la negrura de la cabeza se debe a las llamas

La cabeza de Jesús María en Castro Urdiales fue quemada, no hervida

Hay una persona detenida, Carmen, de 61 años. La detención se precipitó después de que los investigadores avisaran a la mujer de que querían registrar su casa

Foto: La guardia civil inspecciona la casa donde vivía la pareja de Castro Urdiales. (EFE)
La guardia civil inspecciona la casa donde vivía la pareja de Castro Urdiales. (EFE)

Desde el inicio de las pesquisas, la Guardia Civil trabajó con la convicción de que la cabeza de Castro Urdiales había sido hervida. Así se lo trasmitieron los especialistas tras un primer examen visual a los investigadores y al juez instructor del caso.

Sin embargo, tras haber sometido el resto óseo a múltiples pruebas en los laboratorios, un nuevo informe de criminalística afirma en sus conclusiones que el cráneo fue quemado. De hecho hay manchas negruzcas en uno de sus extremos. Al principio se creyó que se habían producido al consumirse el agua y mantenerse el fuego, pero ahora están seguros de que fueron producidas por el efecto directo de las llamas.

Un vehículo de la Guardia Civil sale de los juzgados de Castro Urdiales con la mujer detenida. (EFE)
Un vehículo de la Guardia Civil sale de los juzgados de Castro Urdiales con la mujer detenida. (EFE)

Hay una persona detenida, Carmen, de 61 años. La detención se precipitó después de que los investigadores avisaran a la mujer de que querían registrar su casa. Buscaban indicios de su marido, Jesús María, desaparecido desde el mes de febrero.

Ella, antes de que llegaran, acudió a casa de su vecina y le entregó una caja. Le pidió que se la guardara con la excusa de que había varios juguetes sexuales dentro y que no quería que la Guardia Civil pensase mal de ella. La buena mujer escondió la caja pero un mes después no pudo aguantar la curiosidad y curioseó en su interior. Se encontró un cráneo envuelto en papel de aluminio.

Puerta precintada por la Guardia Civil tras terminar la inspección de la casa de Jesús María. (EFE)
Puerta precintada por la Guardia Civil tras terminar la inspección de la casa de Jesús María. (EFE)

Las pruebas de ADN determinaron que se trataba de Jesús María Baranda. Aquello provocó su inmediato ingreso en prisión provisional sin fianza. Mientras ella guarda silencio la guardia civil trata de resolver el misterio.

Es imposible que el cuerpo del desaparecido fuese quemado en la casa, lo que complica muchísimo el caso. Jesús María era un hombre corpulento, ¿cómo sacó el cuerpo de la casa? ¿Entero? ¿Dónde lo quemó? ¿Qué había en las bolsas grandes, pesadas y opacas que Carmen ordenó a la mujer de la limpieza tirar a los contenedores a los pocos días de la desaparición de Jesús María? ¿Cómo se puede hacer un fuego en pleno febrero, que no es temporada de quema, sin que nadie se diera cuenta? ¿Por qué Carmen recogió el cráneo de su pareja y se lo llevó a casa?

Son muchas las incógnitas que todavía quedan por resolver, pero la principal es averiguar dónde está el cadáver.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios