Navantia construye un buque para Erdogan

El Gobierno se apunta al embargo a Turquía, pero mantiene el contrato con su Armada

Navantia mantiene el contrato suscrito con los astilleros turcos para construir un buque gemelo del Juan Carlos I, que con 230 metros de eslora es el mayor buque de la Armada española

Foto: Operarios de los astilleros de Navantia, en San Fernando (Cádiz). (EFE)
Operarios de los astilleros de Navantia, en San Fernando (Cádiz). (EFE)

La ofensiva del Ejército turco en Siria ha complicado las relaciones del Gobierno español con el régimen de Tayyip Erdogan en el capítulo de unos compromisos de cooperación en la industria de Defensa ahora incómodos para el gabinete de Pedro Sánchez, en funciones y metido en precampaña electoral. El Ejecutivo hizo público este martes un comunicado para anunciar que va a denegar nuevas licencias de exportación a Turquía de material susceptible de ser utilizado en Siria mientras la empresa pública Navantia confirmaba que mantiene el contrato suscrito con los astilleros estatales de ese país para la construcción de un buque anfibio portaeronaves. Se trata del Anadolu, gemelo del Juan Carlos I, que con 230 metros de eslora es el mayor buque de la Armada española.

La cooperación entre España y Turquía queda también de relieve con el despliegue de una batería de misiles Patriot del Mando de Artillería Antiaérea del Ejército español en la ciudad de Adana desde 2015, dentro de una misión de la OTAN.

El origen de esa ayuda también está en la guerra de Siria, cuando la Alianza Atlántica solicitó al Gobierno español que contribuyera a aumentar las capacidades defensivas de Turquía derivadas de la guerra civil en Siria, procedentes tanto del régimen de Bashar el Asad —que utilizaba sus misiles Scud contra las fuerzas rebeldes— como del Daesh, que amenazaba entonces con hacerse con el control de uno de los arsenales balísticos del ejército sirio.

El contrato suscrito por Navantia con Sedef, los astilleros estatales turcos, para dotar a su Armada de un moderno buque multiusos como el Juan Carlos I y cuatro lanchas de desembarco, fue firmado hace cuatro años y ha supuesto 900.000 horas de trabajo para los astilleros españoles.

Navantia aporta el diseño, la transferencia de tecnología, equipos y asistencia técnica para su construcción en Turquía, así como los motores, la turbina y el sistema integrado de control de plataforma, mientras que la industria local aporta el armamento para el Anadolu.

La vigente cooperación con la Armada turca se queda al margen del embargo anunciado por el Gobierno de Pedro Sánchez, que se limita a futuras licencias de exportación de material susceptible de ser empleado en el conflicto sirio. En su comunicado, el Ejecutivo en funciones condena la acción militar de Erdogan por sus "desastrosas consecuencias humanitarias" que "se añaden al profundo y largo sufrimiento del pueblo sirio".

También lamenta el Gabinete de Sánchez que la ofensiva aumente el número "ya considerable" de refugiados y desplazados, dificulte la ayuda humanitaria y "ponga en peligro la estabilidad y la seguridad de la región".

El Gobierno cree que la acción militar emprendida por Turquía "hace más difícil" la consecución de la paz en Siria y, además, "da nueva vida" a la organización terrorista Daesh; todo ello poniendo en peligro "la unidad, la soberanía y la integridad territorial del Estado sirio". No obstante, el Ejecutivo en funciones confirma la permanencia de la batería de misiles en el país para contribuir "a la paz y la estabilidad en la región".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios