GRITAS ENTRE PODEMOS Y EN COMÚ PODEM

Pablo Iglesias llama a "respetar y asumir" la sentencia y los comuns la ven "inaceptable"

Mientras el líder de Podemos entiende que "todo el mundo tendrá que respetar la ley y asumir la sentencia", aun criticando la judicialización del conflicto, los comuns muestran su indignación

Foto: El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias (izda), y el portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, durante la fallida sesión de investidura. (EFE)
El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias (izda), y el portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, durante la fallida sesión de investidura. (EFE)

La condena del Tribunal Supremo a entre 13 y 9 años de cárcel a la mayoría de presos del procés ha generado grietas entre Podemos y su confluencia catalana, que han valorado de muy diferente forma el fallo del alto tribunal, tanto en el fondo como en las formas. Pablo Iglesias ha manifestado tras conocerse el fallo que "todo el mundo tendrá que respetar la ley y asumir la sentencia", si bien entiende que a partir de hoy "toca arremangarse y trabajar por reconstruir puentes entre una sociedad catalana dividida y entre parte de la sociedad catalana con la sociedad española. Recorrer, con sensibilidad e inteligencia política, el camino de la imprescindible reconciliación, sin excluir ninguna vía que pueda ayudar a ella".

Desde En Comú Podem han marcado distancias al expresar su "indignación" ante una sentencia que han calificado de "injusta". A través de un comunicado condenan a la judicialización de la política y critican "la violencia utilizada por la Policía Nacional y la Guardia Civil, controladas por el gobierno de Rajoy, tal y como acredita el hecho de que decenas de mandos y agentes policiales estén imputados a instancias del Ayuntamiento de Barcelona por las cargas contra ciudadanos indefensos el 1 de octubre de 2017". Su líder en el Congreso y cabeza de lista, Jaume Asens, se ha referido a la sentencia a través de las redes sociales como una "aberración", criticando que "convertir un ejercicio de derechos fundamentales en sedición es un grave ataque a la democracia".

Para Izquierda Unida tampoco es aceptable "ni política ni jurídicamente que una movilización popular y no violenta sea equiparada a una rebelión ni a una sedición, aunque haya reivindicado objetivos políticos no previstos en nuestra Constitución". Es por ello que desde la formación liderada por Alberto Garzón indican que "el hecho de que el Tribunal Supremo haya impuesto condenas de prisión -en este caso además muy elevadas- nos parece sumamente desproporcionado a la vista del nulo impacto institucional de las actuaciones realizadas por los condenados, que quedaron en meras proclamaciones políticas". Asimismo, la Comisión Colegiada de Izquierda Unida añade en un comunicado que "ninguna condena ayuda a encontrar una solución política al conflicto existente en Cataluña, sino que mas bien con estas se vuelve a crispar el ambiente político".

Iglesias pide ahora sensibilidad para "recorrer camino de la imprescindible reconciliación, sin excluir ninguna vía que pueda ayudar a ella"

Los comuns hacen también un llamamiento al resto de fuerzas catalanas para expresar "una respuesta transversal y unánime a la sentencia, centrada en la exigencia de la libertad de los presos y las presas políticas". Iglesias, por su parte, se anticipa rechazando "los discursos que buscan criminalizar a los catalanes y catalanas que hoy se manifestarán pacíficamente en repudio a la sentencia condenatoria contra sus líderes. El derecho de reunión y manifestación es sagrado en democracia. El derecho de reunión y manifestación es sagrado en democracia".

Iglesias sí recoge el guante que los comuns lanzan a "las fuerzas políticas progresistas del Estado" para "centrarse en la vía del diálogo y las soluciones efectivas" de cara a "resolver el conflicto existente". El líder de Podemos entiende que "más allá de los debates estrictamente jurídicos, esta sentencia pasará a la historia de España como símbolo de cómo no hay que abordar los conflictos políticos en democracia", por lo que apela también "a la responsabilidad del conjunto de las fuerzas políticas para abrir una nueva etapa de diálogo que rechace la confrontación y que se marque como objetivo la búsqueda de soluciones políticas y democráticas a un conflicto que nunca debería haber sido judicializado".

Los comuns demandan "una respuesta transversal y unánime a la sentencia, centrada en la exigencia de la libertad de los presos y las presas políticas"

El rechazo a la hipotética aplicación del artículo 155 sí genera unanimidad dentro del grupo confederal de Unidas Podemos. Para Iglesias, "las apelaciones al diálogo deben dejar de ser un recurso meramente retórico y servir para desterrar la idea de una intervención del autogobierno catalán que se ha demostrado fallida y contraproducente. Respetar el voto de los catalanes es también condición de posibilidad de la reconciliación". Así, concluye que "frente a las derechas incendiarias y a un PSOE riverizado que agita el artículo 155 de forma irresponsablemente electoralista, Unidas Podemos tiene que representar otra idea de España basada en la empatía, el diálogo y la fraternidad".

Los comuns se oponen también "a las amenazas directas e indirectas del PP, C 's y el PSOE, de aplicar el artículo 155 de la Constitución y la Ley de Seguridad Nacional que, como se ha demostrado en el pasado, no es ninguna solución política sino un grado más en el conflicto existente", pero van un paso más allá. En la línea de promover una respuesta conjunta al resto de fuerzas catalanas, a través de un comunicado dicen mostrar su compromiso para impulsar "todas las iniciativas políticas, institucionales y jurídicas necesarias para facilitar la salida de prisión de las personas condenadas y el retorno de las personas exiliadas".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios