuters)

La reciente condena a Miñanco por blanqueo

José Ramón Prado Bugallo, más conocido como 'Sito Miñanco', fue condenado el pasado enero a cuatro años de prisión y al pago de una multa de seis millones de euros por blanqueo. El histórico narcotraficante, que ha pasado más de 23 años en prisión, fue detenido en febrero de 2018 ante la sospecha de que estaba liderando una nueva organización criminal mientras disfrutaba del tercer grado penitenciario, arresto que se produjo el 5 de febrero en Algeciras en una macrooperación en la que cuatro agentes resultaron heridos.

El juicio se celebró en octubre de 2018 en la Audiencia Provincial de Pontevedra y las primeras sesiones se centraron en los años ochenta y noventa. Miñanco fue detenido en esa época en una operación por contrabando de tabaco e ingresó en la cárcel, donde conoció a miembros del cártel de Medellín como Jorge Luis Ochoa. Su salto a la cocaína se gestó a través de estos contactos, origen de su detención en 1994 por introducir 2,5 toneladas de dicha droga, lo que le costaría una pena de 20 años de prisión. Miñanco, sin embargo, lo negó todo ante el juez: “Yo no conocí a ningún miembro de ningún cártel en la cárcel, eso lo inventó la prensa y es una mentira tan grande como esta Audiencia”.

La estrategia de su abogado, Gonzalo Boye, también pasó por poner el foco en su pasado como contrabandista de tabaco y en dejar a un lado su relación con el narcotráfico, argumentos que no convencieron al tribunal: el 23 de enero, Miñanco, su exmujer y una de sus hijas fueron condenados a cuatro años de prisión por blanquear dinero del narcotráfico a través de la sociedad inmobiliaria San Saturnino. Boye, por su parte, fue multado con 2.000 euros por 'vapear' durante la sesión del juicio el 12 de noviembre de 2018, actitud que el juez tachó de “irrespetuosa y desconsiderada”.

No es la primera vez que Boye consta como investigado. El abogado, de nacionalidad chilena y con estudios no terminados de Políticas y Economía, vino a España en 1987 para trabajar en su propia consultora. En 1992, fue detenido por colaborar con ETA en el secuestro de Emiliano Revilla, hechos por lo que fue condenado en 1996 a 14 años entre rejas, tiempo en el que aprovechó para matricularse en la UNED y sacarse la licenciatura de Derecho. En 2002, seis años después de ingresar en prisión, fue puesto en libertad.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios