ANÁLISIS DE LOS EXPERTOS

Ahora España, Más País... ¿Por qué los partidos se envuelven en la patria el 10-N?

España está por todas partes. En el eslógan del PSOE, en el de Vox, en el partido de Errejón, en la calle Génova... Los expertos coinciden: detrás hay un gran componente estratégico

Foto: El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. (EFE)
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. (EFE)

Cuando hace unos días Íñigo Errejón confirmó su salto a las elecciones del 10-N de la mano de su nuevo partido —que tiene menos de un año—, apareció la primera incógnita. Cómo se llamaría teniendo en cuenta que hasta el momento solo había utilizado una marca madrileña. Al final, las bases estaban en lo cierto cuando coreaban "Más País", que será el nombre que aparezca en la papeleta. A pesar de que Errejón evitó la palabra España, en la decisión destaca claramente un elemento patriótico lleno de intencionalidad.

Días después el PSOE movía ficha con una estrategia clarísima, que sorprendió a izquierda y derecha. "Ahora, Gobierno. Ahora, España" es el lema que Pedro Sánchez ha presentado en esta precampaña, coincidiendo con el aumento de decibelios en su discurso sobre Cataluña —con mención expresa a la Ley de Seguridad Nacional y a una posible aplicación del 155—.

En solo unas horas, Vox, el partido de ultraderecha de Santiago Abascal, presentaba el suyo en una respuesta evidente a los socialistas: "España siempre". PP, Ciudadanos y Unidas Podemos siguen sin hacer público eslogan alguno, pero lo que ya parece estar claro es que el concepto de España será la principal munición para unos y otros en la campaña del 10-N.

Los expertos en comunicación consultados por este diario aseguran que detrás de este 'ataque patriótico' hay, sobre todo, mucha estrategia. "Cada uno persigue una cosa. La coincidencia es lo electoralista y no lo asocio tanto a lo indentitario, sino a la pura estrategia", explica José Manuel Sánchez Duarte, profesor de Comunicación Política en la URJC de Madrid. De hecho, como señala Luis Tejero, consultor de asuntos públicos de 'MAS Consulting', "recurrir a la idea de país" es algo bastante frecuente en los eslóganes de campaña: "En los últimos 15 años lo han hecho prácticamente todos, de izquierda a derecha, desde el "Merecemos una España mejor" de Zapatero hasta la "España en serio" de Rajoy.

Fachada de la calle Génova 13 este jueves. (PP)
Fachada de la calle Génova 13 este jueves. (PP)

La cuestión es que en este 10-N parece estar muy presente. El politólogo y profesor de la Universidad Carlos III Pablo Simón, entiende que el patriotismo tan explícito en los lemas tiene además de ese componente estratégico ("identificar qué actor es el más vulnerable—y todo apunta a que puede ser Ciudadanos— para captar a ese electorado en riesgo"), uno del todo contextual: "Da la impresión de que todos los partidos se anticipan a lo que pueda pasar con la sentencia del 'procés'. El PSOE está entendiendo que tal vez a su izquierda no pueda crecer mucho más y tiene que ir a por el votante de centro que, en este contexto catalán, pide estabilidad, orden y defensa del país", explica.

Si en algo coinciden todos los consultores es en que la verdadera sorpresa la dio el Partido Socialista. Sánchez Duarte insiste en que el paso al frente de Sánchez (fue el primer gran partido en desvelar un lema tan arriesgado) intenta controlar hacia donde se dirigirá la campaña. "La recuperación del término España enlaza con el primer Pedro Sánchez de 2015, que posó junto a su mujer con una bandera nacional inmensa. Es un símbolo de moderación que evita el eje izquierda-derecha y se centra en un discurso posibilista, de Gobierno y estable".

En esa misma línea se pronuncia César Calderón, politólogo y CEO de Redlines, que apunta a que el PSOE "se sacude los complejos más típicos de la izquierda" con lo patriótico, y se lanza a recuperar la idea de España. "Al incluir el nombre del país en sus carteles de campaña, busca el doble objetivo de desactivar a quienes lo acusan de ser tibio o condescendiente con los independentistas y, por otro lado, presentarse como el único partido progresista que no se avergüenza de España", asegura Tejero.

Pero ¿tiene riesgos esta decisión para el PSOE? Calderón piensa que sí. "Es sorprendente que los socialistas decidan en este momento apostar por las ideas de la patria, lo simbólico y lo nacional tan propias de la derecha. Tiene mucho que perder", zanja. No es el único. La politóloga y presidenta de Acop, Verónica Fumanal, reconoce muchas dudas respecto al movimiento del PSOE. "Los giros de timón tan bruscos hacen que pierdas tu posición. Puedes dejar de ser creíble con un discurso del 155 que parece igual al de Rivera cuando, hasta ahora, el entendimiento con los partidos nacionalistas, por ejemplo, ha sido mucho mayor", explica la consultora.

Los motivos del giro del PSOE sí están claros para Fumanal: "Mientras que la campaña del 28-A estuvo muy alejada del asunto catalán, la del 10-N será completamente distinta. El otoño caliente que viene era esperado con la sentencia a las puertas. Y frente a eso el PSOE podía hacer dos cosas: obviar la sentencia —algo difícil desde el Gobierno de España— o afrontarlo. Ha decidido coger el toro por los cuernos. La cuestión es que puede ser poco creíble. Puede conquistar al votante de centro, pero decepcionar al de la izquierda haciendo que parezca más creíble Unidas Podemos", explica.

La situación de precrisis económica también puede tener mucho que ver con la utilización de la palabra España, apunta Ignacio Martín Granados —vicepresidente de Acop—. "Es un momento en el que hablar de país, España, fuerza, defensa… gana muchos puntos". Los expertos coinciden en que frente a la estrategia de bloques y confrontación, el 10-N (una repetición electoral pocos meses después) se jugará en un terreno completamente distinto: el de la moderación. "El lema del PSOE también es inclusivo y es una frase con la que se pueden identificar electores tanto de izquierda como de derecha. Intenta representar a la mayoría", explica Martín Granados.

La elección de los partidos que faltan por descubrir su lema se conocerá en pocos días. Todos los expertos dan por hecho que Ciudadanos incluirá alguna clave patriótica. Los naranjas ya lo hicieron en las pasadas generales con el "Vamos España", y además forma parte de la esencia de su ideario. En el caso de los populares, no está claro. A lo largo de esta semana el PP lanzó una campaña en la que cada día descolgaba una lona gigante de la sede de su formación en Génova. La de este jueves era clara. La pregunta fue: "¿Izquierda o derecha?". Por la tarde, entre mucha expectación, enseñaba la respuesta: "España".

Pablo Simón asegura que el PP ahora está ajustando un discurso moderado, tras la debacle electoral de abril en la que Pablo Casado apostó por un discurso duro que competía directamente con Vox. "Yo creo que el PP se va a implicar mucho en la economía y en seguir en un discurso que huya del miedo". El profesor de la Carlos III se remite al lema escogido por los populares el pasado 28-A con el que finalmente no cumplieron: "Centrados en ti", decía el eslogan. "Un mensaje que habla de centrarse, de moderarse y de poner al ciudadano en el centro". No lo hicieron en abril, pero podrían hacerlo en noviembre.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios