MANTENERSE COMO TERCERA FUERZA, CRUCIAL

Rivera prioriza mantener los escaños rurales de Castilla y León para 'salvar' el 10-N

El 28-A, Cs logró diputados en ocho de las nueve circunscripciones. El partido fija como una prioridad total para seguir siendo tercera fuerza el volver a conquistar la España rural

Foto: Albert Rivera, durante un acto de campaña el pasado abril, en Valladolid. (EFE)
Albert Rivera, durante un acto de campaña el pasado abril, en Valladolid. (EFE)

Mientras todas las encuestas apuntan a una caída de Ciudadanos en las elecciones del 10 de noviembre, el partido de Albert Rivera diseña una campaña centrada en atacar su mayor riesgo: la desmovilización. En la cúpula naranja no temen tanto las fugas a otros partidos como la actitud que tomará su propio electorado, al que más le cuesta movilizarse e ir a votar. De hecho, el último CIS de septiembre reflejaba una bajada de tres puntos en el caso de Ciudadanos, a pesar de que el PP apenas subía medio punto. Unos datos que en el partido achacaban al menor entusiasmo que en estos momentos existe entre sus votantes, a los que deben volver a arengar en las próximas semanas.

El éxito del 28 de abril para los de Rivera tuvo mucho que ver con eso. A pesar de que la izquierda logró una altísima movilización, los simpatizantes de Ciudadanos se activaron en los últimos días de forma muy notable, dando un resultado al partido naranja sin precedentes hasta el momento: 57 diputados, solo nueve por debajo del PP. La formación seguirá apostando por sus feudos consolidados mirando a las grandes ciudades —Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana o Cataluña—, aunque en esta cita electoral hay una novedad importante: considerar Castilla y León como "territorio prioritario", con el objetivo de mantener los escaños que tanto les auparon la pasada cita electoral al conquistar buena parte de la España rural.

Ciudadanos sacó escaño en ocho de las nueve circunscripciones castellanoleonesas (solo se quedó sin diputado en Soria, que apenas reparte dos). Para igualar los resultados —o al menos quedarse cerca de ellos—, será crucial mantenerse como tercera fuerza en la comunidad autónoma. A pesar de que las repeticiones electorales suelen llevar a un marco de polarización entre los grandes partidos, fuentes de la formación apuntan a la consolidación experimentada en los últimos meses en Castilla y León —"tenemos un suelo de electores muy potente", apuntan en la cúpula— resaltando que no es lo mismo afrontar una campaña desde el Gobierno que desde la oposición. Desde mayo, Ciudadanos gobierna la comunidad en coalición con el PP.

Los datos avalan las pretensiones del partido de Rivera. Castilla y León es la comunidad de España en la que más cargos públicos tiene el partido —771 en total (un 25% de todos sus cargos), de los que 744 son concejales, 14 son diputados provinciales y 13, diputados autonómicos—. Burgos, por ejemplo, cuenta con 209 cargos institucionales, lo que la convierte en la provincia con más representación naranja de la región y de toda España. El burgalés, a pesar de considerarse uno de los escaños 'reñidos', tiene un amplio margen según el 28-A. Ciudadanos consiguió casi el 20% del voto, cuatro puntos por encima de la media nacional.

En circunstancias más adversas se encuentra Palencia. Los socialistas consiguieron superar los 33.058 votos, mientras que Ciudadanos consiguió su escaño con 16.751 papeletas. Un caso similar al de Zamora, donde los naranjas tendrán igual de complicado retener a su diputado. Lo obtuvieron con 18.625 votos, mientras que el PSOE sacó también un escaño pese a alcanzar los 34.357 votos. La insistencia del PP por "recuperar" todo el camino perdido en esta región es constante. Y eso que es mucho. De obtener el 44% del voto en 2016, los populares se quedaron en el 26%.

Albert Rivera (i) y el presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes (d). (EFE)
Albert Rivera (i) y el presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes (d). (EFE)

La formación naranja entiende que el 10-N debe ser "una oportunidad" para reivindicar la presencia de los partidos nuevos, ya concebidos como opciones de gobierno. Este será uno de los ejes en los que se moverá Ciudadanos, que aún ajusta el enfoque de una campaña "respetuosa y poco intrusiva" en medio de un evidente clima social de hartazgo político.

La cabeza de lista por Burgos, Aurora Nacarino —repite por segunda vez tras la breve legislatura—, insiste en la importancia de mantener un electorado fuerte en las grandes ciudades al tiempo que se consigue en las zonas rurales. Es el caso de Ciudadanos, al menos en las últimas generales. "Es síntoma de la cohesión de un país", explica, frente a las grandes crisis que se viven en países similares —el Brexit en el Reino Unido, los chalecos amarillos en Francia o el auge de Trump en EEUU— fruto de la brecha que existe entre las grandes urbes y la población del campo.

El programa tan centrado en medidas reales para combatir la despoblación y dar oportunidades profesionales a los rincones más vaciados de España fue una de las claves el pasado abril en el partido de Rivera. La campaña en esta ocasión será más corta (siete días frente a los 14 habituales, por tratarse de una repetición electoral), aunque en el partido seguirán apostando por actos sectoriales en los que presenten una vez más los principales temas que defienden.

La cabeza de lista a las elecciones generales por Valladolid, Soraya Mayo. (EFE)
La cabeza de lista a las elecciones generales por Valladolid, Soraya Mayo. (EFE)

En el caso de provincias más grandes como Valladolid —donde Ciudadanos también superó el 20% del voto, con Soraya Mayo a la cabeza de esa circunscripción, que reparte cinco escaños—, el partido naranja pretende poner el foco en los autónomos, ayudas a pymes e iniciativas de creación de empleo, con especial énfasis en las empresas de automoción y la industria agroalimentaria, dos sectores capitales en esta provincia.

Según ha podido saber este diario, el partido se volcará en mantener los resultados castellanoleoneses —tanto con los recursos propios de la campaña como haciendo que el 'mailing' (las papeletas de votación) llegue a todos los lugares, y con presencia de los principales dirigentes en las distintas provincias durante el próximo mes y medio—. Precisamente este viernes acude a Valladolid el secretario general del partido, José Manuel Villegas, a un desayuno informativo del presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes. La formación entiende que 'salvar' estos escaños puede ser crucial en el cómputo final del resultado. Empieza la carrera hacia el 10-N.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios